publicidad
El próximo 1 de julio los mexicanos elegirán nuevo presidente.

Sin problemas por inseguridad ante comicios en México

Sin problemas por inseguridad ante comicios en México

La autoridad electoral de México aseguró que no se han presentado  problemas por inseguridad en la organización de los comicios presidenciales.

El próximo 1 de julio los mexicanos elegirán nuevo presidente.
El próximo 1 de julio los mexicanos elegirán nuevo presidente.

Sin incidentes

CIUDAD DE MEXICO -  El Instituto Federal Electoral de México anunció que se están cumpliendo "cabalmente" los plazos definidos en la organización de los comicios del 1 de julio y dijo que la inseguridad del país de momento no ha generado problemas.

¿Crees que la jornada electoral se registre sin incidentes? 

El presidente de esa institución, Leonardo Valdés, señaló en una reunión con corresponsales extranjeros que cerca de 2,400 secciones geográficas, de un total de 66,000, han recibido una "atención especial" por la violencia que atraviesa el país.

No obstante, indicó que no ha habido ninguna víctima mortal entre las miles de personas que están siendo capacitadas para participar como integrantes de las 143,190 mesas electorales que serán instaladas en todo el país.

publicidad

"Afortunadamente, no ha habido ningún incidente (grave) entre los capacitadores y los adiestradores", afirmó Valdés.

Los próximos comicios serán los mayores en la historia del país tanto por el tamaño del padrón electoral (79,4 millones de votantes) como por el número de cargos que serán elegidos, un total de 2,127, desde el nivel presidencial hasta el municipal.

La votación se llevará a cabo mientras México atraviesa una ola de violencia generada por grupos del crimen organizado que en los últimos cinco años ha causado cerca de 50.000 muertos.

En la organización del proceso intervendrá un millón de personas, incluyendo los siete agentes electorales que habrá en cada mesa de votación.

Según el órgano electoral, la jornada del 1 de julio próximo será la "más grande y compleja" en la historia de México. 

La violencia aún no impacta el proceso electoral

Las autoridades electorales de México están preocupadas por el efecto que pueda tener la inseguridad del país en la organización de los comicios del 1 de julio, pero, según afirmaron de momento el proceso va "bastante bien".

Los comicios se llevarán a cabo mientras el país sufre una ola de violencia ligada a las acciones del crimen organizado, que en los últimos cinco años ha causado unos 50,000 muertos y que ha dejado bajo control de delincuentes muchas zonas rurales del país.

publicidad

El presidente del IFE dijo hoy en una reunión con corresponsales extranjeros que unas 2.400 secciones geográficas, de un total de 66.000, han recibido una "atención especial" por su inseguridad.

Los próximos comicios serán los mayores en la historia del país tanto por el tamaño del padrón electoral (79.4 millones de votantes) como por el número de cargos que serán elegidos, desde el nivel presidencial hasta el municipal.

Muchos municipios del interior de México están controlados por grupos del crimen organizado que imponen sus normas y su ley a las autoridades locales, escapando al control del Gobierno federal o de las autoridades estatales.

Coerción del voto

Estas organizaciones tendrán una especial influencia en la elección de las autoridades municipales, tanto con dinero como con la coerción del voto, pero Valdés descarta que su injerencia se extienda a otros niveles superiores de poder.

"Para este tipo de actividades (de los grupos de delincuentes) prima el interés local, pienso yo, y no les es atractivo influir en senadores, diputados o jefes de Estado", agregó el titular del IFE.

Ese control sobre las autoridades municipales les permite a los cárteles de la droga y otras organizaciones criminales dominar rutas de trasiego de narcóticos y determinadas áreas.

Alistan jornada electoral 

Además del nuevo presidente, con un mandato de seis años, los mexicanos designarán el 1 de julio a todos los diputados, la mitad del Senado, gobernadores de seis estados, el jefe del Distrito Federal y centenares de diputados estatales y representantes municipales.

publicidad

Valdés confirmó que las autoridades darán a conocer en la misma noche de la votación los resultados de una muestra de urnas elegidas estadísticamente que aportarán los datos para un "conteo rápido" que permitirá conocer la tendencia del resultado final.

Ese resultado, aportado por unas 8,000 mesas de votación, estará disponible antes de la medianoche de la jornada del sufragio, mientras que los resultados provisionales casi totales se espera que estén listos en la noche del día posterior a la votación.

En la última elección presidencial, en el 2006, que ganó Felipe Calderón, también se hizo ese "conteo rápido", pero como la diferencia que dio estaba dentro del margen de error, las autoridades electorales decidieron no hacerlo público.

Calderón ganó la votación con una diferencia de 0,56 puntos porcentuales sobre su inmediato seguidor, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

El presidente del IFE anunció que, en esta ocasión, será dado a conocer el resultado de ese "conteo rápido", aunque la diferencia entre los dos primeros sea muy escasa.

Las encuestas previas dan el primer lugar a Enrique Peña Nieto, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el grupo que acaparó el poder en México desde 1929 hasta el año 2000, seguido de López Obrador y de la aspirante del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota. 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad