publicidad

Raquel Tibol y la voz de Frida

Raquel Tibol y la voz de Frida

De entre todos los biógrafos de Frida Kahlo, Raquel Tibol resalta por haber convivido con la controversial pareja.

Raquel Tibol y la voz de Frida 45edde98043e463fbe3447c6b789f815.jpg

Una historia que contar

CIUDAD DE MÉXICO.- De entre todos los biógrafos y estudiosos de la vida y obra de Frida Kahlo, Raquel Tibol resalta por haber dedicado una vida entera al mundo creativo de Frida y de su esposo Diego Rivera.Raquel nació en Argentina y muy jovencita conoció a Diego en un viaje que hizo a Chile, en donde el muralista se encontraba preparando una serie de conferencias acerca del arte mexicano. Tibol lo entrevistó y como respuesta obtuvo un "déjeme hablarle de mi mujer Frida Kahlo que está muy enferma". La mayor parte de esa plática versó en Frida y en su grandiosa obra, la cual pudo ver de cerca Raquel al aceptar un trabajo con Diego y volar hacia México.

Recién arribó a tierras mexicanas Tibol se dirigió a la 'Casa Azul' en Coyoacán, en donde vivía Frida, para pasar un tiempo a su lado. La breve amistad que surgió entre las dos impactó tanto a la crítica de arte, que aún después de tantos años mantiene vívido el recuerdo de aquella enigmática y sufrida pintora.

publicidad

Todo este sufrimiento, provocado por un terrible accidente de autobús sufrido a los 18 años, en donde su columna vertebral resultó fracturada, así como diversas costillas, cuello y pelvis, su pie derecho quedó destruido y un pasamanos la atravesó del estómago a la pelvis, fue reflejado en cada pintura que hizo.

Frida encontró en los pinceles la forma para sobrevivir todo el dolor que llevó durante su vida y así comenzó a pintar son dejar de hacerlo hasta el día de su muerte.

Raquel Tibol enfrentó la parte final de los dolores de Frida, cuando le amputaron su pierna derecha y cuando, por la serie de dolores sufridos, se volvió adicta a los sedantes. Cuenta que para Diego era igual de difícil la situación que para Frida y que le dolía en el alma su desconsuelo. "Una vez, mientras Frida gritaba y lloraba por los dolores, Diego volteó a mi y me dijo 'si pudiera la mataba'", comentó Raquel.

La relación entre Diego y Frida conllevó más que dolores y celos. La pareja de pintores se amaba en realidad y no podían vivir sin el otro.

"Aunque Frida tenía mucho tiempo pintando, cuando se casó a los 22 años con Rivera tuvo un impulso distinto en su obra creativa", nos platicó Tibol. Diego tenía 20 años más de experiencia y ella absorbió todo ese aprendizaje volcado en sus pinturas, en parte para que él tuviera una buena opinión de su obra.

publicidad

Tan fue así, que gran parte de las pinturas de Kahlo están repletas de símbolos referentes a su amor por Rivera, a esa tortuosa relación que la embragó desde muy joven. Frida amaba, admiraba y necesitaba a Diego para ser feliz. Aún así, "hubo otras personas que influyeron en la vida y obra de Frida: sus padres, una muy católica y otro escéptico por naturaleza, sus amigos de la infancia apodados 'los cachuchas' y Diego", comentó Tibol sonriendo.

La figura de Frida está rodeada de muchos mitos que distan de la realidad, tal es el caso de su desesperación por no poder tener hijos. Raquel cuenta que Frida se sentía completa con sus sobrinos y otros niños que visitaban su hogar. "Frida se practicó dos abortos, uno por orden médica y el otro por miedo a no tener tiempo que dedicarle a su marido", nos dijo la argentina.

Hoy en día la imagen de Frida Kahlo se ha vuelto un icono de la moda y de la comercialización mundial con la cual lucrar, Raquel nos explicó muy enojada que siendo Patrimonio de la Nación se debió impedir que crearán una marca con su nombre y su imagen, dice que es una vergüenza y que nada enojaría más a la pintora de estar viva.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad