publicidad
Rep. Henry Cuellar de Texas habla sobre la crisis de niños inmigrantes

Prevelecen muertes en frontera México-EU

Prevelecen muertes en frontera México-EU

Informe de defensor del pueblo afirmó que más de 5,600 mexicanos murieron al tratar de cruzar a Estados Unidos en los últimos 15 años.

Rep. Henry Cuellar de Texas habla sobre la crisis de niños inmigrantes
Rep. Henry Cuellar de Texas habla sobre la crisis de niños inmigrantes

Crisis humanitaria

MEXICO - Al menos una persona muere diariamente en la frontera entre México y Estados Unidos, y ya suman más de 5,000 indocumentados muertos en los últimos 15 años, según denunció José Luis Soberanes, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La cifra fue corroborada por la Unión para las libertades Civiles (ACLU), que reclamó decretar una crisis humanitaria en la zona.

Recibe noticias de México en tu móvil

En su informe "Políticas letales, muros mortales" la CNDH califica el asunto de "crisis humanitaria" y señala que desde el 1994 cuando Estados Unidos endureció la vigilancia en la frontera con México, bajo la denominada Operación Guardián, han muerto más de 5,600 personas.
publicidad

Mientras, las políticas y leyes de ambas naciones siguen siendo insuficientes para evitar esta situación, dijo el presidente del organismo José Luis Soberanes.

Podrían ser más

"El estimado de las víctimas es incluso incierto y va de 3,861 hasta 5,607 en los últimos 15 años", dijo Soberanes, quien sostuvo que según cifras de ONGs los fallecidos podrían llegar hasta 10,000.

La comisión realizó un estudio junto con la organización civil Unión Americana de Libertades Civiles de San Diego y Condados Imperiales (ACLU) en el que hacen una serie de recomendaciones para que ambos países reconozcan "la muerte de migrantes en la frontera con Estados Unidos como parte de una crisis humanitaria internacional".

Flujo migratorio se redujo

El presidente de la CNDH destacó que en 2008 y 2009 el flujo migratorio de mexicanos indocumentados se ha reducido como consecuencia de la crisis económica.

La CNDH abrió una investigación sobre la balacera entre emigrantes y la patrulla fronteriza registrada el martes pasado en la garita de San Ysidro, en San Diego (suroeste de EU), frontera con Tijuana (noroeste de México), en la que cuatro mexicanos quedaron heridos.

"Casos impunes"

Hasta 2007, siete mexicanos fueron asesinados por efectivos de la patrulla fronteriza, "casos que permanecen impunes", sostuvo por su parte Mauricio Farah, visitador general de la CNDH.

publicidad

El recuento de muertos inició el 1 de octubre de 1993, cuando el gobierno de Estados Unidos instaló la Operación Guardián en la frontera de California y que se extendió a Arizona con la operación Salvaguarda y Río Grande, en Texas.

En ese periodo, el presupuesto de seguridad creció de $6,000 millones a $10,100 millones, aumentaron a 20,000 los agentes de la patrulla fronteriza, a 630 las millas de enrejados, a 300 las millas de barreras vehiculares y existe una "reja virtual" con alta tecnología para detectar a humanos.

"En todos los sentidos esta política de sólo contención ha fracasado", ya que sólo de 2000 a 2008 la población ilegal en Estados Unidos creció de 8.4 millones a 11.9 millones de personas, indicó Soberanes.

Cruces peligrosos

El aumento de vigilancia estadounidense ha provocado que los indocumentados crucen la frontera por lugares más peligrosos, como el desierto de Arizona, donde mueren por deshidratación, picaduras de animales, o también asesinados por sus propios traficantes.

En el noroeste de México, al otro extremo de la frontera de más de 3,000 km de extensión, los indocumentados mueren en las caudalosas aguas del Río Bravo.

En Nuevo Laredo, Tamaulipas (noroeste) frontera con Texas (sur de Estados Unidos), 27 personas han muerto en el Río Bravo en lo que va de 2009, un aumento significativo en comparación con los 23 decesos registrados en todo 2008, informó por su parte Gil Armando Arroyo, del Departamento de Bomberos de ese distrito.

publicidad

Unos 12 millones de mexicanos viven en Estados Unidos, la mitad de ellos indocumentados.

ACLU denuncia

Las autoridades de ambos países deberían priorizar la vida humana y deponer políticas que han provocado el aumento de las muertes de los inmigrantes ilegales, indicó la ONG estadounidense en un informe en el que evalúa medidas del gobierno estadounidense en la frontera en los últimos años.

"Las políticas actuales implementadas a ambos lados de la frontera han creado una crisis humanitaria que ha significado la muerte de más de 5,000 personas", confirmó Kevin Keenan, director ejecutivo de ACLU en San Diego, ciudad fronteriza en California (oeste de Estados Unidos).

Según cifras recopiladas por ACLU, provenientes del Ministerio de Relaciones Exteriores de México, 6,607 personas han muerto en el intento de cruzar la frontera desde 1994. De acuerdo a los números del Departamento de Seguridad Interna estadounidense, los fallecimientos han sido 3.861.

Principal problema

ACLU identificó como principal problema la operación Gatekeeper, implementada hace 15 años en Estados Unidos para reforzar la seguridad en las puertas de entrada urbanas, obligando a los inmigrantes a recurrir a inhóspitas zonas para tratar de llegar a suelo estadounidense.

"Por estas prácticas mortíferas y políticas como la operación Gatekeeper, la cifra de muertos continúa en crecimiento a pesar del descenso de los cruces ilegales" debido a la crisis económica que golpeó duramente a Estados Unidos, dijo Keenan.

publicidad

Se necesitan "políticas migratorias y fronterizas humanas y sensibles que prioricen la vida sobre la muerte", dijo otra directiva de ACLU San Diego, Andrea Guerrero.

ACLU llamó a conformar una oficina binacional que centralice las llamadas de auxilio en la frontera, permitir la labor de ONG para salvar vidas en la zona y destinar mayores recursos de la patrulla fronteriza estadounidense a operaciones de rescate.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad