publicidad

Soldados usaron armas de delincuentes para cometer masacre en Tlatlaya

Soldados usaron armas de delincuentes para cometer masacre en Tlatlaya

Soldados utilizaron las armas de algunos delincuentes muertos para asesinar a otros que aún quedaban vivos.

Soldados remataron a delincuentes en Tlatlaya con sus propias armas Univision

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, reconoció que los militares involucrados en la masacre de Tlatlaya, Estado de México, asesinaron a ocho civiles con las armas de 14 delincuentes que habían sido abatidos antes en un enfrentamiento.

"Cuando les disparan, les disparan con las armas de los muertos", indicó el funcionario, quien agregó que la acusación contra un sargento y dos soldados que estuvieron involucrados en los hechos del 30 de junio, en los que perdieron la vida 22 personas, "es bastante grave", ya que se trata de "homicidio calificado".

Hay un cuarto soldado acusado de "encubrimiento". Se trata del teniente que encabezó la operación.

El procurador aseguró que estos cuatro militares han sido consignados, pero puede haber más acusados dado que la investigación sigue abierta y en la escena del crimen había ocho militares.

Al revelar detalles de la investigación realizada por la Procuraduría General de la República (PGR), Murillo Karam explicó que en el enfrentamiento hubo dos momentos, lo que coincide con lo que declaró una testigo identificada como "Julia" en un reportaje de la revista Esquire.

"Hubo dos episodios de balazos, yo no podría decir que se rindieron, porque no fue exactamente eso, pero ya no había enfrentamiento", aseguró el procurador durante una entrevista radiofónica.

Soldados mexicanos fueron señalados de ejecutar a 21 personas Univision

De acuerdo con testimonios de una sobreviviente, hubo dos episodios de balazos y cuando los delincuentes "ya no estaban usando las armas" es cuando ingresan tres militares del grupo y "con las armas de los abatidos es que les disparan a los otros ocho", lo cual fue corroborado por el titular de la PGR.

Por último, el funcionario dijo que los cuatro acusados permanecen en una cárcel militar porque no puede ponerlos en "una prisión normal porque habrá muchos allí que fueron consignados por el Ejército y pondría en riesgo sus vidas".

Sin embargo, mencionó que será el juez a cargo del caso el que determinará "si los deja ahí o si los manda a una prisión".

Después de callar durante casi tres meses, la administración de Enrique Peña Nieto reaccionó cuando a partir de un reportaje de la revista Esquire, difundió el testimonio de dicha sobreviviente, quien contó que 21 personas habían sido asesinadas por militares.

publicidad

Dicha revelación provocó que el gobierno de Estados Unidos exigiera a las autoridades mexicanas una "explicación creíble" acerca de la matanza y sólo entonces la Secretaría de la Defensa y la PGR se declararon "dispuestas" a investigar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad