publicidad

Rice y Espinosa relanzan Iniciativa Mérida sin definir entrega de fondos

Rice y Espinosa relanzan Iniciativa Mérida sin definir entrega de fondos

La secretaria de EU,  Condoleezza Rice, y la canciller mexicana, Patricia Espinosa, relanzaron la Iniciativa Mérida.

Firmaron acuerdo

PUERTO VALLARTA - La secretaria de Estado de Estados Unidos,  Condoleezza Rice, y la canciller mexicana, Patricia Espinosa, relanzaron hoy la Iniciativa Mérida al fijar una reunión bilateral de alto nivel sobre el tema, aunque no definieron cuándo ni cómo se entregarán los fondos de ese plan de ayuda antidroga.

La cita, que tendrá lugar a finales de noviembre en Washington, fue el principal avance de la reunión sostenida en Puerto Vallarta, un destino turístico del Pacífico escogido especialmente para lograr que el encuentro fuera distendido, según dijo Rice a la prensa que la acompañó en el avión en que llegó el miércoles.

Así, lejos de las escenas diarias de violencia que se registran en otras partes del país, donde el crimen organizado ha dejado 4,000 asesinatos este año, las altas funcionarias suscribieron un Acuerdo sobre Cooperación en la Administración de Emergencias en caso de Desastres Naturales y Accidentes.

También conversaron sobre la crisis financiera mundial y las estrechas relaciones comerciales que unen a México y EU.

Rice se congratuló por la elección de la nación latinoamericana como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y se mostró convencida de que será "un integrante responsable" del organismo "en un momento en el que el consejo va a afrontar importantes desafíos".

publicidad

Ola de violencia

Sin embargo, como estaba previsto, la seguridad y la lucha contra los cárteles de la droga centraron una reunión en la que los analistas no habían puesto demasiadas expectativas por la proximidad del cambio de Gobierno en Washington.

La secretaria de Estado de EU agradeció el compromiso mexicano en la materia y restó importancia al "lamentable incidente" de hace once días en Monterrey, donde unos desconocidos lanzaron una granada que no explotó y realizaron varios disparos contra el Consulado General estadounidense en esa ciudad del norte de México.

Pese a ello, reiteró el interés de Washington de aplicar lo antes posible la Iniciativa Mérida, que calificó de "importante" e "histórica" porque lleva el esfuerzo de los dos países en política antidroga "a un nivel superior".

Cooperación bilateral

Este proyecto prevé la entrega de cerca de 1.500 millones de dólares para México y Centroamérica, unos fondos que el presidente de EU, George W. Bush, solicitó el año pasado al Congreso para el presupuesto fiscal de 2008 y que ya fueron aprobados por el Legislativo estadounidense.

Respecto a la distribución de ese dinero, manifestó que para su país esa es una "tarea urgente" que depende de la firma de un acuerdo en el que trabajan las partes, aunque no aclaró si la suscripción podría producirse en la cita fijada para noviembre próximo en la capital estadounidense.

publicidad

Por su parte, Espinosa recordó que el plan "no se limita solamente a esta transferencia de recursos, sino que es un marco de cooperación mucho más amplio", pues incluye capacitación de personal y apoyo tecnológico.

Espinosa sostuvo que la cooperación bilateral "a ambos lados de la frontera ha tenido un efecto visible muy positivo", como queda de manifiesto con las 55.000 armas incautadas a delincuentes desde diciembre de 2006, cuando asumió el poder el presidente mexicano, Felipe Calderón.

Además, la canciller mexicana reiteró que como parte de ese proyecto, "de ninguna manera habrá agentes norteamericanos armados" en México "que estén realizando acciones que están reservadas a las autoridades" de ese país.

La ola de violencia en México, aunque no afecta directamente a localidades como Puerto Vallarta, uno de los lugares predilectos de los turistas estadounidenses, es motivo de preocupación en Estados Unidos, como quedó de manifiesto con la reciente renovación de la alerta para viajar a la nación vecina.

Según Ted Carpenter, vicepresidente para Estudios sobre Defensa y Relaciones Exteriores del conservador Instituto Cato, "la preocupación de Washington (sobre la narcoviolencia) es entendible".

"Los turistas estadounidenses están evitando los destinos populares que visitaban antes, especialmente en las ciudades a lo largo de la frontera entre EU y México. La violencia incluso se está propagando al lado estadounidense de la frontera, en nuestros estados del suroeste", señaló Carpenter a Efe.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad