publicidad
El cadáver de un salvadoreño, víctima de la masacre en la que murieron 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas.

¿Qué se sabe hoy de la matanza de Tamaulipas?

¿Qué se sabe hoy de la matanza de Tamaulipas?

Setenta y dos cadáveres. Todos fueron asesinados por la espalda. Han pasado cuatro años de la masacre en San Fernando.

El cadáver de un salvadoreño, víctima de la masacre en la que murieron 7...
El cadáver de un salvadoreño, víctima de la masacre en la que murieron 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas.

Por Luz Adriana Santacruz, desde la Ciudad de México. En Twitter: @luza_santacruz

Setenta y dos cadáveres: 58 de hombres y 14 de mujeres. Todos fueron asesinados por la espalda y luego fueron apilados y acomodados en la intemperie. Ésta era la monstruosa escena que en el 2010 dejó atónitos a los pobladores del ejido de Huizachal, en San Fernando, Tamaulipas y al mundo entero. Hoy se cumplen cuatro años de esta matanza que destapó el maltrato y los abusos contra los migrantes en su paso por México.

¿Qué fue lo que sucedió?

El 21 de agosto del 2010 un grupo de migrantes, en los que iban centroamericanos y sudamericanos, salieron del puerto de Veracruz, México, repartidos en dos camiones. Habían cruzado de manera ilegal con la intención de llegar a Estados Unidos.

publicidad

Iban a pernoctar en algún poblado de Tamaulipas pero antes de llegar a San Fernando, una población de 29,655 habitantes, fueron interceptados por tres vehículos que les bloquearon el acceso a la carretera. De los autos bajaron hombres armados y con el rostro cubierto.

¿Por qué los detuvieron?

Los informes de la policía señalan que los criminales les pidieron información sobre los parientes que visitarían en Estados Unidos. Pero lo principal motivo fue que les exigieron dinero a cambio de su libertad. Los migrantes no tenían dinero para pagar su propio rescate, así que a cambio recibieron brutales golpes y fuertes ofensas verbales. Los encapuchados creían que eran de la banda rival, la organización del cártel del Golfo.

¿Quiénes los detuvieron?

Los hombres encapuchados se identificaron como Zetas. Les ofrecieron a los migrantes unirse a las filas de su cártel. La zona de San Fernando ha sido escenario de constantes enfrentamientos entre zetas y miembros del cártel del Golfo. El área tiene varias carreteras que los grupos utilizan para el narcotráfico.

¿Cómo ocurrió el secuestro?

Una vez que los criminales se identificaron, les pidieron a los migrantes que bajaran de los camiones y  luego los trasladaron a la bodega de un rancho abandonado. Ahí los 58 hombres y las 14 mujeres fueron amordazados y colocados contra las paredes del inmueble. Primero los interrogaron para saber de dónde venían y a qué se dedicaban.

publicidad

Fueron amarrados de cuatro en cuatro con las manos hacia atrás. Luego fueron acomodados boca abajo. Los invitaron a unirse a las filas de los zetas pero ante la negativa de todos, los acostaron en el piso con la cabeza agachada. Les exigieron que no voltearan y luego les dispararon a uno a uno por la espalda. No querían que nadie quedará vivo y por eso les dieron el tiro de gracia.

¿Cuántos sobrevivientes hubo?

Al ecuatoriano Luis Fredy Lala Pomavilla el tiro de gracia le penetró cerca del cuello y le salió por la mandíbula. Quería sobrevivir y por eso fingió que estaba muerto. Esperó hasta que sus verdugos se fueran y entonces salió despavorido del rancho. Caminó casi 14 millas (22 kms) hasta que se topó con dos marinos mexicanos que lo ayudaron.  

Aunque en un inicio se creyó que Lala había sido el único sobreviviente de la matanza, las autoridades mexicanas comunicaron que también un hombre de nacionalidad hondureña había librado esta escena de horror y que había sido él mismo quien había ayudado a Lala a escapar.

El vicecanciller hondureño, Alden Rivera, avaló esta información: "El hondureño auxilió al ecuatoriano. Lo desató y lo sacó de allí. Luego de caminar varias horas, al escuchar un tiroteo se separaron y él en su ruta llegó a un Centro de Atención al migrante, que le brindó protección. Ellos lo pusieron en contacto con la Cancillería".

publicidad

Hasta la fecha, según la Procuraduría General de la República (PGR), dos personas más siguen desaparecidas hasta la fecha y serían de nacionalidad mexicana.

¿Cómo fue la reacción de la policía en el lugar de la masacre?

Los dos marinos mexicanos que ayudaron a Lala fueron notificados por él mismo de lo que había sucedido. La tragedia fue reportada a los mandos superiores, quienes ordenaron un reconocimiento por la zona. Cuando un helicóptero de la Armada volaba cerca de la bodega donde ocurrieron los crímenes, un grupo que delincuentes, que habían regresado para deshacerse de los cuerpos, los atacaron.

Esto ahuyentó por el momento a las autoridades pero al poco tiempo regresaron y fue cuando encontraron los 72 cuerpos amontonados. Era el 24 de agosto cuando esta horrorosa escena se volvía realidad.

¿Cuántos detenidos hay hasta el momento?

La Procuraduría General de la República (PGR) asumió la investigación del crimen por tratarse de un delito federal. El 8 de septiembre Alejandro Poiré, el secretario del Consejo de Seguridad de México, anunció la captura de siete implicados en la masacre. Dos días después, el presidente  que estaba en turno, Felipe Calderón, informaba de la captura de ocho sujetos y de la muerte de seis participantes en la masacre.

Los imputados recibieron orden de aprehensión y fueron encarcelados el 16 de octubre. Enfrentan cargos de delincuencia organizada, privación legal de la libertad, portación de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas, corrupción de menores y homicidio calificado de 72 personas.

publicidad

¿Quiénes están detrás de la matanza de los 72 migrantes?

Martín Omar Estrada Luna alias El Kilo fue presentado por las autoridades como el autor intelectual de este asesinato masivo.

Según las investigaciones de inteligencia de la Secretaría de Marina, él ordenó las ejecuciones debido a que los secuestrados se negaron a integrarse a sus actividades criminales. La Marina lo describe como un sujeto sumamente violento y de carácter explosivo y que, además, no muestra remordimiento alguno al matar y al ordenar asesinatos. Fue detenido junto con 11 cómplices el 14 de abril de 2010.

Él rendía cuentas a Salvador Alfonso Martínez alias Ardilla, dirigente de los zetas en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. Este criminal fue detenido en octubre del 2012.

Los jefes supremos del cártel eran Heriberto Lazcano Lazcano, fallecido el 7 de octubre de 2012 y Miguel Treviño Morales alias el Z40, capturado en julio del 2013.

¿Cuál es el estado actual de este caso?

Los procesos penales siguen abiertos. Los familiares de las víctimas no han recibido un solo peso como parte de una indemnización. Además faltan 11 cuerpos por identificar. Activistas en derechos humanos reclaman que ha habido repatriaciones equivocadas. Hasta agosto del 2013 las autoridades habían envidado a sus familias a 60 de los 72 cadáveres encontrados.

¿Qué dicen los familiares de las víctimas?

publicidad

Para ellos, que tienen que vivir día a día con el dolor de haber perdido a sus seres queridos, no están satisfechos con los pasos que ha dado la justicia en este caso. Reclaman que no haya ningún funcionario ni integrante del gobierno mexicano que esté pagando las consecuencias de estos atroces crímenes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad