publicidad

"No tengo miedo", dice el padre de Ayotzinapa que enfrentó a Peña Nieto

"No tengo miedo", dice el padre de Ayotzinapa que enfrentó a Peña Nieto

Felipe de la Cruz Sandoval, padre de un estudiante de Ayotzi, dijo que no tiene miedo. El saber que los estudiantes pueden regresar lo mantiene firme.

Felipe De la Cruz: mi hijo dice estar muerto desde la desaparición de sus compañeros /Univision

Por Paola Ortiz desde Ciudad de México

Muerto en vida es como Felipe de la Cruz Sandoval‎ describe, con desesperación, el estado de su hijo, quien tras sobrevivir a la masacre de Iguala el 26 de septiembre, ha perdido las ilusiones de seguir adelante.

"Me duele en el alma, en el corazón, saber que está afectado psicológicamente. ‎Espiritualmente se siente muerto", lamenta de la Cruz, con el rostro desencajado, en una entrevista con UnivisionNoticias.com.

Felipe de la Cruz es el hombre que se ha atrevido a encarar al presidente Enrique Peña Nieto. Y hasta le pidió su renuncia. Es ‎padre de Ángel, uno de los sobreviviente de Ayotzinapa, de donde también egresó él mismo hace décadas.

Y por eso no le tembló la voz para decirle al Presidente de México que no creía en él durante la reunión que  sostuvieron el pasado 29 de octubre en la residencia presidencial de Los Pinos.

Su valentía se difundió en medios de comunicación y redes sociales. Hoy cuenta a UnivisionNoticias.com que  desde aquella plática c‎on el mandatario no ha recibido intimidaciones, pero tampoco lo han llamado ni dado respuesta a sus reclamos.

"No tengo miedo. Sé que hay algo que me sostiene firme. El saber que hay posibilidad de que los muchachos desaparecidos puedan regresar a sus hogares", asegura.

"Tras la desaparición de los normalistas, 43 comunidades se han quedado sin maestros", subraya de la Cruz, quien vive de dar clases en Acapulco, Guerrero. Se refiere a las 43 comunidades a las que los 43 alumnos tendrían que ser enviados después de egresar como maestros a dar clases.

publicidad

De sus cuatro hijos, tres hombres y una mujer, su hijo Ángel, de 19 años, es quien cursa el segundo año de la Normal de Ayotzinapa. El día del ataque de los policías municipales de Iguala, logró salir con vida.‎

Padres de estudiantes enfrentan al presidente /Univision

Esa noche Ángel, al escuchar cómo los policías accionaban sus armas contra sus compañeros, corrió detrás de uno de los camiones para llamar a su papá y advertirle lo que estaba pasando.

En ese momento, Felipe no se imaginó lo que harían los policías. Incluso, le dijo a su hijo que se dejará detener y que al día siguiente lo sacarían porque no estaban haciendo nada malo.

Ángel, mientras tanto, miraba cómo su amigo Aldo Gutiérrez caía al piso por un balazo en la cabeza.

"Eran jóvenes, estudiantes, sin armas, solo su voz gritando: Somos estudiantes, no estamos armados", reclama De la Cruz.

Su hijo logró refugiarse en una clínica cercana, cuando llevó a otro compañero herido en la boca. No los atendieron. Unos militares, en cambio, les restregaron que "si eran muy hombrecitos enfrentaran la situación".

publicidad

Al día siguiente Felipe y Ángel se reencontraron.

 "Fueron momentos de convulsión emocional. Venía cabizbajo, triste, sintiendo impotencia porque no pudieron hacer nada por sus compañeros", relata De la Cruz.

 Según Felipe, desde ese día sintió el dolor de los demás padres de familia que, hasta la fecha, no saben que ha pasado con sus hijos. Pero se siente agradecido con Dios porque su hijo está vivo.

“Ese sentimiento me obliga a estar acompañando al resto de los padres porque mi hijo pudo ser uno de los muertos, heridos o desaparecidos", explica.

Tras el anuncio oficial de que tres integrantes de Guerreros Unidos aseguraron haber recibido y ejecutado a los 43 estudiantes, Felipe y el resto de los familiares mantienen su postura: para ellos, los jóvenes estarán vivos hasta que les demuestren lo contrario con pruebas, no con palabras.

"Para nosotros sigue el tormento psicológico por parte de las autoridades. En las primeras detenciones los delincuentes habían dicho lo mismo, y los cuerpos resultaron no ser los de nuestros estudiantes", recuerda.

La lucha de Felipe no termina aquí: quiere que su hijo vuelva a vivir como un joven normal, que recupere las ilusiones, aunque eso signifique que tenga que enfrentar más batallas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
publicidad