publicidad

Nexos entre estudiantes y FARC

Nexos entre estudiantes y FARC

ONGs denuncian que "se han incrementado" acciones de las autoridades mexicanas en el campus de la UNAM.

Redes con la guerrilla

MEXICO - El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, sostuvo que la presencia comprobada de mexicanos en un campamento de las FARC en Ecuador bombardeado por tropas colombianas tiene que permitirle al Gobierno de México "abrir los ojos frente a lo que está pasando" e investigar la situación."Yo creo que eso es una tarea del Gobierno mexicano, averiguar qué estaban haciendo, qué entrenamiento recibieron y empezar a mirar qué otras redes existen partiendo de estas personas y qué es lo que están haciendo", aseguró el funcionario colombiano en una entrevista que publica hoy el diario El Universal.

publicidad

El Gobierno ecuatoriano presume que cuatro mexicanos murieron el pasado 1 de marzo en el ataque de militares colombianos contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador, hechos en los que murieron 25 personas, entre ellas Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", el segundo al mando de esa guerrilla.

Hasta el momento se ha confirmado solamente la muerte de Juan González del Castillo, un estudiante de la Universidad Autónoma de México (UNAM), cuyos familiares reconocieron su cuerpo en Quito (Ecuador), adonde fueron trasladados 23 de los cadáveres.

La UNAM reconoció que tres de las cuatro presuntas víctimas son estudiantes de esa universidad, pero rechazó que en sus instalaciones operen células u oficinas de grupos subversivos.

Además, en el ataque al campamento resultó herida la mexicana Lucía Andrea Morett Álvarez, estudiante de Filosofía y Letras de la UNAM, a quien la prensa local señala como posible integrante de las FARC.

Polémica en México

Estas revelaciones han generado una intensa polémica en México, donde los medios locales aseguran que las FARC tienen influencia en algunos centros académicos del país, especialmente en la UNAM, la mayor universidad de América Latina.

Según el vicepresidente colombiano, estos hechos tienen que "preocupar" a los Gobiernos de México y Colombia, y "alertar a los aparatos de seguridad, de investigación y de inteligencia de ambos países".

publicidad

En opinión de Santos, está "demostrado" que "las FARC y su trabajo en otros países la convierten en una amenaza continental, una amenaza que ya trasciende las fronteras colombianas".

El funcionario colombiano sostuvo además que su Gobierno quiere "trabajar de la mano con las autoridades mexicanas" y recordó que las autoridades de su país encontraron "fotografías de Raúl Reyes con muchachos chilenos y mexicanos que estaban siendo entrenados para que volvieses a los países no sabemos con qué propósito".

En este sentido, Santos conminó a los países de la región a poner atención en "focos rojos" como son "todos esos círculos de estudio bolivarianos y comités de solidaridad con el pueblo colombiano".

ONG denuncian persecusión estudiantil

Organismos civiles denunciaron que las autoridades de México realizan una campaña de hostigamiento y persecución de universitarios, después de que se comprobó que algunos estudiantes mexicanos se encontraban en un campamento de las FARC en Ecuador atacado por el Ejército colombiano.

Dirigentes de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh) y de los Colectivos Estudiantiles Universitarios (CEU) indicaron en rueda de prensa que, después de que una alumna de la Universidad Autónoma de México (UNAM) resultó herida en un campamento de las FARC, "se han incrementado" las acciones de las autoridades en el campus.

publicidad

Adrián Ramírez, presidente de la Limeddh, aseguró que se "debe garantizar el respeto y la tranquilidad" en la UNAM, y se mostró preocupado por "los planes de acción especial que se han implementado para perseguir y hostigar a los alumnos".

Por esta razón, el activista pidió "que no entren órganos de inteligencia al espacio universitario".

El Gobierno de Ecuador presume que cuatro mexicanos pudieron haber muerto durante el ataque que realizó el Ejército colombiano la semana pasada contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), donde murieron 25 personas, entre ellas Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", el segundo al mando y portavoz internacional de esa guerrilla.

Alumnos de la UNAM

En esos hechos, que desencadenaron una crisis diplomática sin precedentes entre Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Colombia, resultaron heridas tres mujeres, una de ellas la mexicana Lucía Andrea Morett Álvarez, estudiante de Filosofía y Letras de la UNAM, a quien la prensa local señala como posible integrante de las FARC.

La UNAM, la mayor universidad de Latinoamérica, rechazó en los últimos días que en sus instalaciones operen oficinas de grupos subversivos, y señaló que una acusación en ese sentido es "temeraria e irresponsable".

Según el presidente del Limeddh los estudiantes mexicanos involucrados en estos hechos "contaban con pasaportes y visas legales" durante su estadía en Ecuador.

publicidad

Además, consideró que "es ilógico que se les pueda relacionar con las FARC solamente por haber permanecido escasos dos meses en aquel país", o que se les acuse de convertirse "de la noche a la mañana" en guerrilleros.

Finalmente, Ramírez exigió al gobierno de México seguridad y protección "cautelar" para las familias de los estudiantes mexicanos heridos y muertos durante esos hechos, porque a su juicio podrían ser objeto del acoso de las autoridades.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad