publicidad

Nuevos disturbios en penal de Apodaca tras un operativo para reubicar a reos

Nuevos disturbios en penal de Apodaca tras un operativo para reubicar a reos

Internos de la prisión de Apodaca, Nuevo León, provocaron un incendio tras un operativo para reubicar a reos a otras prisiones.

Familiares de los internos protestan afuera de la prisión

MÉXICO- Una gran movilización se registró en el penal de Apodaca, Nuevo León, debido a la presencia de fuerzas militares y estatales.

Según información manejada por el portal electrónico de Milenio Diario, los elementos policiacos podrían  llevar a cabo el traslado de algunos reos a otros centros penitenciarios del estado y de otros penales de la República.

Esta información fue confirmada por el vocero de seguridad en el estado, Jorge Domené, quien aseguró que  el movimiento al interior de la prisión se debe a un ordenamiento por parte de la Federación, para reubicar a algunos de los internos a otras cárceles fuera del estado de Nuevo León.

De esta forma, el funcionario estatal descartó una segunda versión sobre un posible motín, agregando que el incendio se debió a que los reos comenzaron a quemar los colchones en protesta por la medida antes mencionada.

Por su parte, El Universal en su página electrónica informó que al lugar arribaron elementos federales luego de que se reportaran detonaciones de arma de fuego. Asimismo, reveló que un capo de " Los Zetas" y dos de sus cómplices estuvieron detrás de la quema de colchones, que causaron momentos de incertidumbre en las inmediaciones del penal.   

Trasladan a reos al penal de Puente Grande

publicidad

Jorge Domené confirmó el traslado de Marcos "N", conocido como "El Comandante Chabelo", así como dos de sus cómplices al penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco. Antes de ser capturado por el ejército mexicano, el delincuente operaba en los municipios de Valecillos, Agualeguas, y Sabinas Hidalgo, según publica el portal electrónico de El Universal.

Manifestantes exigen información

En tanto, los familiares de los presos se manifestaron afuera de la prisión y exigían con pancartas la presencia del gobernador Rodrigo Medina.

Los manifestantes comenzaron a lanzar piedras contra las instalaciones y contra la autoridad además de prender fuego a escombros afuera del centro penitenciario, por lo que se requirió la presencia de fuerzas  antimotines.

Estas agresiones se debieron a que ninguna autoridad informaba a los presentes sobre la situación al interior de la prisión.

Aunque los familiares acusan que hay heridos, incluso muertos, en el centro penitenciario, las autoridades del penal han comunicado que todo se encuentra ya bajo control y que no hay heridos.

Descartan nueva riña entre reos

Tras las declaraciones del vocero estatal, Jorge Domené, se descarta una trifulca entre los internos como la de hace unos días.

Cabe recordar que el pasado domingo se registró una riña en esa misma prisión que dejó un saldo de 44 muertos, además de la fuga de 30 reos.

publicidad

Al respecto, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, precisó que el evento fue premeditado por el grupo delictivo de “Los Zetas”, toda vez que las víctimas corresponden al cártel del Golfo.

Además, aseguró que la fuga se dio "con complicidad de algunas autoridades" y dijo que por el caso fueron cesados el director del penal, el subdirector, el jefe de seguridad y 18 custodios que se encontraban en el lugar.

Esta versión concuerda con las declaraciones de los custodios retenidos, quienes confesaron haber recibido  dinero por parte de Los Zetas a cambio de permitir la fuga y posterior trifulca dentro del penal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad