publicidad

"Pensé que me moría" , dijo un mexicano sobreviviente del sismo en Haití

"Pensé que me moría" , dijo un mexicano sobreviviente del sismo en Haití

Agradecido con la vida, más sensible y con el espíritu de ayudar, así regresó a México Eugenio Gastelum tras sobrevivir al terremoto en Haití.

"Pensé que me moría" , dijo un mexicano sobreviviente del sismo en Haití...

"Todo se cayó"

Haití

Para ayudar a través de Univision y la Cruz Roja llama al 1-800-842-2200.

Si tienes video del terremoto de Haití envíalo aquí

"En ese momento pensé que me moría, porque la montaña se estaba cayendo y lo único que pude decir fue Dios mío ayúdame", comentó a Univision.com el señor Gastelum.

Su vida se salvó en cuestión de segundos, ya que a unos pasos de entrar al hotel Montana, donde se hospedaba, se registró el temblor y el inmueble se vino abajo.

La escena que tenía frente a él era devastadora y se sintió aturdido al ver que todo había caído a su alrededor.

"Minutos después se registró una réplica y nos hizo decir vamos por que esto se va a caer", comentó el sobreviviente que se encontraba en Puerto Príncipe por asuntos de trabajo.

publicidad

Unidos por HaitíSu regreso a México

"Es una experiencia muy fuerte, terrible, no se la deseo a nadie. Vi la cantidad de muertos que me tocó ver en la vida y esto te hace pensar un poco que la vida se te pueder ir en un minuto", aseguró.

Gastelum regresó a su país, junto con otros sobrevivientes abordó de una avión de la Fuerza Armada Mexicana que había llevado ayuda humanitaria a Haití

Ahora lo que le urge al señor Gastelum es reincorporarse a su vida laboral, para tratar de sobrevellar la pesadilla que vivió por el terremoto.

Después del terremoto, su familia esperaba tener más noticias de él, ya que la información fluía lentamente. A los tres días por fin pudo comunicarse con su esposa Conny y sus dos pequeños hijos que daban gracias a Dios él estaba con vida, auqnue en una situación muy precaria por la devastación que dejó el sismo.

"Un milagro"

"Fue un milagro lo que sucedió con mi esposo, saber que estaba bien me regresó la vida, pero me preocupaba la situación que se vivía en Haití, ya que los cadáveres estaban en las calles y eso es un riesgo para todos. Pero afortunadamente regresó ya a México", comentó la señora de Gastelum.

Recordó que cuando regresó el señor Gastelum se la pasó toda la noche vomitando, de lo impresionado que estaba de la devastación en Haití.

publicidad

Rescatistas impresionados

La labor de los rescatistas de todo el mundo fue importante para salvar vidas y recuperar los cadáveres que quedaron atrapados entre los escombros.

Jesús García Camacho, del Equipo de Rescate de la Secretaría de Seguridad Pública de México, narró su experiencia "Hay mucha deseperación, mucha, necesidad de ayuda en todos los sentidos, es un pueblo devastado".

A pesar de que ha trabajado como rescatista por 24 años dijo que lo que pasó en  Haití es algo sin precedentes "nada te prepara para ver esas imágenes tienes que echar mano de herramientas  psicoloógicas, de toda la preparación y experiencia para hacer tu trabajo y que no te afecte".

Esa opinión la comparte su compañero Everdardo Tolentino "el ambiente era angustiante, el semblante de toda la gente era de derrota, desesperacioón; la ciudad estaba destruída impreganda de un olor fétido, era toda una catástrofe".

Durante su labor se registraron varias réplicas, y la angustia de quedar atrapados estaba latente "después de años de experiencia, yo llevó 20 como rescatista, de los cursos y el trabajo cotidiano vamos dominando el carácter, el nervio, el miedo aunque no lo erradicamos, pero lo podemos controlar para servir a la gente".

A más de 10 días de la tragedia el gobierno de Haití anunció que la cifra de muertos ascendió a 150 mil, pero la cifra seguirá aumentando conforme se haga la remoción de escombros.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad