publicidad
.

Tamaulipas sin policías logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

Tamaulipas sin policías

Tamaulipas sin policías

El Ejército revisa el armamento y patrullas de los agentes de Nuevo Laredo y otros dos municipios del estado.

Instalaciones resguardadas

CIUDAD DE MÉXICO - Soldados del Ejército mexicano comenzaron hoy a inspeccionar los arsenales y patrullas de los policías de Nuevo Laredo y otras poblaciones fronterizas con Estados Unidos en el estado de Tamaulipas, nordeste de México, informaron fuentes municipales.

"Están haciendo revisiones de armamento y de las patrullas", dijo Alfonso Olvera Ledesma, director de Seguridad Ciudadana de la policía municipal de Nuevo Laredo.

El mando descartó que los militares hayan acuartelado a los más de quinientos agentes de la policía municipal de Nuevo Laredo, limítrofe con la localidad estadounidense de Laredo.

Agregó que no es nueva la ejecución de este tipo de revisiones en la zona, aunque en la de hoy participa personal de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), lo que es inusual.

La Sedena aún no ha emitido ningún comunicado oficial sobre las revisiones realizadas en Tamaulipas.

Además de Nuevo Laredo, otras ciudades fronterizas de Tamaulipas, como Reynosa y Matamoros, fueron escenario hoy de registros a la policía local, según versiones periodísticas publicadas en medios de comunicación electrónicos mexicanos.

En los últimos meses ha habido revisiones similares en otras localidades del norte de México con presencia de narcotraficantes, como Tijuana, fronteriza con San Diego, y Monterrey.

publicidad

Tamaulipas, estado fronterizo con el estadounidense de Texas, ha sido este mes escenario de enfrentamientos entre sicarios del Cartel del Golfo, el que domina la zona, y policías federales.

Los choques han dejado un saldo de dos víctimas mortales entre los agentes y de varios arrestados entre los miembros del brazo armado de la banda criminal, conocido como "Los Zetas".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad