publicidad
Los niños han sido afectados por la violencia del narcotráfico.

Plan para atender a menores afectados por la violencia

Plan para atender a menores afectados por la violencia

El gobierno de México anunció medidas para una mayor protección a niños y adolescentes frente a escenarios de delincuencia organizada.

Los niños han sido afectados por la violencia del narcotráfico.
Los niños han sido afectados por la violencia del narcotráfico.

Creciente violencia contra menores

MEXICO - El gobierno de México anunció el jueves medidas para una mayor protección a niños y adolescentes frente a escenarios de delincuencia organizada, luego de que en los últimos años el país ha visto un creciente impacto en los menores de la violencia vinculada al narcotráfico.

El plan busca que los menores víctimas de la violencia o que hayan sido explotados por el narcotráfico reciban la atención médica, psicológica y legal adecuada, además de que se proteja su identidad para evitar su estigmatización o se ponga en riesgo su vida.

El presidente Felipe Calderón encabezó la firma por parte de miembros de su gabinete del llamado "Acuerdo para la Atención a Niñas, Niños y Adolescentes en Escenarios de Delincuencia Organizada" que establece que sin importar si eran miembros o no de algún grupo criminal las autoridades tienen la obligación de salvaguardar sus derechos.

publicidad

"Todos hemos visto imágenes dolorosas de niños atrapados en medio del ataque de los delincuentes. Hemos visto sus lágrimas, hemos visto sus rostros confundidos, asustados; hemos sufrido, de alguna manera, también con ellos", dijo el mandatario.

Los menores han enfrentado en los últimos años un riesgo creciente en las distintas zonas del país donde se libra una lucha contra el crimen organizado, lo cual ha llevado a organizaciones nacionales e internacionales a manifestar su preocupación y pedir al Estado mexicano proteger a niños y adolescentes.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), una coalición de organizaciones civiles, estima que entre diciembre de 2006 y fines de 2011 han muerto unos 1.500 niños por hechos violentos derivados de la lucha contra el narcotráfico.

Los datos de la organización se basan en recuentos hemerográficos ante la falta de datos oficiales precisos sobre los menores. Señaló que en 2011 contabilizó 418 muertes de niños, un 40% más que en 2010 cuando registró 174 muertes.

Lucha contra el narco

El gobierno federal ha dicho que desde diciembre de 2006 y hasta septiembre de 2011 tenía registrados un total de 47.515 asesinatos vinculados al crimen organizado y el narcotráfico, aunque no hace un desglose por edades.

"El impacto de la violencia tiene muchas expresiones: víctimas fatales, heridos, niños temerosos y aquellos que han sido utilizados y explotados por el crimen organizado", dijo  a The Associated Press Martín Pérez, director de Redim.

publicidad

"La respuesta que está dando el Estado mexicano la saludamos, nos parece que es un buen primer paso, pero hay que asumirlo como eso, como un primer paso", añadió.

Pérez dijo que, por ejemplo, el Estado mexicano aún tiene el reto de establecer un sistema de información con cifras de violencia.

El presidente Calderón dijo que su gobierno se compromete a capacitar a todo el personal que participa en operativos contra el narcotráfico sobre qué debe hacer en caso de que haya un menor para poner "por encima de cualquier otra consideración la protección de sus derechos y de su integridad".

Destacó que todas las instituciones de seguridad deberán proteger la identidad de los menores.

"Se han presentado casos en que se da a conocer la identidad de los niños o los jóvenes... Eso conlleva a una estigmatización social que les puede generar una afectación de por vida", dijo el mandatario.

Uno de los casos más sonados en el país sobre la identificación de un menor ocurrió en diciembre de 2010 cuando militares detuvieron en el estado central de Morelos a un adolescente de 14 años, considerado sicario del cartel de los hermanos Beltrán Leyva y quien fue presentado a la prensa antes de ser puesto a disposición de las autoridades correspondientes.

El adolescente nacido en Estados Unidos fue sentenciado en 2011 a tres años de prisión por un tribunal para menores por los delitos de homicidio, delincuencia organizada, portación ilegal de arma, secuestro y transporte de cocaína.

publicidad

El director de Redim dijo que el caso del adolescente mostró cómo se le estigmatizó "en exceso" cuando en realidad debió ser tratado como una víctima.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad