publicidad
.

WikiLeaks: FBI interroga a indocumentados detenidos en México logo-notic...

WikiLeaks: FBI interroga a indocumentados detenidos en México

WikiLeaks: FBI interroga a indocumentados detenidos en México

WikiLeaks: FBI interrogó a indocumentados detenidos en México

Investigación sobre terrorismo

MEXICO - El gobierno de México permite que el FBI interrogue a los miles de indocumentados detenidos en su territorio para sus investigaciones sobre terrorismo internacional, reveló el diario español El País en su web citando cables filtrados por WikiLeaks.

México muestra tradicionalmente un gran celo hacia su soberanía nacional, pero en el mensaje con fecha de mayo de 2008 las autoridades diplomáticas estadounidenses destacan su preocupación de que México sea utilizado "por terroristas" como "un punto potencial de tránsito".

En la última ronda de cables diplomáticos filtrados por Wikileaks y divulgados el fin de semana muestran a un gobierno de México interesado en la ayuda de Estados Unidos en materia de seguridad, en un entorno de amenazas del narcotráfico.

Amenaza a avión presidencial

En uno de los documentos se reportó que una de las amenazas ha sido un presunto plan del crimen organizado para atacar el avión del presidente Felipe Calderón con un lanzagranadas.

En otro cablegrama, las autoridades estadounidenses señalan como una nota "positiva" que la agencia mexicana de inteligencia, conocida como Centro de Investigación y Seguridad Nacional, "ha permitido a oficiales del gobierno de Estados Unidos entrevistar extranjeros detenidos en centros de retención de migrantes mexicanos" en torno a información sobre terrorismo.

publicidad

La mayoría de los migrantes que son enviados a centros de retención temporal son centroamericanos indocumentados, aunque al parecer las autoridades estadounidenses han manifestado su preocupación de que terroristas de otros continentes pudieran utilizar las rutas y las redes de tráfico de migrantes ya establecidas en esta zona.

Un cable de febrero de 2010 señaló que el presidente mexicano "está también preocupado de que grupos del crimen organizado pudieran tratar de establecer contactos con terroristas".

El documento señaló que la secretaria estadounidense de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, respondió a esa preocupación que "aunque no hemos visto evidencia de esto, el potencial está ahí".

Funcionarios mexicanos y estadounidenses han rechazado comentar sobre los últimos cables filtrados.

Debilidad de México

Otros documentos describieron la debilidad de México en la lucha contra las organizaciones de narcotraficantes y señalaron que el país tiene capacidad limitada para reunir información de inteligencia e incluso citó a Calderón quien habría dicho que existía un riesgo de que los políticos pudieran volver a tolerar a los carteles.

En un texto fechado en abril de 2009, un funcionario estadounidense preguntó si había un riesgo de "regresar a la vieja práctica de mirar hacia otro lado". Señaló que Calderón respondió a esa pregunta que "hay un riesgo serio".

publicidad

El mandatario habría dicho también que en el pasado algunos sectores "hicieron acuerdos informales con criminales a cambio de algún grado de seguridad".

En el cable de 2010, el gobierno de Estados Unidos refirió que Calderón pidió ayuda a su vecino del norte para regresar la paz a Ciudad Juárez, una localidad fronteriza con Texas y la más afectada por la violencia del narcotráfico.

Napolitano habría señalado entonces que Estados Unidos podría ayudar a identificar los objetivos del crimen organizado, pero que México debería moverse más allá del despliegue militar realizado en Juárez y restablecer la capacidad policial para patrullar sus calles.

Desconfianza en cuerpos de seguridad

Los cables también describieron una desconfianza entre la policía federal, el ejército y la procuraduría, entre otras razones por las rivalidades entre sus altos funcionarios.

Un documento diplomático más refirió que Estados Unidos dio entrenamiento a 4.952 militares mexicanos desde 1996, y expresó el temor de que alguno de esos soldados hubiese desertado e incorporado al cartel de Los Zetas, uno de los grupos más violentos y fundado por miembros de elite del ejército de México.

En centros migratorios

Los interrogatorios tendrían lugar en los centros migratorios en los que México retiene a los indocumentados antes de repatriarles a sus países de origen.

publicidad

Las autoridades mexicanas detuvieron entre enero y septiembre del año pasado a unos 56,500 inmigrantes irregulares en su territorio, casi todos originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Sin embargo, se estima que alrededor de medio millón de indocumentados ingresan anualmente a México para intentar llegar hasta territorio estadounidense por algún punto de los 3,326 kilómetros de frontera común.

"Un caos rampante, la generalizada corrupción y la incapacidad del Gobierno para combatir esos fenómenos han sido percibidos como unas preocupantes amenazas por quienes buscan en nuestra frontera sur signos de potencial infiltración terrorista", según el cable de la embajada de 2008, remitido al subdirector del FBI, John S. Pistole.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, visita el lunes México para entrevistarse con su homóloga, Patricia Espinosa.

El gobierno mexicano tiene desplegados a unos 50,000 militares contra el crimen organizado, que además de miles de asesinatos al año también comete gravísimos crímenes contra los indocumentados.

Al cártel narcotraficante Los Zetas se le acusa de perpetrar regulares secuestros masivos de inmigrantes y la matanza de 72 indocumentados el pasado agosto en el noreste de México.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
publicidad