publicidad
.

Agorafóbica dejó encierro de 20 años logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c27...

Sue Curtis, de 40 años, fue animada por los mapas de Google para salir a la calle, tras 20 años de encierro en su casa.

Agorafóbica dejó encierro de 20 años

Agorafóbica dejó encierro de 20 años

Una británica que llevaba recluida en su casa 20 años logró salir a la calle animada por las imágenes del mundo vía Internet.

Sue Curtis, de 40 años, fue animada por los mapas de Google para salir a...
Sue Curtis, de 40 años, fue animada por los mapas de Google para salir a la calle, tras 20 años de encierro en su casa.

Según informa la cadena pública británica BBC, Sue Curtis, de

40 años y madre de dos hijos, no había estado en un espacio público

desde 1989, cuando sufrió un ataque de pánico durante una visita a

una biblioteca.

Tal impacto causó en ella esa experiencia, que tuvo que casarse

en 2000 en el salón de su vivienda por miedo a salir a la calle,

temor que también le impidió asistir al funeral de su padre, lo que

obligó a llevar el féretro a su hogar.

Sin embargo, la señora Curtis, que reside en South Shields, al norte

de Inglaterra, se ha aventurado en las últimas semanas a pisar el

pavimento que hay fuera de su casa.

La mujer dio ese paso tras ver, a través de Google Street View,

la aplicación del famoso buscador que permite visualizar por

publicidad

Internet imágenes tomadas a pie de calle, el mundo que se estaba

perdiendo por su enfermedad.

"Puede que no parezca un paseo muy largo, pero para mí es

impresionante", indicó la mujer hace unos días.

A partir de su experiencia con Google, esta mujer británica

empezó a buscar consejos de auto-ayuda en Internet y halló

lecciones sobre técnicas terapéuticas que, según ella, le están

ayudando a emprender el camino de la recuperación.

"(Las lecciones) proponen diferentes ejercicios y me enseñan cómo

combatir mi ansiedad", dijo la señora Curtis, quien espera poner fin

a la pesadilla que ha vivido durante la mitad de su vida.

El ataque de pánico de 1989 sumió a esta madre británica en un

particular infierno que la postró en una cama, en la que sólo se

movía empujada por el ruido que sus hijos armaban jugando en la

cama.

publicidad

"Me asusté mucho. Llegué a un punto -relató- en que sufría entre

15 y 20 ataques al día. Mi peso se redujo a unas cinco piedras

(medida inglesa que equivale a 6,35 kilos) y acabé en la cama

durante 18 meses".

En los últimos años, la señora Curtis llegó a desarrollar fobias

a lavarse el pelo y los dientes, así como incluso a ponerse de pie.

Pero con la ayuda de Internet, la mujer se declara ahora

dispuesta a "superar la barrera" de sus miedos: "No veo ninguna

razón -confiesa con optimismo- por la que no pueda curarme en el

futuro y llevar de nuevo una vida normal".

Tantas ganas tiene Sue Curtis de culminar su recuperación, que ya

sueña con poder renovar su voto matrimonial en una iglesia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las escuelas en Estados Unidos están tan racialmente segregadas como en los 60's. ¿Podrían empeorar bajo el mandato de Donald Trump?
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
publicidad