publicidad

Prisión de 5 años a capo

Prisión de 5 años a capo

El narco mexicano Benjamín Arellano Félix, uno de los líderes del Cartel de Tijuana, fue sentenciado a cinco años de prisión.

Procesos pendientes

CIUDAD DE MÉXICO - El narcotraficante mexicano Benjamín Arellano Félix, uno de los líderes del cartel de Tijuana, fue sentenciado a cinco años de prisión por el delito de portar armas de uso militar exclusivo, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

El capo aún enfrenta procesos penales por delincuencia organizada y narcotráfico, señaló la dependencia la noche del jueves en un comunicado.

Un juez federal le impuso además de los 5 años 4 meses de prisión, una multa por más de 600 dólares.

Benjamín Arellano Félix fue detenido el 9 de marzo de 2002 por elementos del ejército en el estado central de Puebla, y desde entonces se encuentra recluido en un penal de máxima seguridad.

Al momento de su detención portaba dos armas, incluido un rifle de alto poder AK-47.

El cartel de Tijuana, que hasta hace algunos años fue la organización más poderosa del narcotráfico mexicano, ha sido señalado de ser dirigido por los hermanos Arellano Félix, siete hombres y cuatro mujeres.

De todos ellos, tres hermanos se encuentran detenidos. Benjamín en México, mientras que Francisco Rafael y Francisco Javier en Estados Unidos.

Uno más, Ramón, murió en un enfrentamiento con policías en febrero del 2002 en el puerto turístico mexicano de Mazatlán, en el Pacífico norte.

publicidad

Según expertos, el Cartel de Tijuana sería encabezado ahora por una de las hermanas, de nombre Enedina.

Pese a la detención de algunos de los hermanos, el cartel se mantiene como una de las tres principales organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, de acuerdo con autoridades mexicanas.

La Secretaría de Seguridad Pública federal ha dicho que los otros dos grandes carteles son el del Golfo y el del Milenio, este último integrado por varios grupos que hicieron una alianza encabezada por Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Más detenciones

En otro golpe al narcotráfico, policías federales detuvieron a dos presuntos narcotraficantes que se cree usaron uniformes militares mexicanos para descargar marihuana en el lado estadounidense de la frontera lo que derivó en un incidente entre Estados Unidos y México el 2006.

Oscar Alonso Candelaria Escajeda, "La Gata", e Iván Gandara Trejo, fueron detenidos en Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso, Texas, y son considerados como dos operadores de un grupo dedicado a la introducción ilegal de drogas hacia Estados Unidos, informaron en un comunicado la Secretaría de Seguridad Pública federal y la Procuraduría General de la República (PGR).

Un funcionario de la PGR no autorizado a ser identificado dijo que ambos están vinculados al Cartel de Juárez, que ahora forma parte de un cartel más amplio denominado del Milenio.

publicidad

"La Gata" tiene una orden de aprehensión emitida por la Corte de Distrito Oeste de Texas en diciembre del 2006 por los delitos de importación, conspiración y posesión con intento de distribución de droga, refirieron las dependencias.

El 23 de enero de 2006 hombres armados y vestidos de militares mexicanos descargaron marihuana en la orilla estadounidense del Río Bravo de una camioneta a la que prendieron fuego, luego de una persecución que iniciaron alguaciles del condado de Hudspeth, Texas.

Durante la persecución apareció un vehículo militar de color verde, cuyos ocupantes parecían estar protegiendo a los presuntos narcotraficantes.

En un principio se sugirió que habían sido soldados mexicanos, lo cual fue negado en todo momento por el gobierno nacional.

Mediante una nota diplomática, el 26 de enero de 2006, Estados Unidos solicitó a México una investigación "exhaustiva" sobre el incidente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad