publicidad
La familia Bautista perdió su negocio y su hogar, se han quedado sin nada.

"Perdimos de lo que dependíamos"

"Perdimos de lo que dependíamos"

La familia Bautista Muñoz perdió no sólo su hogar sino también el negocio del que dependían económicamente.

La familia Bautista perdió su negocio y su hogar, se han quedado sin nada.
La familia Bautista perdió su negocio y su hogar, se han quedado sin nada.

Actualmente los integrantes de esta familia se encuentran en Cárdenas, donde fueron albergados y permanecerán en ese municipio por un buen tiempo, hasta que puedan regresar a sus casas y levantar su patrimonio que con tanto sacrificio habían logrado levantar a lo largo de los años.

"No podemos regresar a nuestra casa todavía, sólo estamos limpiando para evitar que se haya un brote de infección", platicó Francisco Bautista.

El señor Bautista, quien vivía en su casa junto con sus padres, hermano, cuñada, esposa , sobrinos e hijos, evitaron sufrir una catástrofe peor y antes de que el agua del rio Grijalva inundara las calles de la colonia más afectada del municipio del Centro, decidieron salirse y buscar refugio."Nosotros hicimos caso de las indicaciones del gobierno y salimos con tiempo de nuestra casa. Pero nadie imaginó la magnitud del problema, esta inundación rebaso las expectativas y provocó el peor desastre en esta entidad", comentó a Univision.comManchado de lodo y con un cubre boca para evitar aspirar aire tóxico, Francisco continuó, "al ver lo terrible que se tornaba la situación y que el agua había alcanzado más de dos metros, en zonas que decían no iba a suceder nada, nos dirigimos hacía Cárdenas (municipio tabasqueño), donde una tía nos dio albergue".

publicidad

La familia Bautista Muñoz espera que las autoridades realmente los ayuden, porque levantar un patrimonio que los costó construir muchos años no va a ser tarea fácil, "dicen que nos van ayudar pero quien sabe hasta cuando, por el momento nosotros tratamos de rescatar lo menos afectado".

En recuperaciónPero no sólo su casa resultó afectada, pues el negocio que se ubicaba en el centro de Villahermosa lo perdieron por completo.

"Pero a parte de perder parte de nuestro hogar, también nuestro negocio se inundó, porque estaba en el centro, así que estamos en una terrible situación, pues toda la familia comíamos del negocio, y ahí no pudimos rescatar nada, la verdad no sé qué vamos hacer", finalizó.

El gobierno tabasqueño le está dando a cada familia afectada un bono de $500 para que puedan comprar algunas cosas, en lo que hacen un valor catastral y ayudar a la mayoría de las familias afectadas por las inundaciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad