publicidad

367 migrantes entraron a Hungría y están detenidos

367 migrantes entraron a Hungría y están detenidos

Del total, 316 están acusados de dañar la valla que el país europeo colocó en su frontera con Serbia y podrían ser castigados con prisión

Un total de 367 migrantes ingresaron en Hungría este martes, cuando entró en vigor una ley destinada a ilegalizar las entradas en el país, y todos ellos son objeto de un procedimiento judicial, anunció el miércoles la policía.

De los 367, 316 están acusados de haber dañado la valla de alambradas erigida en la frontera serbia, y 51 por haberla simplemente franqueado, delitos penados respectivamente con cinco y tres años de cárcel. 

El lunes, un récord de 9,380 migrantes entraron en Hungría, según la policía. En total, más de 200,000 pasaron por este país desde inicios de año.

Principal país de tránsito en Europa central para los migrantes que anhelan llegar a los países occidentales del continente, Hungría cerró en la madrugada del martes su frontera con Serbia, la más transitada.

Además de las penas de cárcel por franquear la alambrada construida a lo largo de los 175 km de la frontera, la nueva legislación permite sobre todo el despliegue del ejército a lo largo del trazado.

Lea: Hungría en emergencia por crisis migratoria

Entretando, un primer autobús con inmigrantes desde el sur de Serbia llegó este miércoles temprano a Sid, cerca de la frontera con Croacia, mientras cientos de refugiados seguían esperando una hipotética reapertura de la frontera húngara.

publicidad

Este primer grupo de 30 a 40 personas viajó durante toda la noche después de salir el martes de Presevo, una ciudad del sur de Serbia cerca de la frontera macedonia, a unas 310 millas (500 km) de Sid.

Decididos a seguir camino hacia Alemania, algunos inmigrantes iban a intentar rodear Hungría. Si pueden entrar en Croacia, los inmigrantes que deseen viajar al norte de Europa deberán pasar por Eslovenia.

La mayoría de los inmigrantes llegados este miércoles temprano a Sid eran sirios o afganos, hombres, mujeres y niños de todas las edades.

Este martes, la canciller Angela Merkel y su homólogo austriaco Werner Faymann reclamaron en Berlín la organización "la semana próxima de un Consejo extraordinario de la UE" para acordar una repartición obligatoria de 120,000 refugiados tras el fracaso el lunes de los ministros de Interior de los 28.

La principal dificultad será convencer a los país de Europa del Este ( Hungría, República Checa, Polonia, Eslovaquia y Rumanía), reticentes hasta ahora a aceptar la acogida masiva de refugiados en un esfuerzo de solidaridad común. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, va a realizar consultas y anunciará su decisión el jueves.


Austria también impone controles

Austria inició controles selectivos a vehículos en tres importantes pasos fronterizos con Hungría mientras trata de imponer algo de orden en el flujo de refugiados y otros migrantes procedentes del país vecino.

publicidad

Los controles, en vigor desde primera hora del miércoles, podrían extenderse a otros 10 cruces fronterizos, dijo la policía. De forma selectiva, los agentes dan el alto a autos para realizar comprobaciones de pasaportes y otros documentos de viaje.

La ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, dijo que los sirios y otras personas en peligro en sus países de origen pueden seguir solicitando asilo en Austria o continuar su viaje a Alemania, como ocurría hasta ahora.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad