publicidad
Para el envío de droga, ésta es enviada en contenedores a través de los puertos de Algeciras, de Barcelona o de Lisboa.

Tres cárteles mexicanos controlan el mercado de la droga en España

Tres cárteles mexicanos controlan el mercado de la droga en España

Durante los últimos meses el país se ha convertido en el objetivo de los cárteles de Michoacán, Sinaloa y Los Zetas.

Para el envío de droga, ésta es enviada en contenedores a través de los...
Para el envío de droga, ésta es enviada en contenedores a través de los puertos de Algeciras, de Barcelona o de Lisboa.

Durante los últimos meses España se ha convertido en el nuevo objetivo de los cárteles de Michoacán, Sinaloa y Los Zetas, quienes han incrementado su presencia en el país ibérico con la intención de controlar la exportación de cocaína hacia Europa.

De acuerdo con una investigación realizada por el periódico El Universal, muchos de los miembros de esos cárteles se han instalado desde hace algunos años en Madrid con la intención de establecer contactos con narcotraficantes gallegos, así como con empresarios y abogados españoles que les ayuden a distribuir la droga y a blanquear las millonarias ganancias que obtienen en otros negocios como el de la prostitución.

¿Qué opinas sobre los alcances de estos cárteles?

publicidad

Al respecto, fuentes de la policía nacional que omitieron dar su nombre reconocen haber detectado la presencia de los tres cárteles en España.

Según las fuentes, el modo de operar es casi siempre el mismo: algunos de sus miembros viajan a Madrid en avión por separado, haciéndose pasar por hombres de negocios, y se alojan en hoteles de lujo.

Una vez establecidos en el país ibérico, inician los primeros contactos con el objetivo de establecer el negocio y analizar los controles de seguridad que hay en aeropuertos y aduanas.

Para el envío de droga, ésta es enviada en contenedores a través de los puertos de Algeciras, de Barcelona o de Lisboa, normalmente en cantidades pequeñas por si son interceptadas.

Asimismo, utilizan a personas que viajan en avión para introducir pequeñas cantidades que llevan en sus equipajes, adosadas a su cuerpo e incluso tragadas, con el peligro que eso conlleva para sus vidas.

Periodista se infiltró en cárteles

Según publica El Universal, un periodista que lleva varios años realizando reportajes de investigación y que se ha infiltrado en diversas organizaciones delictivas poniendo en peligro su vida, llegó a colarse en uno de estos cárteles durante una investigación que realizó por tres años.

Con su cámara oculta, el periodista identificado como Antonio Salas (su identidad es un seudónimo porque vive amenazado) logró grabar a miembros del cártel de Michoacán en Madrid.

publicidad

"Cárteles como el de Sinaloa o Los Zetas ya están en España y la policía española tiene constancia de ello. Pero yo también he tenido la oportunidad de conocer y de grabar a miembros del cártel de Michoacán en Madrid", aseguró en entrevista con el periódico mexicano.

Para llevar a cabo su investigación, Salas se creó la identidad de un motociclista con antecedentes por tráfico de armas, que se dedicaba a transportar dinero del crimen organizado.

A partir de esa nueva identidad se infiltró en cárteles tanto españoles como mexicanos, con los que convivió durante varios meses en México.

De los mexicanos, dice que "su problema es que tienen más cojones que cerebro y todo lo solucionan a tiros", y reconoce que lo que más le sorprendió cuando llegó a México por primera vez "fue la brutalidad con la que operan". Es decir, ellos no amenazan, directamente matan, decapitan, cortan manos, piernas, violan niñas y entierran vivos.

"Creía que la brutalidad de los paramilitares colombianos no podía ser superada por nada ni nadie, pero en México he descubierto que estaba equivocado", asegura.

España es la puerta de entrada

El 8 de agosto de 2012, cuatro miembros del cártel de Sinaloa, entre ellos Jesús Gutiérrez Guzmán, primo de El Chapo Guzmán, fueron detenidos en un hotel madrileño. Días antes habían intentado introducir en España 373 kilos de cocaína a través del puerto de Algeciras.

publicidad

El primo de El Chapo llevaba viviendo en Madrid desde el año anterior, mientras que los otros tres hombres habían viajado al país en numerosas ocasiones en los últimos años. Su idea era establecerse en España para dedicarse a distribuir la droga del cártel.

Manuel Méndez, jefe del Grupo de Estupefacientes del aeropuerto de Madrid-Barajas, reveló a El Universal que hay dos razones por las que los narcos mexicanos se quieren establecer en Europa: la demanda de droga es mayor y los precios de la cocaína son más altos.

"Por eso los narcotraficantes mexicanos han puesto sus ojos en el Viejo Continente y España es su puerta de entrada", asegura Méndez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad