publicidad

Tormenta tropical Karl tocó tierra en la península de Yucatán, México

Tormenta tropical Karl tocó tierra en la península de Yucatán, México

La intensa tormenta tropical Karl llegó el miércoles a la península de Yucatán en México donde se abatió sobre un tramo de escasa población en la costa del Caribe, mientras dos huracanes de categoría 4 rondaban en el Atlántico.

Aviso de tormenta tropical

CANCUN, México - La intensa tormenta tropical Karl llegó el miércoles a la península de Yucatán en México donde se abatió sobre un tramo de escasa población en la costa del Caribe, mientras dos huracanes de categoría 4 rondaban en el Atlántico.

Karl tocó tierra a unos 50 kilómetros (30 millas) al este-nordeste de Chetumal, capital del estado de Quintana Roo, con vientos de unos 100 kilómetros (65 millas) por hora, según el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

El gobierno de México emitió una advertencia de tormenta tropical para la península desde Chetumal hacia el norte, hasta Cabo Catoche. Partes de Belice estaban bajo aviso de tormenta tropical.

El ciclón tropical amenaza con alcanzar en el transcurso del miércoles la zona costera de Campeche, en la península de Yucatán, y "pone en riesgo las instalaciones de la estatal Petróleos Mexicanos, porque el paso del sistema será muy cercano", indicó Jaime Albarrán, un analista del Servicio Metereológico Nacional.

La tormenta hizo impacto a mitad de camino entre el puerto de Majahual y el pueblo pesquero de Xcalak, cerca de la frontera con Belice.

Interrupciones eléctricas

Violeta Pineda, que ha vivido en la costa cerca de Majahual durante trece años administrando el Hotel Kabah Na que consiste en una serie de cabañas con techos de paja, dijo que las olas entraron 25 metros (yardas) en la playa y arrasaron un tramo del camino costanero.

publicidad

"Hay mucho viento", dijo la mujer cuyo hotel está a 8 kilómetros (5 millas) al sur de Majahual. Ella y su marido ayudaron al propietario de un hotel cercano a entarimar las ventanas antes de la tormenta, y observó que "mi marido incluso sintió la fuerza del viento, y mide un metro noventa (6 pies 3 pulgadas)".

El suministro eléctrico se interrumpió brevemente en el sector de Majahual aunque poco después volvió. Pero para un pueblo que sintió casi directamente el impacto del huracán Dean, de categoría 5, en el 2007 --el tercer huracán más poderoso en el Atlántico que haya tocado tierra-- "esto no es nada", dijo Pineda.

Ya en tierra adentro, Karl pasó muy cerca de Chetumal, a pocos kilómetros (millas) de la capital estatal con vientos de 95 kilómetros (60 millas) por hora.

Se anticipa que se debilitará rápidamente para volverse depresión tropical antes de reingresar en el Golfo de México, donde podría convertirse en un huracán para el final de la semana y amenazar la costa central mexicana.

Las autoridades de la península de Yucatán advirtieron a la población por las lluvias fuertes que acompañan a Karl, pero dijeron que aún no veían la necesidad de ordenar evacuaciones. La tormenta puso en duda las celebraciones del aniversario de la independencia, aunque no hubo una decisión inmediata sobre la posible cancelación de las festividades.

publicidad

No están evacuando

Pero México emitió una advertencia para las costas oeste de la península de Yucatán, donde se anticipa que la tormenta volverá a entrar.

"La policía en todas las comunidades sólo está dando seguimiento. No hay instrucciones de evacuar ni de activar refugios", dijo Didier Vázquez, subsecretario estatal de seguridad pública.

Felipe Reyes, recepcionista del hotel Las Ranitas en Tulum, dijo que los huéspedes fueron advertidos que se prepararan para fuertes lluvias y vientos durante la noche, pero que ninguno decidió marcharse.

"Por ahora todo está en calma. El clima es muy agradable", dijo Reyes.

Peligrosidad moderada

La tormenta tropical se internará en la península de Yucatán con un grado de peligrosidad moderado y podría afectar también a Veracruz y Tamaulipas, ubicados sobre el litoral del Golfo de México.

Los estados de Veracruz, Oaxaca y Tabasco fueron fuertemente afectadas las últimas semanas por las fuertes lluvias que han dejado cerca de un millón de personas afectadas.

Autoridades de protección civil llamaron a la población de Quintana Roo para mantenerse atenta a los reportes sobre el ciclón para atender las indicaciones y en algunos puertos se cerró totalmente la navegación, mientras que en otros se canceló sólo para pequeñas embarcaciones.

publicidad

Mientras tanto, el huracán Julia seguía intensificándose en el Atlántico y se convirtió en una poderosa tormenta de categoría 4 con vientos máximos cercanos a los 215 kilómetros (135 millas) por hora. También en el Atlántico el huracán Igor aumentó sus vientos máximos sostenidos a 230 kph (135 mph).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad