publicidad

México no actuaría de forma un

México no actuaría de forma un

El Gobierno de México no tiene interés en hacer un reclamo "unilateral" a EU por la construcción de un muro en la frontera.

Faltan impactos

WASHINGTON - El Gobierno de México no tiene interés en hacer un reclamo "unilateral" a EU por la construcción de un muro en la frontera común sino fomentar el trabajo conjunto para buscar alternativas que no dañen el medio ambiente.Así lo afirmó el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, Juan Elvira, tras reunirse con el titular del Departamento del Interior de EU, Dick Kempthorne.

El Gobierno de México aun no cuenta con un estudio científico sobre el impacto ecológico del muro del lado mexicano, según indicó el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de México.

"No hemos entrado, el Gobierno mexicano, para cada uno de los tramos porque cada tramo (del muro) tiene tipos de construcción, materiales, distintos. No tenemos el interés de hacerlo unilateralmente; queremos hacerlo de manera bilateral partiendo del hecho, primero, de los impactos en ecosistemas y poblaciones silvestres y a partir de ahí continuar con una marcha específica", subrayó el funcionario.

"Para este caso, no tenemos todavía claros, porque necesitaríamos ubicar los lugares, los puntos y ver los tipos de impactos", continuó Elvira, quien, ante un tema tan controvertido en la agenda bilateral, asumió una postura de cautela durante la rueda de prensa.

publicidad

Por otra parte, dijo que lo que México busca es la cooperación conjunta con EU en materia de protección ambiental.

"Nos preocupa que exista un muro pero nos preocupa qué tipo de muro...lo que estamos buscando son formas de innovación, formas distintas a lo que se ha venido haciendo en la actualidad" sin poner en riesgo la seguridad fronteriza o la protección de las especies, dijo Elvira en un encuentro con periodistas.

Preguntado sobre esas "innovaciones", Elvira precisó que no le corresponde a su secretaría emitir una postura oficial sobre el muro, y que eso lo hará "en su momento" la cancillería mexicana.

Sin embargo, agregó, se discute con EU alternativas como un "muro virtual", con equipos de vigilancia de alta tecnología, o incluso un "muro verde".

"El muro verde"

En el caso del "muro verde" no se descartarían barreras naturales como "bosques con enredaderas, algún río, o cuerpo de agua...algo que no sea construcción con ladrillos o una estructura metálica", dijo Elvira a manera de ejemplo.

La construcción del muro en varios tramos de la zona fronteriza - para la cual el Departamento de Seguridad Nacional ha emitido exenciones ecológicas- ha causado malestar no sólo entre los habitantes de la región sino también de influyentes grupos ecológicos en EU.

publicidad

El pasado 23 de junio, el Tribunal Supremo de EU negó una petición de grupos ambientalistas para que el Gobierno no siga adelante con la construcción de la valla fronteriza sin respetar las leyes y regulaciones que protegen al medio ambiente.

De esa forma, el Gobierno de Washington recurrió a su autoridad para hacer caso omiso a más de 30 leyes y normativas, con el fin de agilizar la construcción de cerca de 683 millas de estructuras divisorias en la frontera con México para finales de este año.

Los riesgos del muro

En 2005, El Congreso confirió al titular del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Michael Chertoff, la autoridad para obviar leyes y regulaciones medioambientales que, para efectos prácticos, eliminan las trabas burocráticas y agilizan la construcción de miles de kilómetros de muro en la frontera común.

El caso llevado al máximo tribunal implica la construcción de tres kilómetros de muro a través de la reserva nacional San Pedro Riparaian, cerca de Naco, Arizona.

Elvira insistió en que la SEMARNAT no se pronuncia sobre aspectos legales ni migratorios ni de seguridad, sino que "nuestra preocupación es la conservación de las especies y la conservación de los ecosistemas".

El funcionario recordó que ambos países trabajan de forma conjunta desde el año pasado.

En mayo de 2007, se reunieron 50 expertos, 25 de cada país, para analizar los riesgos y la viabilidad del muro.

publicidad

En noviembre de ese año, hubo otra reunión para analizar los costos económicos del impacto ecológico, pero las conclusiones y recomendaciones de esa reunión no se han revelado.

Preguntado sobre la eventual divulgación de ese segundo informe, Elvira contestó: "no quisiera adelantar fechas ni dar cifras alegres".

Para el Gobierno mexicano, la construcción del muro no supone un peligro en el corto plazo para el ecosistema en la región, pero sí eventualmente a largo plazo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad