publicidad
Un presunto lugarteniente del cártel del Golfo se declaró culpable de violar las leyes de inmigración y portación de armas de fuego en EUUU.

Omar Treviño Morales: historia de la sucesión criminal

Omar Treviño Morales: historia de la sucesión criminal

Como una empresa legítima, el crimen organizado realiza también sus acomodos al interior del organigrama.

Un presunto lugarteniente del cártel del Golfo se declaró culpable de vi...
Un presunto lugarteniente del cártel del Golfo se declaró culpable de violar las leyes de inmigración y portación de armas de fuego en EUUU.

Como si se tratara de una empresa legítima, el crimen organizado realiza también sus acomodos al interior del organigrama cuando se ha de prescindir de una pieza clave. El violento y sanguinario cártel narcotraficante de Los Zetas, que nació al amparo del cártel del Golfo como su brazo armado y compuesto por exmilitares mexicanos de élite, es un claro ejemplo de la sucesión al interior del negocio criminal.

Quiénes son los Zetas

Heriberto Lazcano Lazcano, el temible Lazca, fue la cabeza de esta banda criminal hasta que fue abatido en un operativo en octubre de 2012. El misterio después se apoderó del caso, luego de que su cadáver fuera robado de una funeraria en Coahuila, al norte del país.

Miguel Ángel Treviño Morales asumió entonces el liderazgo, pero no le duró mucho el gusto de encabezar la banda delictiva considerada por años como la más sanguinaria de México. Un operativo sorpresa realizado sin un solo disparo en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, derivo con su detención en julio de 2013. Fuentes de inteligencia dijeron más adelante que detrás del supuesto robo del cadáver del Lazca estaba precisamente Miguel Ángel Treviño Morales, conocido como El Z-40.

publicidad

Por El Z-40 la DEA ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares. Se le conoció por la brutalidad y violencia de sus actos, por lo que las autoridades lo responsabilizaron en gran medida de la violencia recrudecida en el tiempo que dirigió a Los Zetas.

El Z-42, La Tuta y El Chapo: Grandes golpes al narcotráfico mexicano

El siguiente en ascender en la carrera criminal, a la captura de Z-40, fue Omar Treviño Morales, alias Z-42, un objetivo más de las autoridades estadounidenses por narcotráfico. A los dos hermanos la DEA los responsabilizó de la muerte del agente de aduanas Jaime Zapata, así como de ataques en contra de otros agentes de la agencia.

La trágica historia del agente Jaime Zapata asesinado con un arma de ‘Rápido y Furioso’

Alejandro Omar Treviño Morales nació en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el 26 de abril de 1974. Desde temprana edad se involucró en delitos como la extorsión y el robo de autos, los que cometía junto a sus hermanos Miguel Ángel y José.

Desde la captura de su hermano y hasta su detención, Omar Treviño operaba en Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León. La DEA ofrecía por información que llevara a su captura cinco millones de dólares.

Los últimos narcos capturados y abatidos

En México se le buscaba por los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, mientras que en Estados Unidos se le imputaron cargos en el Distrito de Columbia por tráfico de cocaína.

Las autoridades de EEUU, añade la web de Milenio, afirman que fundó la Compañía Ganadero 5 Manantiales para lavar dinero para Carolina Fernández González, su esposa, y Jesús Fernández de Luna, su suegro. Fernández de Luna fue señalado en agosto de 2013 por el Departamento del Tesoro de EEUU por lavar dinero para Los Zetas.

Especialistas del gobierno mexicano en temas de seguridad consideran que tiene el mismo grado de violencia criminal que su hermano, agrega la web de Excélsior. El medio indica que ante esta nueva captura, el cártel se encuentra frente a un escenario de recomposición de su estructura, lo que hace prever una posible revuelta interna por la disputa del liderazgo.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad