publicidad

A Saddam le gusta el cereal con pasas

A Saddam le gusta el cereal con pasas

El ex líder iraquí, Saddam Hussein, presuntamente disfruta desayunar cereal con pasas y merendar con Doritos, según soldados que le custodiaban.

Así lo comentaron a la revista GQ para el mes de julio, que salió a los estantes el lunes. Dicen que Hussein era un gran admirador del presidente Ronald Reagan y pensaba que el presidente Bill Clinton era "normal". No piensa lo mismo de los dos presidentes Bush.

"Bush padre, hijo, no son buenos", dijo uno de los soldados, Jonathan "Paco" Reese, de 22 años, sobre las palabras de Hussein. Pero su compañero Sean O'Shea, de 19 años, dice que Hussein atenuó las críticas.

"Al final decía que no tiene resentimiento con Bush y que quería hablar con él para volverse amigos", le dijo O'Shea a la revista.

Un tercer soldado, Jesse Dawson, señaló que Hussein decía: "El sabe que no tengo nada, no tengo armas de destrucción masiva. El sabe que nunca las encontrará".

Los tres soldados fueron designados por el FBI para custodiar al ex dictador iraquí. La misión de nueve meses era tan secreta que no podían decirle a sus familias, comenta el artículo de GQ.

En el escrito, que dice que al ex dictador le gusta merendar con Doritos, se nombra a cinco soldados de la Guardia Nacional de Pennsylvania que aceptaron hablar sobre su experiencia, con el visto bueno del Ejército.

El grupo tuvo que firmar unos documentos en los que les quedaba prohibido dar detalles ni fechas sobre la encarcelación de Hussein. Sin embargo, si tenían permiso de hablar sobre su relación con el preso, señala el artículo.

publicidad

El Pentágono no ha comentado al respecto aludiendo que no ha visto tal artículo, dijo el lunes la portavoz Lynnette Ebberts.

Dijeron que Hussein no tiene privacidad en su celda y que reza cinco veces al día.

Por otra parte, Hussein se aprendió los nombres de sus captores y mostró interés en los detalles de sus vidas ofreciendo consejo paternal.

Estados Unidos invadió Irak en marzo de 2003 y Hussein fue capturado en cuando estaba escondido en un zulo en diciembre de ese año. Desde entonces ha estado encarcelado en un lugar desconocido y aguarda a ser juzgado.

A pesar de que piensa que el presidente Bush es "malo", el ex dictador iraquí rechazó que le guarde rencor y dijo que incluso le gustaría poder hablar con él. Según el artículo de la revista GQ, Hussein quiere dialogar con Bush porque cree que podría perdonarle y olvidar "todo lo ocurrido".

Eso es lo que le ha dicho el ex dictador iraquí a un grupo de guardias de seguridad de la prisión en la que está recluido a la espera de juicio, luego de que fuera detenido en diciembre de 2003, y que ahora han contado cómo vive el ex dictador, agregó la fuente.

Los soldados entrevistados dijeron que Reagan fue su "presidente favorito". Supuestamente, Hussein dijo que Reagan y él eran amigos, sobre todo por la ayuda que éste le ofreció al líder iraquí durante la guerra con Irán en la venta de aviones y helicópteros.

publicidad

"Saddam dijo: 'Quisiera que las cosas fueran como cuando Reagan era presidente' ", afirmó uno de los soldados citados por GQ.

Hussein "piensa que Bush le puede perdonar y olvidar todo lo que ha pasado", dijo O'Shea, mientras que otro de los soldados, Reese, indicó que le confesó que "nunca tuvo vínculos con Osama ben Laden", con base en la versión de GQ.

Respecto a su captura, Hussein dijo que se debió a la traición del único hombre que sabía dónde estaba escondido y que avisó a las tropas estadounidenses, que han dicho que su detención fue el fruto del trabajo de los servicios de inteligencia y no de una sola fuente.

"Saddam está muy enfurecido en este asunto", aseguró Dawson. "Se compara con Jesuscristo y cómo fue traicionado por Judas. Si su Judas no le hubiera vendido, nadie le hubiera encontrado jamás", señaló este soldado al citar declaraciones textuales del ex dictador.

Los guardianes ofrecieron una visión sobre la vida diaria de Hussein en la prisión que encaja con las fotografías que hace unas semanas dieron la vuelta al mundo y en las que se veía al ex dictador en ropa interior, en una celda semivacía, y lavando su ropa.

Según los soldados, Hussein -que desde el principio se interesó por detalles sobre su vida personal y con los que hablaba en inglés- hace su propio lavado de ropa, reza cinco veces al día y adora los cereales de procedencia estadounidense Raisin Brain que consume en el desayuno.

publicidad

Dawson dijo a la revista mensual que durante un tiempo le encantaban los Cheetos (especie de papas fritas con queso) pero que cuando se los sustituyeron por Doritos (otras frituras de tortillas tostadas) los devoraba.

El joven soldado comentó que Hussein "se podía comer una bolsa de tamaño familiar en tan sólo 10 minutos".

Con base en el testimonio de todos los soldados que dan su testimonio sobre su contactos con Hussein, en todo momento el ex dictador piensa "al 100 por 100 que sigue siendo presidente de Irak".

Por otro lado, un ex ministro estadounidense de Justicia, Ramsey Clark, junto con otros ex dirigentes franceses, argelinos y malasios, enviaron la semana pasada una carta abierta al presidente estadounidense, George W. Bush, pidiéndole que respete el derecho de Hussein al debido proceso.

El ex presidente de Argelia, Ahmed Ben Bella, el ex ministro francés de Relaciones Exteriores, Roland Dumas y el ex primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, escribieron esta carta solicitando que el ex líder iraquí "pueda escoger sus propios abogados y gozar de visitas familiares".

La solicitud se hace extensiva a "todos los responsables del ex gobierno iraquí".

Según los firmantes de la misiva, hasta la fecha, "todos los derechos fundamentales del presidente Hussein y otros ex funcionarios han sido violados consistentemente, poniendo en peligro la posibilidad de un juicio justo".

publicidad

"Toda violación a los derechos y la dignidad (de los acusados) será entendida como una revancha de los vencedores y el triunfo de la violencia militar sobre el derecho al debido proceso", manifestó Clark, en una conferencia de prensa en Washington.

El ex ministro de justicia se mostró indignado por del trato del gobierno de Bush a Hussein, y estimó que éste ha humillado al líder iraquí haciendo alarde mundial de fotos que violan su intimidad.

Irak no es "estadísticamente" más seguro

Irak no es más seguro hoy, en términos "estadísticos", de lo que era antes del derrocamiento de Hussen en 2003, afirmó el secretario de Defensa estadounidense Donald Rumsfeld.

Al ser interrogado por la cadena BBC británica sobre si Irak es más seguro desde que la invasion liderada por Estados Unidos derrocó a Hussein en abril de 2003, Rumsfeld respondió: "Bueno, estadísticamente no. Pero claramente ha ido mejorando con el correr del tiempo".

"En otras palabras, al final de la guerra el ejército (iraquí) huyó, fue capturado (...) y el país fue derrotado", dijo Rumsfeld al periodista David Frost en el programa Newsnight de la cadena BBC2.

"Entonces, la insurgencia fue creciendo durante un período de tiempo, y ha tenido sus altos y bajos", continuó el jefe del Pentágono. De todos modos "un montón de cosas malas que podrían haber sucedido no sucedieron", puntualizó.

publicidad

Rumsfeld acusó a Siria e Irán, vecinos de Irak, de tener fronteras "relativamente porosas" que permiten el paso de insurgentes.

A la pregunta de cuál de estos dos países es el que menos coopera, respondió: "Respecto a la insurgencia, diría que Siria".

"Respecto alos esfuerzos por tratar de influir sobre lo que está ocurriendo, Irán es el que está haciendo eso", dijo.

En total, 1,698 soldados estadounidenses han muerto en Irak desde la invasión en marzo de 2003, según las cifras más recientes del Pentágono.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad