publicidad

Obama se une a lucha antinarco

Obama se une a lucha antinarco

El presidente de EU Barack Obama realiza su primera visita oficial a México donde fue recibido por Felipe Calderón.

Convención Iteramericana

CIUDAD DE MEXICO – Durante su primera visita presidencial a su homólogo mexicano Felipe Calderón, Barack Obama anunció que le pedirá al Senado de su país la ratificación del tratado interamericano contra el tráfico de armas, con el objeto de endurecer la lucha contra los carteles de drogas.

Paso a paso con Obama

La Convención Interamericana contra el tráfico ilícito de armas y explosivos (Cifta), en vigor desde 1998, fue firmado en 1997 por el entonces mandatario de Estados Unidos Bill Clinton, pero el Senado nunca llegó a ratificarlo.

Un alto funcionario del gobierno indicó que Obama pedirá al Senado que ratifique la convención antes de fin de año.Con esta medida, Obama quiere dejar claro que es "importante afrontar el problema de las armas ilegales, una gran preocupación para todo el continente y que EU también comparte".

Las armas ilegales "afectan la seguridad personal de todos", afirmó.

Agregó que la decisión de ratificar la convención representa "parte del compromiso del presidente Obama con los países del continente para afrontar los problemas comunes y demostrar que Estados Unidos también acepta su papel para intentar superar este problema". Tratado interamericano

Hasta el momento el tratado interamericano, adoptado el 13 de noviembre de 1997, ha sido ratificado por 27 de los 34 estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), entre los que no están Canadá, EE.UU., Guayana, Jamaica, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas, y Surinam.

publicidad

El anuncio del jefe de la Casa Blanca se producirá tras llamamientos mexicanos para que Estados Unidos restablezca la prohibición de armas de asalto en su territorio, que se dejó expirar durante el mandato de George W. Bush.México considera esa medida necesaria, dado que los carteles del narcotráfico se nutren, en su mayor parte, de armas procedentes de Estados Unidos.

En los últimos días, el Gobierno estadounidense había asegurado que lo necesario es un cumplimiento estricto de las leyes en vigor.

Desde la llegada al poder de Calderón han muerto más de 10.000 personas víctimas de la violencia generada por el narcotráfico, que se extiende al otro lado de la frontera.

Agradecido con México

El presidente Barack Obama agradeció al presidente Calderón y al pueblo de México el cálido recibimiento en su primera visita oficial al país y destacó la lucha contra el crimen organizado que ha emprendido su homólogo.

"Es un honor y placer estar en México con todos ustedes. Quiero dar las gracias principalmente al presidente Calderón, a la encantadora Primera Dama de Mexico y a la delegación por su hospitalidad y por hacer posible este primer viaje", expresó Obama.

Durante su discurso en la explanada de la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario estadounidense recordó palabras del ex presidente Kenney  y destacó que los lazos que unen a México y Estadps Unidos no pueden quebrantarse bajo ninguna circunstancia.

publicidad

El mandatario estadounidense llegó al aeropuerto de la Ciudad de México bajo un fuerte dispositivo de seguridad para ser trasladado posteriormente la residencia oficial de Los Pinos, con una breve escala en el Campo Militar  Marte.

Lucha contra el narco

"Es una oportunidad histórica en la que el gobierno mexicano ha combatido y atacado a los cárteles de la droga. Estados Unidos debe hacer lo propio como socio en esta batalla, lo hemos hecho con la Iniciativa Mérida,  pero debemos hacerlo ahora en cuanto al tráfico de armas y congelar los bienes del narco", destacó.

El presidente Calderón dio un discurso de bienvenida a su par estadounidense y destacó los intereses en común que tienen ambas naciones como lo es la migración, el comercio y la lucha contra los cárteles de la droga.

También exaltó la contribución de los mexicanos en Estados Unidos "En la ciudad donde he vivido, que considero mi hogar, que es Chicago la población está conformada por al menos un 33 por ciento por personas de origen mexicano. Mi país se ha beneficiado por la  comida, energía y ambiciones del pueblo mexicano", destacó el mandatario.

Dijo que el mundo está viviendo una recesión global , el desempleo va en aumento, el comercio está luchando para sobrevivir por lo que  "tenemos que trabajar juntos mancomunados para el crecimiento económico, pero que éste sea de abajo para arriba para que todos puedan beneficiarse, especialmente nuestros jóvenes".

publicidad

Su llegada

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad arribó a la Ciudad de México, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama para realizar su primera visita oficial.

El Air Force One que transportó al presidente Obama aterrizó a las 13:35 horas  (tiempo local) en la pista cinco del hangar presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La canciller mexicana Patricia Espinosa encabezó la comitiva que le dio la bienvenida al mandatario estadounidense que descendió del avión a las 1:39 horas.

Instantes después abordó el Marine One, de la Fuerza Aérea estadounidense que los trasladó al Campo Militar Marte.

Volaron cinco helicópteros similares como señuelos para que no se sepa en qué aeronave viaja el mandatario estadounidense.

A su llegada al Campo Marte, el mandatario estadounidense abordará "La Bestia" para acudir a la residencia Oficial de Los Pinos donde lo espera el presidente Calderón.

La  exclusiva zona de Polanco fue convertida en un búnker ante la llegada de Obama a la Ciudad de México.

El presidente Obama se reunirá en privado con Felipe Calderón y comitivas de ambos países para después ofrecer una conferencia de prensa en el Salón López Mateos.

Por lo general este tipo de reuniones con la prensa se realiza en área abierta, pero por cuestiones de seguridad, en esta ocasión será en una zona cerrada.

publicidad

La antesala del encuentro

No es la primera vez que un presidente estadounidense visita México; sin embargo sí es la primera de Barack Obama. Su alta popularidad y aceptación alrededor del mundo hacen que los niveles de expectativa de su encuentro este 16 y 17 de abril con el mandatario mexicano,  Felipe Calderón, sean grandes.Migración, seguridad fronteriza, combate al narcotráfico y economía son los temas principales en la agenda de este encuentro bilateral, muy esperado por los mexicanos.

Desde que Obama era candidato por el Partido Demócrata a la presidencia estadounidense, su interés en la región latinoamericana llamaba la atención, aunque  nunca se aventuró más allá del Río Grande.

"Es un mandatario reconocido en Estados Unidos que tiene un consenso en amplias capas de la población, que hoy en día es una diversidad cultural.  Hay más de 40 millones de latinoamericanos que radican en EU y que esto hace ver a Obama que tiene un gran horizonte poblacional en la mayor potencia de mundo y con mayor incidencia en los países de América Latina", explicó a Univision.com el experto en política, Adalberto Santana.

Obama cumplirá su primera visita oficial a México el jueves y el viernes, aunque ésta no será la primera vez que se reúne con Calderón, ya que el mexicano lo visitó en Estados Unidos a mediados de enero pasado.

publicidad

La prioridad

La parte fundamental que une a los dos países es el flujo migratorio y la frontera de casi dos mil millas que comparten. El hecho de que la mayoría en el Congreso de Estados Unidos sea demócrata, el mismo partido que el de Obama, podría jugar a favor de la aprobación de una reforma migratoria.

"Es la mayoría del presidente y puede que sea mucho más favorable para que se logre", afirmó la experta.

A este fenómeno, se suman las remesas.

"México expulsa millones de trabajadores. Es regular el flujo hacia la economía de Estados Unidos, la clase obrera mexicana está en Estados Unidos", explicó Santana.

Los analistas reconocen que la visita en marzo de la secretaria de estado, Hillary Clinton, y Janet Napolitano, secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, sirvió para allanarle el camino a Obama.

Su presencia, –dijo Santana- fue para suavizar y aterciopelar los temas de la agenda a la llegada del mandatario estadounidense, como la seguridad y el narcotráfico.

Otro de los temas fundamentales a tratar es la violencia y el combate al narcotráfico.

Si bien los capos de la droga son mexicanos y se encargan de traficar hacia Estados Unidos, uno de los mayores consumidores del mundo, existe coincidencia en que el problema es compartido.

"Es algo que le ha impactado a la administración norteamericana, principalmente la seguridad vinculada con el narcotráfico. Estaba muy focalizada en México. Del lado de la frontera ya hay indicios claros de que estos grupos están operando en ambos lados. Ahora han llegado noticias de cómo estos grupos de criminales están operando en Arizona, en El Paso", opinó Armando Azua, especialista de estudios internacionales de la Universidad Iberoamericana.

publicidad

La propia Hillary Clinton lo reconoció durante su reciente visita a tierras mexicanas.

"Es un reclamo de la sociedad mexicana, que por qué nos critican si EU está permitiendo que los criminales mexicanos se armen allá. Es un tema bastante complejo", dijo Azua.

Venta de armas

De hecho, una de las declaraciones más aplaudidas de Clinton fue que eran de su país la mayoría de las armas que usaban los capos en su lucha territorial.

"Parece que Estados Unidos ha entendido bastante el problema que existe en la venta de armas allí. Entonces habrá mayores controles en dirección de Estados Unidos a México. Me parece que sí debe haber una cooperación, compartir datos, crear bases de datos para ver quiénes están comprando las armas en Estados Unidos y qué destino tienen en México", aseguró el experto en temas internacionales.

Durante el 2008, México registró más de 5 mil asesinatos relacionados al narcotráfico.

"Hay conciencia del gobierno de Washington porque saben que México está llevando una lucha muy desigual. La responsabilidad compartida no es la primera vez que se dice. Se dijo con Bill Clinton en mayo de 1997, pero quedó en el olvido. Ahí está la Iniciativa Mérida", dijo Del Alizal.

Azua explicó que el punto negativo aquí apuntaría a las declaraciones de funcionarios estadounidenses, quienes trataron a México como un 'estado fallido': 'Creo que hay mucho ruido que han metido los medios de comunicación y ha herido mucho la susceptibilidad de los mexicanos al tratarnos como un estado fallido'.

publicidad

El factor dependencia

Otro de los puntos a destacar es la situación económica."El comercio está en una fuerte crisis y a los países latinos les afecta mucho. Para América Latina es muy importante la economía de EU.

México depende un 80% de su comercio con EU", aseguró Azua.Pero no todo es un lecho de rosas.

En días recientes ha habido fuertes disputas en torno al comercio entre ambos países."Como la prohibición para que entren los autotransportes mexicanos al territorio norteamericano. Esto va en contra del TLC, y México ha contestado también de manera fuerte con la implementación de aranceles compensatorios a varios productos de EU", recordó Santana.

Sin embargo, algunas columnas en los principales diarios de México cuestionaron que se generen tantas expectativas sobre esta visita y resaltaron que siempre se llega a acuerdos que nunca se concluyen o llevan a cabo.

"Decir que no pasa nada es falso. Decimos que no hay cambios dramáticos y nadie puede esperarlos pero lo que sí es cierto es que está la posibilidad de que se lleguen a acuerdos de otro nivel. Lo importante es que hayan trascendido y que estén trabajando", aseguró por su parte Del Alizal.La experta consideró que era una exageración decir que no han existido cambios.

"Con la administración de Bush hubo diálogo y colaboración.  Ha habido acontecimientos que han cambiado las prioridades, como el del 11 de septiembre. Y se han tenido que cambiar radicalmente las cosas por causas ajenas a la relación bilateral", argumentó la politóloga.Incluso hay quienes piensan que más que llegar a acuerdos, Obama llegará a leerle la cartilla al presidente mexicano.

publicidad

"Indudablemente vendrá a clarificar a los mexicanos cuáles son las líneas oficiales, las líneas centrales que sigue esta administración norteamericana", finalizó Armando Azua, especialista de estudios internacionales de la Universidad Iberoamericana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad