publicidad

Nuevas líneas de investigación en crimen de dos periodistas

Nuevas líneas de investigación en crimen de dos periodistas

Crimen pasional o resultado de un trabajo pudieron haber sido los móviles del asesinato de dos periodistas.

Edición de revista o crimen pasional

MÉXICO - La fiscalía de la capital mexicana reveló dos nuevas líneas de investigación sobre el asesinato de las dos periodistas, halladas muertas el jueves, que tienen relación con la edición de una revista o con un móvil pasional, informó Miguel Angel Mancera, fiscal del Distrito Federal.

Los cuerpos de Ana María Marcela Yarce y Rocío González, ambas de 48 años, fueron hallados el jueves en un parque del este de la Ciudad de México, después de haber sido vistas vivas por última vez el miércoles en la noche, cuando se encontraron en la sede de la revista Contralínea, donde trabajaba la primera.

El viernes Mancera había informado que se investiga la hipótesis de que el doble homicidio pudo obedecer al robo de una fuerte cantidad de dinero que una de las periodistas había retirado.

El fiscal capitalino informó el sábado a la prensa local que se han venido revelando otros datos importantes que apuntan a un "proyecto de una revista que estaban desarrollando" las dos periodistas y a otro móvil, que sería por "motivos pasionales", con lo que suman tres líneas de investigación.

Diversas condenas al crimen

El procurador explicó que las periodistas tenían un proyecto de una revista de bienes raíces.

Por otro lado, una casa de cambio, presuntamente propiedad de González, en el aeropuerto internacional de la ciudad de México, fue intervenida el viernes en la noche para investigar el posible retiro el miércoles de un millón de pesos ($80 mil) por parte de la víctima.

publicidad

Diversas organizaciones de protección a los periodistas y a los derechos humanos condenaron el asesinato, pidieron a las autoridades esclarecer el crimen y dar con los culpables.

Sus cuerpos fueron hallados desnudos, atados de pies y manos, con una cuerda en el cuello y un impacto de bala cada uno.

En lo que va del año, ocho comunicadores han sido asesinados en el país y cinco se encuentran desaparecidos tras ser secuestrados.

Un informe de un relator de la ONU para la libertad de opinión y expresión difundido en junio en Ginebra catalogó a México como el país de América más peligroso para la prensa, con 66 periodistas asesinados entre 2000 y 2010.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad