publicidad
.

Un 52% de los mexicanos cree que el país mejorará con Peña Nieto logo-no...

Enrque Peña Nieto, presidente de México.

Un 52% de los mexicanos cree que el país mejorará con Peña Nieto

Un 52% de los mexicanos cree que el país mejorará con Peña Nieto

Un 52% de los mexicanos cree que la situación de su país mejorará durante el mandato de Enrique Peña Nieto.

Enrque Peña Nieto, presidente de México.
Enrque Peña Nieto, presidente de México.

Mejoras en fuentes de empleo

Un 52% de los mexicanos cree que la situación de su país mejorará durante el mandato de Enrique Peña Nieto que comenzó el 1 de diciembre, frente a un 33% que mantiene una "expectativa negativa" para los próximos seis años, reveló el miércoles una encuesta.

El estudio publicado por el diario El Universal menciona como áreas donde hay más expectativas de mejora la creación de empleo, con el 27%, y el combate al narcotráfico, con un 25%.

El 41% de los consultados espera un mandato mejor con Peña Nieto (2012-2018) que con el expresidente Felipe Calderón (2006-2012), y un 11% más, un período "igual de bueno".

Para el 10%, el mandato que acaba de comenzar será igual de malo que el de su antecesor, y para un 23%, definitivamente será peor.

publicidad

Un 15% de los consultados no supo o no quiso contestar.

A pregunta expresa de si Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional ( PRI), será mejor presidente que su antecesor, un 41% confía en que sí, frente a un 23% que piensa que será peor.

Los mexicanos desean que Peña Nieto tenga el mayor éxito en cuanto a mejorar la economía (40 %), seguido de reducir la pobreza (14%), la inseguridad (12%), el combate a la corrupción (6%) y la lucha contra el narcotráfico (5%).

Los problemas apremiantes 

Respecto a cuáles son los problemas más apremiantes, un 36% considera primero el de la inseguridad y la delincuencia, seguido por el desempleo (31%), la pobreza (15%), la lucha contra el narcotráfico (11%) y las mejoras educativas y sanitarias (4 y 3%, respectivamente).

Las mayores expectativas a corto plazo son la creación de empleos, la mejoría económica y la reducción de la pobreza, mientras que las expectativas son más bajas y en un plazo más largo en torno a la disminución de la inseguridad, combate al narcotráfico y la corrupción.

La gente cree que la opinión del PRI y de las empresas de televisión será muy determinante durante el mandato de Peña Nieto, un 49% y 36%, respectivamente, mientras que pesará "algo" menos la de diputados y senadores (41%), empresarios (38%), sindicatos (35%) y la Iglesia católica (28%).

publicidad

Tendrá poca importancia la de los ciudadanos (27%) y no tendrá ninguna relevancia la de los dos principales partidos de la oposición, el izquierdista de la Revolución Democrática (PRD, 41%) y del conservador Acción Nacional (PAN, 33%), el grupo político de Calderón.

La encuesta fue elaborada por Buendía & Laredo del 8 al 13 de noviembre pasado mediante un millar de entrevistas cara a cara a adultos mexicanos, tiene un índice de confianza del 95% y un margen de error de más-menos 3.5 puntos porcentuales.

Peña Nieto asumió la presidencia de México el pasado 1 de diciembre  en medio de una ola de protestas y polémicas detenciones por parte de los cuerpos policiales.

Una de sus promesas de campaña, Peña Nieto aseguró que durante su gobierno bajaría los índices de violencia que azota en los últimos años a México.

En una de esas medidas dijo que regresaría a los cuareles al ejército mexicano, la estrategia militar contra las bandas del crimen organizado.

El miércoles, Peña Nieto reiteró su promesa de retirar al ejército de las calles de las acciones contra el crimen organizado, pero precisó que el retiro será de manera gradual.

El sexenio del panista Felipe Calderón fue duramente criticado por lanzar una ofensiva militar contra las bandas del crimen organizado que dejó más de 50 mil muertos desde diciembre de 2006.

publicidad

A pesar de las fuertes criticas, Calderón aseguró que no retiraría al ejército de las calles. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad