publicidad

Sindicalistas mexicanos finalizan huelga de hambre tras acuerdo con Gobierno

Sindicalistas mexicanos finalizan huelga de hambre tras acuerdo con Gobierno

Los sindicalistas que permanecían en huelga de hambre pusieron fin a su protesta por el conflicto de Luz y Fuerza del Centro.

Mesa de diálogo

MÉXICO - Los sindicalistas que permanecían en huelga de hambre, uno de ellos desde hace 90 días, pusieron fin este viernes a su protesta luego de que el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) acordara con el Gobierno la creación de una mesa de diálogo para discutir el cierre de la firma Luz y Fuerza del Centro. Un primer acuerdo político alcanzado consiste en reconocer a la dirigencia sindical.

La Secretaría de Gobernación (Segob, Interior) indicó en un comunicado que acordó con el comité ejecutivo del SME instalar "una mesa de diálogo de alto nivel", en la que participará también la Secretaría del Trabajo.

“Se logró abrir una puerta que nos permita alcanzar un acuerdo integral”, afirmó Martín Esparza –líder sindical-- al precisar que el acuerdo tiene como objeto “revisar y concretar las alternativas de solución al conflicto derivado de la extinción del organismo público descentralizado Luz y Fuerza del Centro”.

Esa mesa, que se reunirá por primera vez el próximo lunes, buscará "revisar y concretar alternativas de solución al conflicto derivado de la extinción del organismo público descentralizado Luz y Fuerza del Centro (LyFC)", manifestó la Segob.

Las caras más visibles de la protesta, que tenía lugar en el Zócalo de Ciudad de México, eran el sindicalista mexicano Cayetano Cabrera Esteva, que cumplía 90 días de haber iniciado la huelga de hambre en protesta por el cierre de LyFC, y Miguel Ángel Ibarra, que llevaba 86 días de protesta por el mismo motivo.

publicidad

Junto a Cabrera e Ibarra, cuyo estado de salud era delicado, se manifestaban además otros 13 sindicalistas, algunos de los cuales cumplieron 34 días de huelga de hambre.

“Hoy la palabra liquidación quedó atrás y toda la unidad para encontrar y resolver una demanda de usuarios en el Distrito Federal y cambiar las condiciones de continuidad del servicio", dijo Esparza en alusión a su propuesta de lo que ha llamado corregir las fallas en el servicio en la zona de atención que prestaba Luz y Fuerza del Centro (LyFC)”.

Extinción de empresa

En octubre de 2009 el Gobierno mexicano extinguió por decreto LyFC en una acción sorpresiva, por medio de la cual fueron despedidos 44.500 trabajadores, y decidió que la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) asumiera las operaciones de la empresa cerrada.

Después de esa decisión, el SME interpuso una demanda constitucional y una laboral, la primera de las cuales fue desechada el pasado 5 de julio por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Los sindicalistas buscan que el Gobierno mexicano considere a la CFE como su "patrón sustituto", y que la compañía recontrate a unos 17,000 electricistas que, según el SME, están en "resistencia".

Tras la creación de la mesa de diálogo la medianoche del jueves, los líderes del SME se comprometieron a instar a los sindicalistas en huelga de hambre a que suspendieran su protesta, lo que se cumplió en la madrugada de este viernes. Luego fueron trasladados a hospitales para revisar su estado de salud.

publicidad

Cabrera, Ibarra y los demás huelguistas, fueron ingresados en hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dependencia que se comprometió a mantener informados a los familiares de los sindicalistas sobre la evolución de su estado de salud.

El acuerdo fue firmado por el secretario de Gobernación, José Francisco Blake, el secretario de Trabajo, Javier Lozano, y el líder del SME, Martín Esparza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad