publicidad

México protestó por invasión d

México protestó por invasión d

Según la cancillería, el muro que construye en la frontera entre ambos países se elevó en territorio mexicano.

Tres millas de irrupción

CIUDAD DE MÉXICO - El gobierno de México protestó ante las autoridades estadounidenses tras verificar que un tramo del muro que Estados Unidos construye en la frontera entre ambos países se elevó en territorio mexicano, informó la cancillería.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) precisó en un comunicado que en el marco de las inspecciones periódicas de la frontera que realiza detectó que el gobierno de Estados Unidos construyó un tramo de muro metálico dentro de territorio mexicano, de aproximadamente tres millas.

"En algunos puntos este cerco se introduce seis pies al sur de la línea fronteriza (...) al oeste del monumento internacional número 29 en la zona de Palomas, (en el estado de) Chihuahua ", destacó la SRE.

La cancillería protestó a través de una nota diplomática enviada a la embajada estadounidense, en la que expresa "su total desacuerdo" por la construcción y exige la "inmediata remoción" de esa sección del muro.

Por su parte, el gobierno estadounidense confirmó a México "su plena voluntad de retirar a la brevedad posible esa sección del muro y evitar, en lo sucesivo, cualquier acción que pueda violentar territorio nacional", indica la nota.

Un equipo de trabajo estadounidense "iniciará en breve" la remoción del tramo del muro bajo la supervisión de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), integrada por funcionarios de México y Estados Unidos.

publicidad

La cancillería insistió en que el retiro del muro se haga "de la manera más ágil y rápida posible" y reiteró "su rechazo" a esta construcción programada en partes de las dos mil millas de frontera común, aprobada el año pasado por el Congreso estadounidense a fin de frenar el paso de los indocumentados y mejorar la seguridad en la zona.

El muro "no corresponde al clima de cooperación y corresponsabilidad que debe existir entre nuestros países, ni ofrece una solución para atender efectivamente los problemas que comparten en la zona fronteriza", subrayó el gobierno mexicano.

Asimismo, recordó que esta obra tendrá un impacto negativo en los ecosistemas de la frontera, particularmente en las especies migratorias.

El Congreso estadounidense autorizó al Departamento de Seguridad Nacional de EU para que construya un muro de 360 millas en la frontera antes de diciembre de 2008, aunque la intención estadounidense es erigir un muro más largo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad