publicidad
Un teléfono celular abandonado fue usado para captar imágenes del ataque en contra de diplomáticos de EEUU en Tres Marías, México.

Policía Federal cuestiona investigación de fiscalía mexicana en caso Tres Marías

Policía Federal cuestiona investigación de fiscalía mexicana en caso Tres Marías

En un informe la Policía Federal cuestiona la investigación de fiscalía general en el caso Tres Marías, donde dos agentes de la CIA resultaron lesionados.

Un teléfono celular abandonado fue usado para captar imágenes del ataque...
Un teléfono celular abandonado fue usado para captar imágenes del ataque en contra de diplomáticos de EEUU en Tres Marías, México.

"Cacería de brujas"

El ataque a los agentes de la CIA en el poblado de Tras Marías sigue causando polémica y discrepancias entre la Procuraduría General de la República (PGR), que investiga el caso, y la Policía Federal, cuyos miembros están involucrados en el atentado.

La fiscalía (PGR) se encargó de la investigación a través de la subprocuradora de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, a cargo de Victoria Pacheco Jiménez, que en su versión oficial de los hechos destacó que los policías federales tenían la intención de matar a los agentes estadounidenses.

El pasado 24 agostos, dos agentes de la CIA y un marino mexicano fueron atacados a bordo de una camioneta con placas diplomáticas cuando circulaba por la carretera del poblado de Tres Marías en el estado de Morelos.

publicidad

Tras los hechos fueron de tenidos más de 10 policías federales, acusado se disparar contra los agentes estadounidenses.

Informe enviado a "la superioridad" 

Sin embargo, la Policía Federal envió un informe a la Unidad de Asuntos Internos dirigido a las "superioridad"destaca que el marino Fabían Molino, quien conducía la unidad y los dos agentes de la CIA, Stan Dove Boss y Jess Hoods Gardner, no fueron citados a declarar como lo estipula la ley, de acuerdo a lo publicado por el diario Milenio.

En el informe la Policía Federal cuestiona el proceder la PGR  por la investigación que calificó de viciada y tendenciosa, al tratar de relacionar a los agentes federales con la delincuencia organizada.

“La Procuraduría General de la República, en su afán de congraciarse con el gobierno de Estados Unidos, comenzó una cacería de brujas contra la Policía Federal, en la que no le importó esclarecer la verdad, más bien alimentó las especulaciones tendientes a desprestigiar a la misma", se destaca en el informe que fue reproducido por Milenio.

De acuerdo a testigos, el marino fue quien comenzó a disparar contra los policías federales, destacó el diario mexicano

En el documento de la Policía Federal se destaca que la Subprocuraduría de Control Regional dio autorización para que personal de la embajada de Estados Unidos participara en la indagatoria e interrogatorios a los testigos, sin que tuvieran la facultad jurídica para ello.

publicidad

El documento enviado a la "superioridad" destaca la obsesión de la fiscalía federal de relacionar con la delincuencia organizada a los elementos invulucrados en el crimen organizado.

“En su obsesión por acreditar el presunto vínculo entre integrantes de la institución con el crimen organizado, las diligencias ordenadas por la representación social perdieron sentido y dirección, toda vez que se encontraban orientadas a obtener elementos de prueba que soportaran ese extremo, descartando cualquier otra posibilidad", publicó Milenio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad