publicidad

1 muerto y 6 heridos en Filipn

1 muerto y 6 heridos en Filipn

Víctimas son consecuencia de una potente explosión registrada hoy en el edificio del Parlamento de Filipinas.

"Acto terrorista"

MANILA, Filipinas - Un diputado y su chófer murieron y otras 15 personas, entre ellas dos legisladores, resultaron heridas al explotar hoy una bomba en la sede del Parlamento de Filipinas, donde persisten los esfuerzos para destituir a la presidenta, Gloria Macapagal Arroyo.

El presidente de la Cámara Baja, José de Venecia, quien acudió minutos después al lugar que había abandonado poco antes, confirmó que se trató de un "acto terrorista", aunque no apuntó a ningún grupo en particular.

Geary Barias, jefe de la Policía de Metro Manila, identificó a las víctimas como Wahab Akbar, diputado musulmán y ex gobernador de provincia de Basilan, y su conductor, Marcial Calvo.

Akbar fue en el pasado objetivo de atentados por parte de la organización radical islámica Abu Sayyaf, que se atrinchera en el sur del archipiélago y es considerado un grupo terrorista por los gobiernos de Estados Unidos y Filipinas.

Fundado en 1991 por ex combatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética, a Abu Sayyaf se le atribuyen algunos de los ataques más sangrientos de los últimos años en Filipinas, entre ellos el cometido en 2004 contra un ferry en la bahía de Manila, que causó 116 muertos.

El estallido del artefacto, "muy potente" según los testigos, se produjo en el vestíbulo del ala sur del complejo hacia las 20:15 hora local (12:15 GMT), indicaron a Efe fuentes policiales.

publicidad

Causó un incendio

A raíz de la onda expansiva, al menos tres coches quedaron calcinados y se derrumbó parte del techo de la entrada, donde se generó un incendió que fue apagado por los bomberos de Quezon City, el municipio manileño donde se encuentra la sede de la Legislatura filipina.

El atentado fue perpetrado sólo un minuto después de que concluyera un pleno del Congreso, que reanudó su período de sesiones el pasado 5 de noviembre.

El suceso se produjo justo cuando la presidenta Macapagal Arroyo intenta sortear en el Congreso un proceso de destitución por acusaciones de corrupción y de falta de respeto hacia los derechos humanos que supone la tercera moción de censura contra ella en los últimos tres años.

Bomba a control remoto

La oposición quiere que Arroyo -quien también ha desbaratado dos intentos de golpe de Estado desde 2004- sea declarada incapacitada para gobernar por su relación con el escándalo de corrupción asociado al polémico contrato multimillonario firmado entre el Gobierno y la compañía china ZTE para la instalación de una red nacional de Internet de banda ancha.

La Policía afirmó tener indicios de que la bomba pudo ser transportada hasta el recinto del Congreso en una motocicleta aparcada cerca de la entrada al edificio y que quedó destruida por la explosión.

El jefe de la Policía metropolitana agregó que la investigación preliminar apuntaba a que el artefacto fue activado por control remoto.

publicidad

Los dos congresistas heridos fueron Luzviminda Ilagan, del grupo feminista Gabriela, y Henry Teves, representante de Negros Oriental, quien fue ingresado en estado crítico en un hospital cercano.

Empleados, las víctimas

Según diversos testigos, el resto de heridos son empleados de los gabinetes personales de los diputados, entre ellos varios ayudantes, conductores y guardaespaldas.

Macapagal Arroyo ordenó al director de la Policía Nacional, general Avelino Razón, encabezar las investigaciones, y la primera medida que adoptó fue la de declarar el estado de alerta máxima en todo Metro Manila.

El atentado tuvo lugar mientras las fuerzas de seguridad todavía investigan la causa de otra explosión que el pasado 19 de octubre dejó once muertos en un centro comercial del distrito financiero de la capital, que inicialmente fue atribuida a una bomba y después a un escape de gas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad