publicidad

Periodista arremetió contra la

Periodista arremetió contra la

Lydia Cacho denunció filtraciones de documentos sobre la investigación que se le hace al gobernador de Puebla, Mario Marín.

Implicado en red de pederastia

CIUDAD DE MÉXICO - La periodista mexicana Lydia Cacho denunció hoy que funcionarios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México filtraron documentos oficiales sobre la investigación que se le hace al gobernador de Puebla, Mario Marín, por su presunta participación en una conspiración para atacar a la informadora.

Cacho, quien hace dos años puso al descubierto una red de pederastia, fue detenida a finales de 2005 acusada de difamación por un empresario, del que después fueron publicadas conversaciones telefónicas con el gobernador Marín en las que se escucha que presuntamente se ponen de acuerdo para aplicar un escarmiento a la periodista.

En abril pasado, la Corte Suprema aceptó investigar al gobernador de Puebla por presuntas violaciones de los derechos individuales de la periodista Cacho.

Según Cacho, funcionarios cercanos a los magistrados entregaron el contenido del informe preliminar del caso de manera "irregular" por lo que dijo que va a solicitar a la Fiscalía federal que se investigue esta filtración.

"Mario Marín y sus abogados tienen acceso a esta documentación, esto es un acto de corrupción, es un descaro brutal", indicó Cacho a la prensa al mostrar algunas publicaciones en las que aparecen fragmentos del informe preliminar que deberán discutir los magistrados esta semana.

publicidad

La semana pasada la prensa mexicana anticipó que el Supremo podría sugerir que se ejercite acción penal contra funcionarios de los estados de Puebla y Quintana Roo, además de que existió acuerdo entre autoridades para violar derechos fundamentales de Lydia Cacho.

La periodista espera que la SCJN recomiende que el Legislativo mexicano haga un juicio político contra el gobernador Marín, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por haber manipulado a la justicia en contra de ella.

"El asunto de fondo no es si fui agredida o no en mis derechos humanos; el punto esencial va mas allá, y tiene que ver con el respeto y la vigilancia de las garantías constitucionales que protegen a la niñez mexicana", sostuvo Cacho.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad