publicidad
Las luces rojas se han encendido en México, especialmente en la zona norte, por la violencia que ejercen con total impunidad, grupos criminales en contra de periodistas.

Periodistas mexicanos, indefensos ante narcotraficantes

Periodistas mexicanos, indefensos ante narcotraficantes

Los periodistas mexicanos están indefensos contra ataques de los cárteles y el gobierno parece incapaz de detener esas agresiones.

Las luces rojas se han encendido en México, especialmente en la zona nor...
Las luces rojas se han encendido en México, especialmente en la zona norte, por la violencia que ejercen con total impunidad, grupos criminales en contra de periodistas.

El gobierno parece incapaz

CIUDAD JUAREZ - Los periodistas mexicanos están indefensos contra ataques de los cárteles y el gobierno parece incapaz de detener esas agresiones, consideró el jueves en un editorial de primera plana el principal diario de esta ciudad desgarrada por la guerra entre narcotraficantes, el cual sufrió la víspera el asesinato de uno de sus fotógrafos .

No tienen a quién acudir

El Diario de Juárez señaló que los periodistas no tienen a quién acudir en busca de protección debido a la incapacidad de las fuerzas de seguridad mexicanas para resolver la mayoría de los ataques contra la prensa.

"En un país en el que las autoridades han demostrado su objetiva incompetencia, ¿a quién pedir cuentas? ¿A quién reclamarle por los atropellos que cotidianamente soportamos los trabajadores de la información?", dijo el diario en su editorial.

publicidad

El fotógrafo Luis Carlos Santiago, de 21 años, fue asesinado a balazos el miércoles en su automóvil. Otro fotógrafo, Carlos Sánchez, resultó herido de gravedad.

La Secretaría de Gobernación (ministerio del interior) condenó el ataque y prometió que los investigadores harán todo lo que esté en su poder para encontrar a los responsables.

Santiago fue el segundo reportero de El Diario asesinado desde que estalló la guerra territorial hace dos años entre el Cártel de Juárez y el de Sinaloa en esta ciudad frente a El Paso, Texas.

Infunden temor

El reportero Armando Rodríguez fue muerto a balazos frente a su casa en el 2008, y al año siguiente fue asesinado un agente federal que investigaba su muerte.

El Comité de Protección a Periodistas, un grupo defensor con sede en Nueva York, dijo en un reporte reciente que al menos 22 periodistas mexicanos han sido asesinados desde diciembre del 2006, cuando el presidente Felipe Calderón intensificó la lucha contra las bandas de narcotraficantes al desplegar decenas de miles de soldados y policías federales en todo el país.

Varios periódicos mexicanos han dejado de reportar sobre la violencia de los cárteles después de que sus periodistas han sido atacados.

El Diario de Juárez no es uno de ellos.

"Mientras la procuración de justicia en este país, en esta entidad, siga siendo una entelequia, en realidad es poco lo que puede hacerse que no sea continuar desarrollando nuestra actividad periodística en la total indefensión. Proseguir clamando en el desierto por una justicia que no llega", agrega el editorial.

publicidad

La lucha en Ciudad Juárez, localidad, de 1’300,000 habitantes, la ha convertido en una de las entidades más peligrosas del mundo, con poco más de 4,000 personas asesinadas en los últimos dos años.

SIP reclama acciones

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó su alarma y condena por el ataque a los dos periodistas, y pidió una acción "regional y multilateral" para brindar protección a los hombres de prensa en ese país.

La organización hemisférica anunció que durante una reunión prevista la próxima semana con el presidente de México, Felipe Calderón, abordará el tema de la seguridad y violencia contra la prensa en su país.

Alejandro Aguirre, presidente de la SIP, consideró que la violencia contra la prensa en México tiene que ver con un proceso de proliferación del crimen organizado y el narcotráfico, por lo que estimó necesario "pedir la responsabilidad regional y multilateral" para mejorar la protección a los periodistas.

RSF también pide protección

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) pidió el viernes una protección especial para los periodistas en México tras el asesinato de undécimo reportero en el país, el fotógrafo de El Diario Luis Carlos Santiago Orozco.

Con esa muerte, se han registrado ya 68 desde 2000, lo que hace de México uno de los países más peligrosos para la prensa, señaló RSF en un comunicado.

publicidad

La organización expresó sus dudas sobre el móvil del asesinato de Orozco, un reportero en prácticas que no estaba investigando ningún tema que pudiera ser considerado sensible.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad