publicidad

Policías mexicanos acusados de

Policías mexicanos acusados de

Son más de mil 500 denuncias contra uniformados por violaciones a derechos humanos, detenciones y cateos ilegales.

Depuración de uniformados

VERACRUZ - Las autoridades mexicanas investigan más de mil 500 denuncias de violaciones a derechos humanos, detenciones y cateos ilegales contra policías federales que participan en el combate al narcotráfico en todo el país, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública (SFP, Contraloría) y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos obtenidos por Efe, desde 2006 se mantienen abiertas mil 517 investigaciones contra agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Los informes, obtenidos a través de la Ley Federal de Acceso a la Información, detallan que la SFP abrió los expedientes por falta de honestidad, abuso de autoridad, negligencia, irregularidades detectadas mediante auditorías y por omisión o presentación extemporánea de declaración patrimonial.

Por su parte, la Comisión Nacional de Derechos Humanos indicó que ha recibido en los últimos 14 meses un total de 239 quejas en contra de agentes policiales por presuntas violaciones cometidas en sus diversos operativos contra la delincuencia.

Crimen 'globalizado'

Las denuncias señalan desde el ejercicio indebido de la función pública, hasta los tratos crueles o degradantes, cateos y visitas domiciliarias ilegales, detenciones arbitrarias, amenazas, imputación indebida de hechos, intimidación, extorsión y retenciones ilegales, entre otros más.

publicidad

Una de los objetivos del Gobierno federal, en su estrategia de combate al crimen organizado, es la depuración y profesionalización de los uniformados.

El presidente de México, Felipe Calderón, aseguró en un acto oficial que su compromiso en esta tarea "es poner al servicio de la sociedad una nueva generación de policías que cumplan con elevados estándares de ética, capacitación y profesionalismo, y que cuenten con las mejores tecnologías en el combate al crimen".

Al inaugurar el Centro de Mando de la Policía Federal en la capital mexicana, Calderón admitió que el crimen no solo está organizado, sino globalizado y "cuenta con enormes recursos".

El crimen organizado mantiene una ola de violencia en el país con un saldo de más de cinco mil muertos en los últimos tres años, y las autoridades aseguran que es la reacción de los capos ante la estrategia oficial de represión a los barones de la droga.

Calderón reiteró además su objetivo de ganar esta guerra contra el crimen, pero también reafirmó que será una lucha que llevará su tiempo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad