publicidad
El emblemático monumento del Ángel de la Independencia, en Ciudad de México.

Polémica reforma política de Ciudad de México se atasca en la Cámara de Diputados

Polémica reforma política de Ciudad de México se atasca en la Cámara de Diputados

El proyecto plantea que la capital sea una entidad federativa con autonomía sobre su régimen y organización.

El emblemático monumento del Ángel de la Independencia, en Ciudad de Méx...
El emblemático monumento del Ángel de la Independencia, en Ciudad de México.

La Cámara de Diputados de México recibió la minuta del Senado sobre la reforma política de Ciudad de México y la turnó a comisiones para su análisis, pero no será discutida en el actual periodo ordinario de sesiones.

La Mesa Directiva de la Cámara informó de la recepción de la minuta enviada por el Senado de la República que reforma y deroga diversas disposiciones de la Constitución del país.

El documento, enviado a la Comisión de Puntos Constitucionales, establece que Ciudad de México será una entidad federativa con autonomía en todo lo relativo a su régimen interior y a su organización político-administrativa.

Actualmente, la autonomía de Ciudad de México está acotada por el Gobierno federal, particularmente en lo relativo a finanzas y seguridad pública.

publicidad

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara, Manlio Fabio Beltrones, dijo en una entrevista radiofónica que la minuta enviada por el Senado fue llevada a comisiones por falta de consenso entre los grupos parlamentarios sobre la reforma, que por tanto no será abordada por el pleno antes del fin del actual periodo legislativo, este 30 de abril.

Refirió que la Comisión de Puntos Constitucionales será entonces la encargada de estudiar el documento durante el periodo de receso, en el cual el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) buscará el consenso para convocar a un periodo extraordinario.

"Nosotros como grupo parlamentario del PRI nos comprometemos a trabajar (la reforma) en el receso y si se genera el consenso esta misma Legislatura le daría vida", resaltó.

El Senado aprobó el martes el proyecto de reforma constitucional que plantea que la Ciudad de México sea una entidad federativa con autonomía en todo lo relativo a su régimen interior y su organización política y administrativa.

La iniciativa plantea además que la administración de sus demarcaciones territoriales esté a cargo de alcaldías, órganos político-administrativos que se integrarán por un alcalde y por un concejo, elegidos por votación universal, libre, secreta y directa, para un periodo de tres años.

publicidad

De acuerdo con el proyecto, Ciudad de México seguiría siendo la sede de los poderes de la Unión y capital de los Estados Unidos Mexicanos.

El proyecto también dispone que corresponderá al jefe de Gobierno local la facultad de nombrar y remover libremente al servidor público que ejerza el mando directo de la fuerza pública, que no obstante podrá ser removido por el Ejecutivo federal por causas graves que determine la ley que expida el Congreso.

En favor del proyecto, el miércoles la senadora Dolores Padierna, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), aseguró que la propuesta salda una deuda histórica con los habitantes de la capital, si bien de forma parcial.

Expresó que "en esta época en que los aires autoritarios soplan nuevamente", su aprobación "es un buen mensaje" para el país y los capitalinos.

También por el PRD, Isidro Pedraza afirmó que los cambios constitucionales son un avance con el que se busca que los ciudadanos recobren sus derechos políticos y se equipare el estatus de la ciudad al de todas las entidades federativas.

El senador Miguel Ángel Chico, del Partido Revolucionario Institucional (PRI, en el poder federal), aseguró que el proyecto constituye un avance histórico para consolidar la autonomía de la capital, con lo que el Gobierno local podrá dar respuesta con mayor eficacia a las demandas de la ciudadanía.

publicidad

Por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Carlos Alberto Puente subrayó que al dictamen aprobado le falta responder a las demandas de los capitalinos, ya que los cambios "superficiales" que contiene no ayudan a la transparencia ni aclaran las facultades de las alcaldías.

Víctor Hermosillo, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), consideró que se presenta una "reforma de políticos" en que lo principal es cómo se reparten los puestos y no se distingue el beneficio para los ciudadanos, que además no la conocen.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad