publicidad
Los padres de Ayotzinapa seguirán buscando

Padres de los 43 centran esfuerzos en CIDH tras revés del gobierno para entrar a cuarteles

Padres de los 43 centran esfuerzos en CIDH tras revés del gobierno para entrar a cuarteles

La negativa se da luego de que en enero el mismo gobierno señaló que accedería a su petición. Estre lunes los padres recibieron un no rotundo.

Los padres de Ayotzinapa seguirán buscando
Los padres de Ayotzinapa seguirán buscando

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala condenaron la negativa del gobierno de México a permitirles el acceso a los cuarteles militares para buscar a sus hijos. El pasado mes de enero el mismo gobierno señaló ante medios de comunicación que accedería a su petición, pero este lunes los padres recibieron un no rotundo.

 De acuerdo con la denuncia del abogado de los padres, Vidulfo Rosales, la decisión fue notificada por el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, en una reunión que sostuvo con los familiares de las víctimas el viernes pasado en la capital mexicana.

"Fue un no rotundo por parte del subsecretario. Ya hay una decisión tomada del Estado que no es posible una visita de los cuarteles", declaró Rosales a Radio Fórmula.

publicidad

Ante la negativa, ahora los padres de los 43 centran sus esperanzas y confianza en el trabajo que realizarán expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) durante su visita a México que permitirá relanzar la búsqueda de sus hijos y abrir nuevas líneas de investigación.

El abogado Vidulfo Rosales dijo a la emisora MVS que en la reunión de más de cuatro horas que sostuvieron el lunes con el grupo de expertos en la escuela para maestros de Ayotzinapa, los padres expusieron "ampliamente sus expectativas" y pidieron que se mantenga abierta la investigación.

Confían en que "el trabajo de ellos pueda ayudar para que la investigación se mantenga abierta, para que se abran nuevas líneas de investigación y para que la búsqueda pueda relanzarse a partir de las recomendaciones que ellos puedan emitir", indicó.

Rosales dijo que una de las preocupaciones de los padres es que con la llegada de Arely Gómez a la Fiscalía general, cuya ratificación será votada este martes en el Senado, no saben cómo será el acompañamiento que la CIDH y el equipo argentino de antropología forense hacen de la investigación oficial.

"La relación con el anterior procurador (Jesús Murillo) tampoco era tan buena, por eso más que estar preocupados por el cambio de personas, la preocupación es por las decisiones que tome (la Procuraduría General de la República, Fiscalía)", señaló.

publicidad

Los expertos de la CIDH iniciaron este lunes en México la investigación sin un "diagnóstico preestablecido" del caso de los 43 estudiantes desaparecidos el pasado 26 de septiembre en la ciudad de Iguala, en el sureño estado de Guerrero.

Negativa a entrar a los cuarteles

En tanto, durante el encuentro de ayer, donde los familiares argumentaron que "era un compromiso ya asumido por las autoridades" el permiso que habían recibido para hacer una revisión en busca de pistas que pudieran llevar a sus hijo, el Gobierno se mantuvo en que no permitirá el acceso.

El Gobierno anunció en enero pasado que abriría los cuarteles al escrutinio de los familiares, pero luego aclaró que el acceso solo sería al 27 Batallón de Infantería de Iguala, la ciudad donde los 43 estudiantes desaparecieron el pasado 26 de septiembre a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado.

El argumento del Gobierno para cambiar su decisión fue "que había polarización" y un señalamiento de parte de los familiares de las víctimas contra el Ejército.

El abogado de los familiares afirmó que esta determinación los tomó por sorpresa y que están explorando otros caminos legales para poder ingresar a las instalaciones castrenses.

"Por ejemplo, hay algunos juicios de amparo por la desaparición forzada de los jóvenes, por ahí puede ser esta ruta donde el juez de distrito puede realizar una visita con padres a algunos planteles", comentó, al tiempo que destacó que el ingreso de civiles a los cuarteles no representa "ningún riesgo a la seguridad nacional".

publicidad

Además, Rosales insistió en que la investigación sobre la desaparición de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa debe incluir al Ejército mexicano.

El Gobierno ha rechazado tajantemente la participación de las fuerzas federales esa noche y la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) se ha negado a abrir una línea de investigación sobre ello.

Según la versión oficial, los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre fueron detenidos por policías de Iguala y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en un basurero del municipio vecino de Cocula.

Sin embargo, los padres rechazan esa versión y continúan demandando la presentación con vida de sus hijos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad