publicidad

"Todos somos Radio Monitor"

"Todos somos Radio Monitor"

Radioescuchas y trabajadores de la emisora Monitor protestan por la salida del aire de la empresa periodística.

"Todos somos Radio Monitor" d9097311bc85406fbffacdce3a7018a7.jpg

Periodistas en conflicto

CIUDAD DE MÉXICO - "Todos somos (Radio) Monitor", se lee en una playera, que por menos de cinco dólares vende un grupo de empleados de la emisora, con problemas laborales y financieros desde hace más de seis meses.

"Es parte de nuestra lucha, con la venta de estos artículos, venimos formando un fondo económico para ayudar a los compañeros", explica Germán Cravioto, un hombre de unos 35 años, mientras sostiene ejemplares del Diario Monitor, el último reducto de la empresa periodística, al filo de la quiebra económica.

Los turistas que pasean frente al Ángel de la Independencia, la mayoría extranjeros provenientes del primer mundo, miran con recelo el intermitente espectáculo de los manifestantes. Como si en sus países esta clase de acontecimientos no fueran algo común.

publicidad

Editores, redactores, telefonistas y reporteros viales, montados en sus poderosas motocicletas amarillas con los logos de la estación, intentan llamar la atención de los transeúntes y persuadirlos a favor de su "lucha obrera". Pero no es fácil atraerlos, la mayoría pasa de largo.

Monitor dejó de transmitir el 29 de junio pasado. Su director y presentador estelar, José Gutiérrez Vivó, explicó que la situación era ya insostenible, se iban del aire a causa de un "boicot económico" supuestamente orquestado por el ex presidente Vicente Fox, con el fin de que los empresarios dejaran de contratar publicidad en sus espacios.

En la última emisión de su noticiario, Gutiérrez Vivó denunció que el ex funcionario le había reprochado en varias ocasiones estar a favor de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la izquierda a la presidencia de México, en 2006.

Los trabajadores culpan además al gigante de medios Grupo Radio Centro (GRC) de sus problemas económicos y exigen el pago de un supuesto adeudo de más de $25 millones, obtenido tras un largo litigio mercantil por incumplimiento de contrato, lo que ha significado una considerable pérdida de ingresos.

Igual que en Venezuela

"Nosotros no somos responsables de los problemas financieros de Monitor", aseguró en entrevista con Univision.com, Álvaro Fajardo, director jurídico de GRC, quien reiteradamente se ha desmarcado de la deuda.

publicidad

"Lo que en realidad sucedió es que celebramos un contrato de prestación de servicios en el cual no nos pusimos de acuerdo y esto nos llevó a un conflicto de carácter legal que ahora, en espera de una resolución definitiva, está en sus últimas etapas", indicó.

De ningún modo asumimos alguna responsabilidad sobre las deudas de Monitor con sus trabajadores ni con sus demás acreedores, eso se deriva del manejo administrativo y financiero del personal de esa empresa, comentó Fajardo.

Sin embargo en las calles, el ánimo del griterío retumba y ensordece.

"Radio Centro y Vicente Fox creen que mataron a Radio Monitor, pero nosotros sus radioescuchas no lo vamos a permitir", apunta una pancarta sostenida por dos aguerridas mujeres a favor de la emisora vapuleada.

"Igual que sucedió con -la venezolana- RCTV", se desgañitaban a todos los vientos.

"Por lo menos Hugo Chávez tuvo los pantalones para decir, porque yo quiero, ustedes ya no trabajan; pero acá en México las autoridades se dedicaron a golpear a la estación hasta que tuvo que salir del aire", sostuvo Lucía Flores, de 19 años, enguatada en su playera amarilla de la estación.

En entrevista con Univision.com, Raúl Trejo, analista en medios de comunicación, rechazó que en el asunto tenga algo que ver el ex presidente y sus colaboradores "o al menos es un señalamiento que nadie ha podido comprobar", comentó.

publicidad

"Estamos ante un asunto fundamentalmente creado por la falta de pago de la vieja deuda que Grupo Radio Centro tiene con la empresa de Gutiérrez Vivó, compromiso económico avalado por un tribunal internacional -la Corte Internacional de Comercio de París-".

Pero a decir del abogado de GRC, Álvaro Fajardo, tal fallo no es válido porque los árbitros de la Corte no son "expertos" en materia de medios de comunicación. De ahí que la empresa reabrió la pugna ante un tribunal mexicano, donde el litigio sigue en proceso.

Hasta la fecha, unos 300 empleados de la empresa llevan cuatro meses laborando sin recibir sus sueldos, situación criticada por organizaciones de defensa de la libertad de expresión, entre ellas el Centro Nacional de Comunicación Social y Reporteros Sin Fronteras.

El futuro es incierto

La huelga definitiva ha sido aplazada para el próximo 17 de agosto, cuando el personal dejará finalmente sus puestos en demanda de los ya más de $6millones que les debe Gutiérrez Vivó, por concepto de salarios caídos, prestaciones y aguinaldo.

Semanas atrás, los trabajadores de la radiodifusora convocaron a una manifestación en la plaza del Zócalo, donde reunieron a miles de radioescuchas. Desde el inicio del conflicto, también han solicitado a la población su ayuda, a través de donativos en una cuenta bancaria.

publicidad

"Ojalá que las autoridades nos hagan caso y pronto haya justicia. Hay compañeros que tienen hijos y familia que depende de ellos. Éste es ya nuestro último estirón para que vengan los salarios adeudados y las indemnizaciones", comentó el reportero Luis Guerra.

Mientras tanto las frecuencias de Amplitud Modulada, 1320 y 1560, en el Distrito Federal, han sido ocupadas por transmisiones continuas de música y esporádicos reportes sobre la situación laboral de la empresa.

Se fueron los noticiarios (el matutino de Gutiérrez Vivó fue uno de los más escuchados en el país, durante más de 30 años), las emisiones deportivas, las participaciones de los presentadores Héctor Jiménez y Enrique Muñoz y los comentarios del escritor, Germán Dehesa.

Según el analista y periodista, Raúl Trejo, "esto confirma que en México para ejercer la libertad de expresión se requieren no sólo de garantías constitucionales y de un marco político y legal suficiente, sino además de ingresos y estabilidad financiera".

Pero este tipo de conflictos no son inéditos en la radiodifusión mexicana. El antecedente más próximo fue la desaparición, en 2005, de la televisora CNI Canal 40, luego de una larga pugna legal con la cadena TV Azteca, quien finalmente se adjudicó la señal.

publicidad

"La diferencia es que ahora la cuestionada empresa de la familia Aguirre no ha llegado al extremo de enviar pistoleros para apropiarse de la señal, como ocurrió en aquel conflicto", comentó Trejo.

Por lo pronto, el futuro es incierto para estos cientos de trabajadores al borde de la huelga.

"Estas semanas han sido sumamente desgastantes para todos, yo dependo completamente de mi fuente de trabajo para solventar los gastos de mi casa, no ha sido fácil, pero gracias a mi familia es que hasta ahora he podido salir adelante", comentó el reportero Cravioto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad