publicidad
Por primera vez en la historia de un penal mexicano se realizaron bodas entre personas del mismo sexo.

Primeras bodas gay en cárcel mexicana

Primeras bodas gay en cárcel mexicana

Se celebraron las primeras bodas gay en una cárcel de la Ciudad de México

Por primera vez en la historia de un penal mexicano se realizaron bodas...
Por primera vez en la historia de un penal mexicano se realizaron bodas entre personas del mismo sexo.

Seis matrimonios

MÉXICO -  Se realizaron por primera ocasión en la historia, seis bodas entre parejas del mismo sexo internas en reclusorios del sistema penitenciario capitalino, en el marco de las reformas que legalizan este tipo de uniones.

La Subsecretaría del Sistema Penitenciario del Gobierno del Distrito Federal (GDF) informó que la ceremonia, a la que asistieron amigos y familiares de las parejas, tuvo lugar en las instalaciones del Centro Femenil de Readaptación Social Santa Martha Acatitla.

El acto oficial, en el que también contrajeron nupcias 13 parejas heterosexuales, y se entregaron actas de nacimiento a 21 internos, fue realizada ante el el Juez 40 del Registro Civil, José Luis Miranda López.

"Con este acto ustedes constituyen para la sociedad, en su conjunto, un gran ejemplo de libertad, en donde el derecho a amar, ejercido como un acto de autonomía individual, constituye un ejemplo de esperanza y de confianza", les dijo en el acto a las novias Alma Cecilia Romo, coordinadora de asesores del Instituto de Mujeres de Ciudad de México.

publicidad

Al término de la ceremonia, la titular de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, Celina Oseguera Parra, subrayó la importancia de este tipo de acontecimientos que dejan de manifiesto el respeto por la diversidad sexual y la igualdad en la ciudad.

Además, destacó la contribución que deja en la vida del interno el poder formalizar una relación de pareja, situación que se convierte en un aliciente para una mejor reintegración social y el deseo de convivir con los seres queridos.

En calidad de invitada especial estuvo presente la coordinadora de asesores del Instituto de Mujeres del Distrito Federal, Alma Cecilia Romo Cervantes, quien hizo hincapié en la transformación del concepto de unión en pareja, que ha pasado de ser un acto de subordinación a uno de tolerancia y amor.

“Con este acto ustedes constituyen para la sociedad, en su conjunto, un gran ejemplo de libertad, en donde el derecho a amar, ejercido como un acto de autonomía individual, constituye un ejemplo de esperanza y de confianza”, concluyó.

La capital mexicana (8.5 millones de habitantes), gobernada por la izquierda, fue en diciembre la primera urbe de América Latina en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo y la posibilidad de que adopten.

Las primeras bodas se celebraron en marzo y hasta ahora ya se han casado más de 300 parejas homosexuales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad