publicidad
Los estudiantes de Ayotzinapa insisten en que no les creen a las autoridades y que esperan los resultados de ADN.

“Seguiremos buscando a nuestros compañeros hasta que aparezcan”

“Seguiremos buscando a nuestros compañeros hasta que aparezcan”

Estudiantes de Ayotzinapa insisten en que no les creen a las autoridades y que esperan los resultados de ADN.

Los estudiantes de Ayotzinapa insisten en que no les creen a las autorid...
Los estudiantes de Ayotzinapa insisten en que no les creen a las autoridades y que esperan los resultados de ADN.

Por María Arce, enviada especial a Guerrero

publicidad

Cuando aparecieron los 28 cuerpos en fosas clandestinas en los alrededores de Iguala lo dijeron. Ahora, lo vuelven a repetir. Hasta que el Equipo de Antropología Forense de Argentina no identifique los restos hallados, ellos seguirán buscando a sus compañeros.

Estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa insistieron en que no darán crédito a los anuncios de las autoridades hasta que puedan ser corroborados por expertos independientes. Esta tarde, el procurador general de le Republica, Jesús Murillo Karam, anunció el hallazgo de nuevas fosas en los alrededores de Iguala, donde hace dos semanas se produjo un ataque de policías municipales contra estudiantes que terminó con 6 muertos, 25 heridos y 43 alumnos desaparecidos.

El sábado 4 de octubre, una semana después de la masacre, las autoridades habían encontrado 28 cuerpos en fosas clandestinas en un cerro de Iguala. El hallazgo se produjo gracias a la confesión de dos de los 22 policías detenidos por el crimen. Ahora, Murillo Karam dijo que las fosas fueron encontradas gracias a la confesión de cuatro nuevos detenidos. En total, son 34 los arrestados.

Leer: La Iglesia mexicana condenó los crímenes de Iguala

“En Guerrero aparecen seguido fosas clandestinas debido a que aquí se mantiene el narcogobierno. Desde que entró (el entonces presidente Felipe) Calderón con su guerra contra el narco, en Guerrero han empeorado las cosas. Ha habido masacres, cuerpos tirados, cuerpos colgados. Nada nos asegura que las personas que están en esas fosas clandestinas son nuestros compañeros”, dijo a UnivisionNoticias.com, un estudiante de Ayotzi, como llaman a la escuela, que pidió no ser identificado por miedo a represalias.

publicidad

 

Aparecen cuatro nuevas fosas clandestinas en Iguala Univision

Ante el primer hallazgo de las fosas, los estudiantes y sus familiares pidieron la intervención del Equipo de Argentino de Antropología Forense para que identifique los cuerpos. Los alumnos desconfían profundamente de las autoridades mexicanas y quieren que sean los expertos sudamericanos, de reconocida trayectoria internacional, quienes les digan si esos cuerpos son o no de sus seres queridos.

Leer:  Marina mexicana captura a El Molón, líder de Guerreros Unidos

“No confiamos en ninguna organización que sea del estado. Ya que fue el mismo estado el que nos agredió. ¿Cómo esperan que confiemos en ellos cuando fueron ellos los responsables de la matanza de nuestros compañeros? Debido a eso, nosotros buscamos una forma alternativa de encontrar a nuestros compañeros. Si nuestros compañeros son los que están en la fosa o no, se lo creeremos más a los forenses argentinos que no pertenecen a ninguna institución de aquí en México. Debido a su trayectoria depositamos nuestra confianza en ellos”, agregó el estudiante, hijo de un egresado de la escuela que funciona desde 1926.

publicidad

Allegados de uno de los estudiantes desaparecidos, ya le habían dicho ayer a UnivisionNoticias.com que tenían todas las esperanzas depositadas en los argentinos, a los que consideran “verdaderos profesionales que no pueden ser comprados por los gobiernos municipal o estatal” en Guerrero.

Leer:  Miles se unen para exigir justicia en Iguala

La desconfianza en las autoridades locales es tan grande que el mismo arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos publicó una carta de apoyo en los familiares en la que mostró su preocupación por la falta de credibilidad hacia las instituciones.

Es que Guerrero es un Estado con tasas altísimas de criminalidad y en donde carteles como el de Sinaloa o el de Los Beltrán Leyva se mueven con total libertad. El Estado ocupa el primer lugar nacional en homicidios dolosos y el segundo en secuestros, según datos publicados este año por la prensa local. Y el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, se encuentra prófugo desde la masacre, sospechado de tener vínculos con el narcotráfico en la zona.

Jorge Ramos entrevista a padre de estudiante desaparecido en Guerrero, México Univision

Una de las versiones sobre el crimen del 26 de septiembre pasado sostiene que los estudiantes desaparecidos fueron entregados por los policías municipales al grupo criminal Guerreros Unidos y que fueron sus miembros quienes los asesinaron y enterraron en las fosas. Pero los estudiantes sostienen que fueron las autoridades de Iguala las que dieron la orden de que los policías municipales los emboscaran y apretaran el gatillo.

La noticia sobre las nuevas fosas cayó en Ayotzinapa sobre el filo de la noche. Allí, varios estudiantes se enteraron por llamados de la prensa del anuncio que hizo Murillo Karam.

Leer:  Padres de desaparecidos en Iguala: "No queremos más castigos, no queremos más torturas"

“Lamentamos que no haya interés en tener un acercamiento y compromiso de informar a las familias. Con estos anuncios la gente se confunde más. Hay más incertidumbre y más dolor porque no saben si son o no sus familiares”, dijo a UnivisionNoticias.com Abel Barrera director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinotlan”.

publicidad

Para Barrera, la investigación de la masacre está “atravesada por lo mediático. Las autoridades están interesadas en mostrar que están avanzando y los familiares y las victimas quedan en segundo plano. Esto es lo que nos preocupa como organismo de derechos humanos”.

Los representantes de este centro de DDHH acompañan a los estudiantes de Ayotzinapa desde 2011, cuando fueron reprimidos por la policía mientras bloqueaban una autopista hacia Chilpancingo. Hasta allí habían llegado para presentar un pliego petitorio anual en el que reclamaban mejoras en la escuela en la que estudian internados. Allí, murieron dos alumnos.

Leer: La masacre de Iguala, contada por sobrevivientes

El estudiante de segundo año entrevistado por UnivisionNoticias.com dijo: “Seguiremos buscando a nuestros compañeros hasta que aparezcan. Para nosotros son desaparecidos. Los policías municipales se los llevaron vivos, vivos los queremos”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Terrorismo
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad