publicidad

Tabasco, latente peligro de epidemias

Tabasco, latente peligro de epidemias

Los cultivos están perdidos, las casas permanecen bajo las aguas, no hay ganado y son latentes las infecciones.

"Por eso estamos preocupados", aseguró al diario mexicano Mauricio Hernández, subsecretario de Salud y Prevención.El funcionario agregó que la dependencia se ha encargado de comprar desinfectantes e insecticidas para combatir las aguas negras, cuyo peligro es el hecho de que proliferen también los mostros transmisores del dengue.La publicación mexicana señala que también podrían presentarse enfermedades gastrointestinales por el consumo de agua contaminada.Según la dependencia, las consultas médicas ha antendido casos de diárrea, enfermedades respiratorias e infecciones en la piel.Uno de los factores que generan mayor desconfianza son la presencia de animales muertos bajo el agua. Ante este panorama los niños se vuelven ciertamente susceptibles. Es por esto que se han repartido vacunas contra la hepatitis A, sarampión, rubéola y contra el rotavirus.El Universal señala que las pérdidas en infraestructura hospitalaria se han calculado en $12 millones.

publicidad

El Gobierno reconoce que aún hay 280 mil personas que esperan ayuda por parte de las autoridades.Mientras tanto siguen las labores de rescate. Incluso el presidente mexicano, Felipe Calderón, recorrió la zona de las inundaciones desde el aire y manifestó que se trata de uno de los peores desastres naturales de los últimos tiempos en el país. En los refugios de emergencia hay cerca de 75 mil víctimas de las inundaciones, pero decenas de miles más han abandonado el lugar debido a la creciente escasez de alimentos, agua y electricidad.Adicionalmente, el peligro de epidemias hizo que unos 8,000 tabasqueños abandonaran los albergues y viajaran a buscar refugio a los estados vecinos de Veracruz, Chiapas y Campeche.Varios cientos de personas saquearon el sábado un centro comercial de Villahermosa, capital del anegado estado mexicano de Tabasco (sur), luego de que el viernes fueron detenidos algunos habitantes por acciones similares, informó la AFP."Sí, hay hambre, no lo negamos, lo reconozco, pero porque haya hambre no se vale que se negocie y se atraque de esa manera", dijo el gobernador del estado, Andrés Granier, en una declaración a la televisión oficial tabasqueña.Pero el incidente más grave se produjo en la mañana del sábado cuando aproximadamente un millar de personas se llevaron todo lo que encontraron a mano en un gran centro comercial, desbordando a las autoridades.La mayor parte se hicieron con alimentos y otros productos de primera necesidad, pero también hubo quien salió con televisores y electrodomésticos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad