publicidad

Negocio de vivos con muertos

Negocio de vivos con muertos

Mientras unos sufren por la muerte de un familiar, otras personas hacen negocio con los servicios funerarios.

De todos los precios

CIUDAD DE MÉXICO – Aunque los mexicanos se caracterizan por reírse de la muerte, a la hora de perder un ser querido son inevitables el dolor y los trámites funerarios, que en ocasiones se vuelven un calvario para los deudos, principalmente por los altos costos.

Todo depende de la solvencia económica que tengan los parientes, y aunque hay de todo para todos, hay algunos a los que les resulta casi inalcanzable pagar el funeral por lo que se ven en la necesidad de pedir préstamos para enterrar a su familiar.

Las funerarias ofrecen tarifas que van desde $452 hasta casi $30 mil, según el material de los féretros y demás accesorios y servicios que hacen parte del sepelio.

Otros, con antelación, tienen contratados los servicios de alguna funeraria, pero aún así, hay una variedad de opciones a elegir y llevar a su última morada al ser amado.

Un calvario para deudos

Sin embargo hay casos como el de la familia de Aarón Sánchez, quien vive en un predio irregular y donde solamente su tía tiene un trabajo estable en el que gana aproximadamente 5 dólares al día. Él y su abuelita venden elotes en una iglesia cercana a su hogar.

“Mi abuelo Pedro murió y nosotros no teníamos dinero para enterrarlo, mejor dicho vivimos al día; para mi abuelita fue muy duro pasar por esos momentos”, expresó.

Mendigos de la muerte

Sus vecinos le brindaron apoyo a la familia de Aarón para velar a su abuelo, además su tía pidió un préstamo para poder pagar los gastos del entierro.

publicidad

El  costo del servicio funerario fue de alrededor de $632, sin embargo a dos meses del fallecimiento de su abuelo, la deuda sigue y los intereses crecen.

“Hasta para morirte te sale caro y eso que nosotros compramos la caja (ataúd) más barata, aunque era de madera muy sencilla, pero por lo menos pudimos darle cristina sepultura a mi abuelito”, expresó.

Para María del Carmen Peralta, empleada del Grupo Gayosso, uno de los más antiguos y prestigiosos en el servicio funerario de México, la cultura de la prevención es importante, pero aún falta mucho para que los mexicanos acepten que ese momento final tiene que llegar.

Miedo a la muerte

“Hay personas a las que les da miedo hablar de la muerte porque piensan que ese momento está lejos, pero uno nunca sabe hasta cuánto va a vivir. Además es un gasto que tiene que hacerse y es mejor tener contratado los servicios con anterioridad, ya que se pueden ir pagando poco a poco y no de una sola exhibición cuando la muerte los sorprende”, afirmó.

El Grupo Gayosso ofrece servicios desde los $ 2,823 hasta los $28, 964, todo depende del material del ataúd que se elija, que va desde la caoba sólida, pino y otras maderas finas  hasta un ataúd metálico.

Aunque para muchos es difícil elegir el paquete funerario por el dolor y la tristeza que los embarga en el momento, ya que quieren lo mejor para la persona que murió, pero todo depende de la situación económica.

publicidad

Un servicio medio oscila entre los  $15,730, donde el ataúd puede ser de madera o de metal, pero depende en los terminados.

“Cualquiera de los paquetes incluye el servicio de cafetería, sala de velación y transportación”, comentó Peralta.

Pero aunque la Gayosso es una de las funerarias más prestigiadas del país, sus precios son inaccesibles para la población de nivel socioeconómico bajo.

Por eso hay para todos los niveles económicos. Por ejemplo Funerales Padilla tiene precios desde los $452 hasta $3,164, y como en todos los casos el costo depende del tipo de ataúd que se elija, que va desde el más sencillo hasta de maderas preciosas.

“Las cajas son nuevas, no son reconstruidas, nosotros nos encargamos de todos los trámites para llevarlos al panteón y además brindamos el servicio de un bus para transportar  a los familiares y amigos hasta el cementerio”, precisó el encargado que prefirió el anonimato.

En el momento de la muerte pobres y ricos pasan por el mismo dolor, pero su situación económica marca el tipo de funeral que le pueden brindar a su ser querido.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad