publicidad
Autoridades japonesas reportaron una cantidad, hasta el momento indeterminada, de agua radioactiva que se fugó al mar, proveniente de la planta nuclear de Fukushima.

Agua radioactiva de la planta de Fukushima se fugó al mar

Agua radioactiva de la planta de Fukushima se fugó al mar

Autoridades japonesas informaron que una cantidad, hasta el momento indeterminada, de agua radioactiva se fugó al mar del Océano Pacífico.

Autoridades japonesas reportaron una cantidad, hasta el momento indeterm...
Autoridades japonesas reportaron una cantidad, hasta el momento indeterminada, de agua radioactiva que se fugó al mar, proveniente de la planta nuclear de Fukushima.

Expertos trabajan para precisar la cantidad

TOKIO.- Una cantidad hasta el momento indeterminada, de las 12 toneladas de agua radioactiva que se vertieron en la central nuclear de Fukushima en Japón, acabó en el mar, de acuerdo con autoridades niponas.

La fuga de agua de la planta nuclear fue descubierta hace unos días en uno de los tubos utilizados para introducir líquido refrigerante en la instalación, informó la compañía eléctrica Tokyo Electric Power (Tepco), encargada de manejar la central.

Al parecer, el sistema de descontaminación del agua falló y 12 tonelada se habrían vertido a través de una zanja que comunica la planta con el mar, aunque según comentó Tepco, trabaja para precisar la cantidad de agua contaminada que fue echada en el Océano Pacífico.

publicidad

Pero esta no es la primera vez que se produce este tipo de incidentes, ya que el mes pasado, 120 toneladas de agua radioactiva terminaron en el sistema de descontaminación y 80 litros de agua contaminada habría llegado al mar.

Pese a que se logró parar el funcionamiento de la central nuclear de Fukushima dañada por el terremoto y tsunami que golpeó a Japón en marzo de 2011, el país aún enfrenta numerosos retos en cuanto a descontaminación y reparación, tareas que se estima, podrían extenderse durante décadas para evitar una catástrofe que pudiera rebasar el accidente nuclear de Chernobyl en 1986.

Una de las soluciones que Tepco ha propuesto para reducir las fugas es cubrir cemento el lecho marino en torno a la planta con el fin de evitar la propagación de sustancias radioactivas.

El lecho, a seis metros de profundidad, quedaría tapado con una capa de 60 centímetros de cemento para evitar que la arena contaminada en torno a la central se expanda durante los próximos 50 años.

Desde hace más de un año, las autoridades realizan pruebas para analizar el impacto del accidente en la vida marina de la zona y que se estima, entre el 21 de marzo y 30 de abril (el primer mes después del terremoto), se pudieron haber vertido cerca de 15 mil terabecquereles de cesio y yodoradioactivo.

Hasta el momento, el accidente nuclear provocó la evacuación de 80 mil personas y ha afectado gravemente la agricultura, ganadería y pesca de la zona.

publicidad

¿Crees que Japón pueda evitar un desastre nuclear? Opina en nuestros Foros

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad