publicidad

Padres de desaparecidos en Iguala: "No queremos más castigos, no queremos más torturas"

Padres de desaparecidos en Iguala: "No queremos más castigos, no queremos más torturas"

Algunos de los padres de los estudiantes desaparecidos en Iguala, hablaron en la capital mexicana para exigir que se acelere la búsqueda de sus hijos.  

La Ciudad de México indignada por las desapariciones de los estudiantes Univision

Por Janet Cacelín desde la Ciudad de México. En Twitter @JanCacelin

“Lo único que pedimos como padres de familia es que nos devuelvan a los 43 jóvenes que fueron desaparecidos por el gobierno. Ya no queremos más castigos, ya no queremos más torturas, no queremos que nuestros hijos sigan siendo amenazados por estudiar en normales donde son asignadas para la gente pobre".

Con la voz cansada, algunos de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, hablaron después de una masiva marcha en la capital mexicana para exigirle al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto que acelere la búsqueda de sus hijos, que se los devuelvan vivos y que castiguen a los responsables del secuestro que tiene en vilo al país.

Llevan 11 días clamando, preguntando a las autoridades dónde están, dónde los tienen, qué hicieron con ellos y nadie les responde.

El miércoles viajaron al Distrito Federal y lo harán las veces que sea necesario hasta que los escuchen. Su lucha comenzó el sábado 26 de septiembre, cuando los buses en los que viajaban fueron detenidos por policías y civiles fuertemente armados quienes les dispararon, mataron a seis y se llevaron a 43. Desde entonces alzan sus voces para exigir que los regresen con vida, pero sus clamores se pierden entre excusas, comunicados, posturas y silencios que desesperan.

Fotos: Imágenes de masiva protesta por estudiantes desaparecidos en México

publicidad

Poco antes de las protestas, Human Rights Watch acusó al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto de llegar demasiado tarde a Iguala, tanto que los padres de los estudiantes ya no saben a quién pedirle que les devuelvan a sus hijos.

 

Jorge Ramos entrevista a padre de estudiante desaparecido en Guerrero, México Univision

Desde pasadas las 16:00 horas, el tímido pero asediado grupo de padres se concentró a los pies del Ángel de la Independencia. Se preparaban para comenzar un nuevo recorrido hacia el Zócalo de la Ciudad de México en busca de respuestas del gobierno.Viajaron decenas de millas desde distintos poblados de Guerrero y Tlaxcala, sin más equipaje que lo que llevaban puesto: un par de zapatos gastados, pantalón de mezclilla, camisas de algodón y una gorra o sombrero para hacer frente al sol que poco les afecta a comparación de las altas temperaturas que soportan en sus días de jornada laboral. Todos son campesinos.

Llegaron listos para marchar y exigir. Más de 10 de ellos cargaban un cartel con los rostros de los 43 estudiantes y con la leyenda "castigo a los criminales".

publicidad

Leer: Chilpancingo: un himno de Justicia para pedir por las víctimas de Iguala

Sus gorras lograban ocultarles parte del rostro y poco hablaban entre ellos. Pero las consignas que gritaban eran claras y contundentes: "Vivos se los llevaron, vivos los queremos".

El cobijo y la solidaridad de los capitalinos se vio de inmediato. Pese a que los padres fueron aislados por una valla humana hecha por los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, algunos ciudadanos trataban de acercarse para regalarles comida.

Costales de naranjas, tortas y botellas de agua fueron recibidos con gestos de agradecimiento, pues según relató a UnivisiónNoticias.com Erick Ortiz Solís, uno de los estudiantes que viajó con los padres en el camión con destino a la Ciudad de México, llevaban más de 10 horas sin probar bocado.

Leer: HRW acusa a Peña Nieto de responder tarde en Iguala y encubrir la masacre de Tlatlaya

Después de casi una hora y media de caminata, 15 mil personas seguían sus pasos: Las avenida Reforma, Juárez, 5 de mayo y parte de la Plaza de la Constitución estaban llenas de manifestantes que avanzaban a paso lento, gritaban consignas y mostraban su solidaridad.

 

Padre de uno de los estudiantes desaparecidos lucha para encontrarlo desde California Univision

En el templete que fue montado para que externaran sus exigencias, uno de los padres comenzó:

"Yo soy un padre de familia. Mi hijo está desaparecido, vengo desde Tixtla y pido a las autoridades que nos regresen a nuestros hijos. Así como se los llevaron, que nos los entreguen vivos", dijo uno de los padres.

Desde el sábado pasado, cuando se dio a conocer el hallazgo de seis fosas clandestinas y la posibilidad de que entre los 28 cuerpos encontrados se identificara a sus hijos, los padres mostraron desconfianza. Ellos afirman que fue el gobierno el que los desapareció.

Fotos: Iguala, blindada por el Ejército

"Lo único que pedimos es que nos devuelvan a los 43 hijos que fueron desaparecidos por el gobierno. Sentimos el dolor que sienten las madres, sentimos el dolor que sienten los padres y sentimos el dolor que siente el pueblo", dijo otro de los padres.

publicidad

“No se quieran lavar las manos echándole la culpa al crimen organizado porque bien sabemos los que los estudiantes vivieron en ese día”, declaró otro de ellos con una voz enérgica.

A cada expresión que emitían los familiares de los jóvenes desaparecidos, la multitud les respondía: “No están solos, no están solos”.

La marcha de este miércoles es una de las muchas en las que están dispuestos a participar con tal de ser escuchados. Para que sus hijos vuelvan a casa con vida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad