publicidad

Nueva gresca Calderón y Ebrard

Nueva gresca Calderón y Ebrard

El presidente de México y el alcalde de la capital superaron conflicto por la refinanciación de la deuda capitalina.

Un nuevo episodio

CIUDAD DE MÉXICO - Los gobiernos federal de México y capitalino superaron hoy el conflicto sobre el tema de la reestructuración deuda pública de Ciudad de México, que asciende a unos $3,660 millones, y había tensado la relación.

El ministerio de Hacienda federal indicó en un comunicado que entregó a la Secretaría de Finanzas capitalina la "autorización de la operación de refinanciamiento de la deuda del Distrito Federal".

Ambas dependencias firmaron un documento sobre el mecanismos para refinanciar la deuda y garantizar la transparencia en la aplicación del gasto.

El conflicto entre ambos gobiernos había representado un nuevo episodio de las desavenencias entre la administración del presidente, Felipe Calderón, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), y el titular de la alcaldía de la metrópoli, Marcelo Ebrard, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Las autoridades capitalinas habían exigido el aval del gobierno federal para avanzar en el plan de reestructuración de la deuda a pocas horas del vencimiento del plazo concedido por las instituciones bancarias.

El plan busca aprovechar las condiciones del mercado financiero y las tasas de interés "históricamente bajas", para lograr ahorros hasta por $137 millones.

Las autoridades financieras federales habían expresado su desconfianza en que una extensión del plazo de la deuda podría generar presiones futuras sobre las finanzas públicas.

publicidad

Hacienda había advertido que el enorme endeudamiento del gobierno capitalino le obliga a pagar unos 20 mil millones de pesos ($1,829 millones) en los próximos cinco años", lo que compromete sus cuentas.

La polémica, según observadores políticos, tiene como trasfondo la pugna política entre Calderón y Ebrard, quien se niega a reconocer al presidente en apoyo al candidato de su partido a las elecciones presidenciales de 2006, Andrés Manuel López Obrador.

Felipe Calderón ganó por un estrecho margen a López Obrador, que denunció un fraude y encabezó durante varios meses una ola de protestas en las calles de la capital.

El conflicto se ha manifestado también en diversos temas como el del drenaje y la reciente despenalización del aborto en el Congreso local.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad