publicidad
Los testimonios de inmigrantes secuestrados en Méxicoretratan el horror del cautiverio, la complicidad de algunas autoridades y la participación en los raptos de algunos de sus propios compatriotas.

'Soy hondureño, los que me secuestraron también'

'Soy hondureño, los que me secuestraron también'

Los testimonios de inmigrantes secuestrados en México retratan el horror del cautiverio, la complicidad de algunas autoridades y la participación en los raptos de algunos de sus propios compatriotas.

Los testimonios de inmigrantes secuestrados en Méxicoretratan el horror...
Los testimonios de inmigrantes secuestrados en Méxicoretratan el horror del cautiverio, la complicidad de algunas autoridades y la participación en los raptos de algunos de sus propios compatriotas.

Víctima de rapto en México

MÉXICO - Los testimonios de inmigrantes secuestrados en México recogidos en un informe oficial difundido este martes retratan el horror del cautiverio, la complicidad de algunas autoridades y la participación en los raptos de algunos de sus propios compatriotas.

"Soy hondureño y los que me secuestraron también. Los policías municipales nos entregaron a los secuestradores", relata un inmigrante no identificado que fue secuestrado en el estado de Veracruz (este), de acuerdo con el informe especial de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Otros sobrevivientes constatan la presencia de centroamericanos en los grupos criminales que secuestraron en México a 11,333 emigrantes entre abril y septiembre de 2010, la mayoría de Honduras, El Salvador y Guatemala, de acuerdo con el informe.

publicidad

A otro hondureño lo raptaron en la estación de tren de Coatzacoalcos (Veracruz) junto con otros 27 indocumentados con los que viajaba clandestinamente. "Intenté escaparme y me metieron un balazo en la pierna", recuerda.

Un intento más

Los llevaron a una de las llamadas 'casas de seguridad' del crimen organizado, donde había otra docena de secuestrados. "Frente a mí le cortaban los dedos a los que no pagaban. En ese momento, cuando gritaba la gente, hacían las llamadas a los familiares para que escucharan cómo nos torturaban", explicó el hondureño.

La víctima dijo que fue liberado luego de que su familia enviara $10 mil desde Honduras. "Entre toda mi familia juntaron el dinero", relató.

Tres hombres y una mujer raptaron en 2009 a una salvadoreña de 32 años, por la que ni siquiera exigieron rescate, y a quien en cambio llevaron con otros fines a un cementerio de Tierra Blanca (Veracruz).

"Mientras ellos me violaban, la mujer me golpeaba la cara con los pies (...) me pegaron con la palma del machete hasta que creyeron que estaba muerta. Me dejaron ahí, hasta que unas personas me ayudaron y regresé a mi país", explicó la mujer según consta en el informe.

Seis meses más tarde, la salvadoreña volvió a México para intentar de nuevo llegar a Estados Unidos pero fue detenida por las autoridades.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad