publicidad

Policía halló escuela de sicar

Policía halló escuela de sicar

Localizado en la fronteriza Tijuana con un arsenal de armas, el centro de entrenamiento pertenece a los Arellano Félix.

Con una galería de tiro subterránea

CIUDAD DE MÉXICO - La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) mexicana informó hoy del hallazgo de un centro subterráneo de entrenamiento de sicarios en la fronteriza ciudad de Tijuana que contenía un arsenal de armas y munición y que puede pertenecer al cártel de los hermanos Arellano Félix.

En el inmueble se encontró una galería de tiro subterránea con 24 armas largas, entre ellas tres metralletas de las fuerzas armadas, y 30 mil cartuchos de diferentes calibres.

La policía se incautó también de 19 armas largas desarticuladas, cuatro camionetas, dos de ellas blindadas, y un coche.

Las primeras investigaciones apuntan a que el Cártel de los Arellano Félix podría utilizar el lugar para entrenar sicarios y reparar las armas empleadas en actos delictivos.

Esta semana, un enfrentamiento entre la policía y pistoleros del grupo de narcotraficantes derivó en un tiroteo en plena ciudad que duró tres horas y requirió evacuar a los vecinos de la zona y a 120 niños de una guardería.

La organización tiene actualmente en prisión en Estados Unidos a su ex cabecilla, Francisco Javier Arellano Félix, de 37 años, alias "El Tigrillo", condenado a cadena perpetua.

"El Tigrillo" admitió ante la justicia estadounidense que distribuía centenares de toneladas de cocaína y marihuana con destino a este país, así como su responsabilidad por el asesinato -u orden de asesinato- de "numerosas personas" y el pago de millones de dólares en sobornos a agentes policiales y militares.

publicidad

Por otra parte, la SSP informó de la detención de 11 personas en Tamaulipas (noreste), entre ellas 4 policías, por colaborar con el Cártel del Golfo.

'Guerra abierta' al narco

Los detenidos, cuatro policías y siete civiles, entre ellos dos mujeres, fueron apresados ayer en diversos puntos del estado.

Los policías aprehendidos pertenecen a la policía municipal de la urbe fronteriza de Nuevo Laredo, cuerpo que fue ayer desarmado por las fuerzas de seguridad federales para investigar posibles nexos con el narcotráfico.

Según la SSP, los agentes del orden eran responsables de brindar seguridad al Cártel del Golfo y de mantenerles al tanto de los movimientos de las autoridades policiales.

El resto de los detenidos está compuesto por dos operadores de la organización criminal, dos traficantes de droga y armas al por menor, un vigilante de bienes de la organización y dos responsables de seguridad.

Los aprehendidos operaban en las ciudades de Nuevo Laredo, Matamoros y Río Bravo.

El pasado diciembre tuvo lugar una operación similar en el municipio de Rosarito, en Baja California, próximo a Tijuana, ciudad en la que el cuerpo de policía también fue investigado en enero del 2007.

El secretario de la Marina de México, Francisco Saynez, declaró a los medios esta semana que el narcotráfico ha declarado una "guerra abierta" a México, a la que se iba a responder "con toda la fuerza".

publicidad

En el 2007, la violencia del crimen organizado se cobró en México cerca de 2,700 vidas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad