publicidad

Unas 4,000 personas protestan por arresto de candidato izquierdista en Cancún, México

Unas 4,000 personas protestan por arresto de candidato izquierdista en Cancún, México

El arresto del candidato izquierdista al gobierno de Quintana Roo por presuntos vínculos con el narco, remeció la política.

Diversas concentraciones

CANCÚN, México- La detención del candidato izquierdista al gobierno estatal de Quintana Roo por presuntos vínculos con el narcotráfico remeció la política mexicana, con acusaciones del principal partido que lo postuló de ser una "maniobra" para impedirle ganar. 

Además, al menos unas 4,000 personas marcharon este miércoles en diversos puntos del estado de Quintana Roo, en el Caribe mexicano, en protesta por el arresto de Gregorio Sánchez.

Las marchas encabezadas en su mayoría por militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) recorrieron las calles de las ciudades de Chetumal, Cancún y otras de la zona maya de este estado.

En el balneario de Cancún, de donde Sánchez es alcalde con licencia, se desarrolló la mayor concentración que reunió a más de 2,000 personas.

La manifestación de esta ciudad estuvo encabezada por familiares de Sánchez, así como de los candidatos de distintos partidos a otros cargos que estarán en juego en las elecciones del próximo 4 de julio.

Karina Sánchez, hija del candidato detenido, responsabilizó al gobierno de Quintana Roo de haber orquestado la detención de su padre y responsabilizó al gobernador Félix González de cualquier agresión contra los familiares o colaboradores cercanos de Gregorio Sánchez.

publicidad

La campaña sigue

Por su parte, los organizadores de la campaña electoral anunciaron que ésta se mantiene pese a la detención de Sánchez.

La Fiscalía general informó anoche sobre la detención de Sánchez por sus presuntos vínculos con dos de los carteles del narcotráfico que operan en el país, así como por los delitos de lavado de dinero y contra la salud (narcotráfico) en su modalidad de fomento.

Según las investigaciones de la Fiscalía, Sánchez habría brindado protección a los grupos de los Beltrán Leyva y Los Zetas, además de realizar operaciones con recursos procedentes de actividades ilícitas.

Lo habían notificado

Sánchez, candidato de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Convergencia para las elecciones a gobernador el próximo 4 de julio, fue detenido por orden de un juez en el aeropuerto de Cancún (Quintana Roo).

El vocero de la PGR, Ricardo Nájera, rechazó el miércoles en rueda de prensa cualquier motivo político detrás de la detención de Sánchez. Aseguró que el candidato fue notificado el 3 de mayo de que había acusaciones en su contra y que tuvo tiempo para justificar sus ingresos, aunque finalmente no lo hizo y la Procuraduría tuvo que solicitar su detención.

Agregó que las investigaciones comenzaron en enero debido a una denuncia anónima y luego se fortaleció con declaraciones de testigos protegidos y de una notificación de la unidad financiera de la Secretaría de Hacienda que reportó depósitos de grandes cantidades de dinero en sus cuentas.

publicidad

La PGR considera que Sánchez recibía dinero procedente de actividades ilícitas del narcotráfico. Nájera aseguró que el propio PRD fue notificado de las denuncias antes de la captura del candidato.

No es la primera vez

En el 2009 fueron detenidos varios funcionarios y alcaldes del estado occidental de Michoacán vinculados con el cartel de La Familia, aunque el de Sánchez es el primer caso conocido de un candidato a gobernador detenido por nexos con el narcotráfico.

Las detenciones de 2009 causaron gran revuelo, aunque al paso de los meses han sido liberados varios de ellos por jueces, lo que ha puesto en duda la fortaleza de las acusaciones de la PGR en su contra.

El presidente del PRD, que gobierna Michoacán y a cuyo partido pertenecen varios de los alcaldes detenidos y liberados, dijo que la detención de Sánchez le parecía una maniobra similar.

La violencia atribuida al crimen organizado y el narcotráfico ha dejado más de 22,700 muertos desde diciembre de 2006, cuando el gobierno federal lanzó una ofensiva contra los carteles de las drogas.

Mario Villanueva, quien gobernó Quintana Roo entre 1993 y 1999, fue recientemente a extraditado a Estados Unidos por cargos de narcotráfico y asociación delictuosa. Al político se le acusa de haber apoyado al cartel de Juárez para que pudiera introducir cocaína colombiana a Cancún y luego transportarla a Estados Unidos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad