publicidad
Coleman es la decimoquinta mujer ejecutada desde que se reinstauró la pena de muerte en EEUU en 1976, y la sexta en Texas.

Piden a la ONU interceder por mexicanos condenados a muerte en EEUU

Piden a la ONU interceder por mexicanos condenados a muerte en EEUU

El canciller José Antonio Meade acusa a EEUU de violar el fallo de la Corte Internacional de Justicia.

Coleman es la decimoquinta mujer ejecutada desde que se reinstauró la pe...
Coleman es la decimoquinta mujer ejecutada desde que se reinstauró la pena de muerte en EEUU en 1976, y la sexta en Texas.

El gobierno de México llevó ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el caso de los mexicanos condenados a muerte en Estados Unidos.

A través de una carta dirigida al Consejo de Seguridad de la ONU, el canciller José Antonio Meade acusa a Estados Unidos de violar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) relativo al caso Avena, en el que el tribunal ordenó a las autoridades estadounidenses revisar las penas de unos 50 mexicanos que fueron sentenciados a morir, sin haber tenido debida asistencia consular cuando fueron juzgados.

Aunque la resolución fue emitida en 2004, desde entonces tres mexicanos han sido ejecutados en Estados Unidos "José Medellín en 2008, Humberto Leal en 2011 y Édgar Tamayo este año" y se prevé que a uno más " Ramiro Hernández" se le aplique la condena el próximo 9 de abril, según indicó CNN en su portal.

publicidad

"A 10 años de que la CIJ emitiera su decisión, el cumplimiento de ésta continúa pendiente", señala la carta del canciller mexicano a la que Notimex tuvo acceso.

La misiva está fechada el 20 de marzo y fue enviada a la actual presidenta del Consejo de Seguridad, Sylvie Lucas, representante de Luxemburgo.

Se niegan a atender demandas

Aunque los gobiernos de los presidentes George W. Bush (2001-2009) y de Barack Obama (2009 a la fecha) se han pronunciado en contra de la ejecución de los mexicanos incluidos en el caso Avena, las condenas se han aplicado en estados como Texas porque sus autoridades argumentan que en un país federal, los gobiernos estatales no están obligados a acatar los tratados internacionales firmados por la Casa Blanca.

En este caso, el derecho a la asistencia consular se encuentra en la Convención de Viena, de la que tanto México como Estados Unidos son signatarios.

Organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y organizaciones civiles se han sumado a la exigencia de México para que las autoridades estadounidenses revisen las sentencias de los mexicanos condenados.

Sin embargo, hasta ahora se han negado a atender esas demandas argumentando que quien comete un crimen en sus territorios debe afrontar las consecuencias, sin importar cuál sea su nacionalidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad