publicidad
"scar Omar Treviño, álias "Z-42".

"scar Omar Treviño, el 'Z-42', un capo con un "perfil extremadamente violento"

"scar Omar Treviño, el 'Z-42', un capo con un "perfil extremadamente violento"

Líder de Los Zetas tiene un perfil extremadamente violento que generó divisiones al interior del cártel.

"scar Omar Treviño, álias "Z-42".
"scar Omar Treviño, álias "Z-42".

El líder del cártel de los Zetas, "scar Omar Treviño, alias el “Z-42”, capturado el miércoles por fuerzas federales mexicanas, tiene un "perfil extremadamente violento" que generó divisiones al interior del propio grupo criminal, aseguró el Gobierno mexicano.

Leer: Autoridades presentan al Z-42 

Debido a ese perfil "no logró el reconocimiento que tenía su hermano en la organización", dijo el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, en referencia a Miguel Ángel Treviño, detenido en julio de 2013 y de quien "scar Omar heredó el liderazgo del cártel.

Por ello, el “Z-42” enfrentó la oposición de operadores locales de los Zetas que querían independizarse, "lo que provocó mayores enfrentamientos al interior del grupo criminal", dijo en un mensaje a la prensa en el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) en el aeropuerto capitalino.

publicidad

Leer: El Z-40, La Tuta y El Chapo: grandes golpes al narcotráfico mexicano 

El capo está vinculado a once causas penales por delitos contra la salud, secuestro, robo de hidrocarburos y lavado de dinero, entre otros.

Las autoridades mexicanas ofrecían una recompensa de 30 millones de pesos (unos $2 millones de dólares) por información que llevara a su captura, mientras que el Gobierno de Estados Unidos ofrecía $5 millones de dólares.

Futuro incierto

Las capturas de los líderes de los grandes cárteles en México no contribuyen a disminuir la violencia ni el tráfico de drogas, sino a fragmentar los grupos y diversificar sus actividades delictivas, según varios expertos consultados tras la captura del “Z-42”.

Leer: Golpes al narcotráfico mexicano 

Además, mientras no se ataque a las finanzas de los grupos criminales y se luche, por tanto, contra el lavado de dinero, no se podrá acabar con el narcotráfico.

"Estos golpes no sirven para nada porque al final el negocio sigue, no importa quién esté al frente", dijo a Efe José Reveles, experto en temas de narcotráfico.

Leer: Cómo detuvieron a Treviño 

Si el Gobierno no hace el "resto de la tarea" en contra de los cárteles, es decir, atacar el tema monetario, "quitarle los millones, la complicidad de los municipios y las armas", no se logrará avanzar contra este mal, agregó.

publicidad

El talón de Aquiles

En opinión del académico y también especialista en temas de Seguridad, Javier Oliva, este es "el gran talón de aquiles, que no se ataque el dinero".

"Resulta inexplicable que no se avance mucho en esa lógica", apuntó, pues "en cualquier parte del mundo", mientras no persigas el lavado de dinero esto va a seguir continuando.

En la última semana, las autoridades mexicanas han descabezado a dos de los cárteles más importantes, Los Caballeros Templarios, con la detención de Servando Gómez, alias "la Tuta", el pasado viernes, y a los Zetas, con la captura esta madrugada de "scar Omar Treviño.

Por su valor mediático, estas dos noticias han supuesto una especie de balón de oxígeno para el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, quien esta semana reconoció durante su visita a Reino Unido que el país "está en una crisis de credibilidad, de desconfianza".

Sin embargo, la vida de los ciudadanos que se enfrentan cada día a la violencia en estados como Guerrero, Tamaulipas o Michoacán no cambiará, coincidieron los expertos, ya que las detenciones no afectan al trasiego de drogas ni al consumo.

Cambian estrategias

Sí causan una mayor "fragmentación" y "en algunos casos más violencia", explicó Oliva, quien recordó que así fue en Guerrero tras la captura de Sidronio Casarrubias, líder de Guerreros Unidos, cártel vinculado a la desaparición de 43 estudiantes de magisterio en septiembre pasado.

publicidad

Según el experto, en los últimos años los grupos criminales han cambiado su forma de operar, ya "que en vez de controlar rutas", ahora dominan "plazas o localidades", lo que ha fragmentado su capacidad de operación y también hace "más difícil para la autoridad combatirlos".

Con esta caída, el cártel sí quedará "muy debilitado", aseguró Oliva, mientras que para Los Zetas la captura de hoy "es un golpe muy serio porque ya de los fundadores originales no queda ninguno".

Así, continuarán fragmentándose en grupos más pequeños y diversificando los negocios. Los Zetas, que surgieron del brazo armado del cártel del Golfo, fueron los precursores de cárteles que no solo se dedican al narcotráfico, sino a otras actividades, como la extorsión a civiles.

Fabricante de pugnas

Treviño, era "uno de los principales generadores de las pugnas entre grupos delictivos" en los norteños estados mexicanos de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, dijo el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

Al presentar al narcotraficante ante la prensa, el miércoles, Rubido aseguró que Treviño se caracterizaba por su "perfil extremadamente violento", por lo que no logró el mismo reconocimiento dentro de la organización criminal que su hermano Miguel Ángel, detenido en julio de 2013 y de quien heredó el liderazgo del cártel.

publicidad

Por ello, Omar Treviño enfrentó la oposición de operadores locales de los Zetas que querían independizarse, "lo que provocó mayores enfrentamientos al interior del grupo criminal".

Los Zetas se formaron en 1999 por desertores del Ejército y tras más de una década como brazo armado del cártel del Golfo, se independizaron en 2010 y comenzaron una cruenta guerra con esa y otras organizaciones delictivas por el control del territorio mexicano.

Entre las acciones violentas atribuidas a dicho grupo, Rubido destacó ataques a legaciones diplomáticas de Estados Unidos en Nuevo León y Tamaulipas, el incendio de 2011 en el Casino Royale en Monterrey (Nuevo León), en el que murieron 52 personas, y la matanza de indocumentados en San Fernando (Tamaulipas) en 2010.

(Con información de la agencia Efe.) 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad