publicidad

México llora desconsolado en los funerales de niños muertos en una guardería

México llora desconsolado en los funerales de niños muertos en una guardería

La cifra de muertos por el incendio ocurrido el viernes en una guardería infantil en Hermosillo, Sonora, se elevó a 41.

Rezos del Papa

HERMOSILLO, Sonora - La cifra de muertos por el incendio en una guardería infantil ocurrido el viernes en Hermosillo, Sonora, se elevó a 41, reportaron el domingo agencias de prensa internacional y medios locales.

Simultáneamente, los desconsolados padres de los pequeños fallecidos comenzaron a enterrar a sus hijos,  el fin de semana, en una tragedia que tiene a México de luto y desolado, y que este domingo arrancó una plegaria del Papa Benedicto XVI.

Poco antes de abandonar loa ciudad de Hermosillo, el presidente Felipe Calderón prometió una investigación a fondo de la tragedia y pidió castigar a quienes resulten responsables tras los peritajes de los especialistas.

El Secretario de Salud de Sonora, Raymundo López Vucocich, dijo además que las autoridades tienen a 23 pequeños hospitalizados con lesiones de diversa consideración, de los cuales 12 están en peligro de muerte, señaló El Imparcial.

Misa abierta

El diario agregó que otros 10 menores fueron trasladados fuera del estado de Sonora para recibir atención especial por las quemaduras que sufrieron durante el pavoroso incendio.

Los pequeños que fallecieron en el incendio del viernes en la guardería ABC "fueron llamados por Dios, pues ya se habían ganado el Cielo", comentó el arzobispo de Hermosillo, José Ulises Macías Salcedo. El religioso envió un mensaje de paz y solidaridad a las familias dolientes de los infantes que perdieron la vida, así como de los que permanecen hospitalizados.

publicidad

La iglesia católica dijo que este domingo a las 3:00 p.m. se oficiará una misa para todas las familias afectadas y simpatizantes en el Centro de Usos Múltiples (CUM) de Hermosillo.

Rosas blancas

La familia de María Magdalena Millán, de dos años, depositó rosas blancas sobre su ataúd y ató un globo con la imagen del personaje Dora la Exploradora a la cruz sobre su tumba durante uno de los primeros entierros el sábado, reportó The Associated Press.

"¡Te amo y no te quiero dejar aquí!", gritó su madre durante el funeral.

El presidente Felipe Calderón llegó la noche del sábado a la ciudad de Hermosillo, en el noroeste de México, para consolar a las familias.

"Terrible pérdida"

Les deseó a los heridos una recuperación rápida y prometió a las familias de los niños todo el apoyo de parte de la Secretaría de Salud y una investigación completa sobre la causa de una tragedia que dijo golpeó a todos los mexicanos.

"Yo quiero decirles a las mamás y a los papás de los pequeños que han fallecido que los acompañamos en el profundo dolor por el cual están atravesando por esta terrible pérdida", dijo el presidente horas antes el sábado en un poblado en la península de Yucatán.

La cifra de muertos aumentó a 38 después que otros tres niños murieron el sábado. López Vucovich no dijo cómo murieron los pequeños, pero sí indicó que, en general, la mayoría de las víctimas perdieron la vida por falla de órganos provocada por inhalación de humo.

publicidad

Como un infierno

Delfina Ruelas, de 60 años, dijo que su nieto Germán León murió el sábado por la mañana a consecuencia de las quemaduras que sufrió, tres días después de su cuarto cumpleaños.

"Yo pensé que él no estaba tan quemado y que lo íbamos a encontrar bien, pero estaba muy quemado. Lo operaron ayer y aguantó la operación pero ya hoy no aguantó", dijo entre lágrimas frente a la morgue, acompañada por otros 30 parientes.

Treinta y tres niños permanecen hospitalizados, 23 de ellos en Hermosillo, incluyendo a 15 que están en condición crítica, dijo López. Agregó que uno de ellos presenta muerte cerebral.

Una sola puerta

Autoridades gubernamentales dijeron que el edificio había pasado una inspección de seguridad, aunque se trataba de una bodega convertida en guardería que sólo tenía una puerta de salida que realmente podía abrirse y unas cuantas ventanas en una zona muy alta.

"El lugar está en malas condiciones. Es una bodega, no hay ventanas en los salones", indicó Guadalupe Arvizu, quien visitaba en el hospital a su nieto de dos años que resultó lesionado. La madre del pequeño trabajaba en la guardería pero resultó ilesa en el incendio.

Arvizu indicó que el edificio sí tiene una salida de emergencia, pero no pudo ser abierta el día del incendio y ella no sabe la razón.

publicidad

El fuego parece haber empezado en un almacén vecino de neumáticos y automóviles, dijeron las autoridades estatales. El incendio se extendió desde el techo de la guardería, dijo una autoridad del departamento de bomberos.

Castigo a culpables

El presidente de México, Felipe Calderón, ordenó el sábado la apertura de una investigación para castigar a los culpables del incendio ocurrido en una guardería de la ciudad de Hermosillo, que hasta el momento se ha cobrado la vida de 38 niños, según el último balance oficial.

"México está hoy de luto", dijo el mandatario poco antes de viajar a la capital del estado de Sonora acompañado de varios ministros para expresar personalmente su solidaridad y apoyo a las víctimas de esta tragedia.

Tras reunirse con el gobernador de Sonora, Eduardo Bours, para coordinar el plan de ayuda a los familiares, Calderón visitó varios hospitales y habló con algunos de los pequeños que se recuperan de las quemaduras.

El presidente "expresó a los familiares su solidaridad y pesar por lo ocurrido y les reiteró que verificará cómo ocurrieron los hechos para deslindar las responsabilidades correspondientes", informó la Presidencia de la República en un comunicado.

Rezos del Papa

En la Ciudad del Vaticano, el papa Benedicto XVI expresó el domingo su "profunda pena" por la muerte de 38 niños en una guardería de la ciudad mexicana de Hermosillo y envió su pésame a las familias y el deseo de una rápida recuperación de los heridos "en el lamentable percance".

publicidad

El mensaje del Pontífice fue trasladado en un telegrama enviado en su nombre por el secretario de estado vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, al arzobispo de Hermosillo, José Ulises Macías Salcedo.

"Profundamente apenado al conocer la dolorosa noticia del grave incendio ocurrido en una escuela infantil de esa ciudad, que ha ocasionado numerosas víctimas y heridos, el Santo Padre ofrece fervientes sufragios por el eterno descanso de los difuntos", escribió Bertone en nombre del Papa.

El Pontífice envió, "en estos momentos de tristeza", su "más sentido pésame" a los familiares de los fallecidos y su "cercanía espiritual y deseo de un pronto y total restablecimiento de los heridos en el lamentable percance".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad