publicidad

México indaga plan contra func

México indaga plan contra func

En medio de una campaña oficial contra el narco, las autoridades detuvieron a un grupo de sicarios cuando iban por él.

Tras la pista de mafiosos

CIUDAD DE MÉXICO - Un grupo de sicarios capturado en Ciudad de México en posesión de un arsenal de armas intentó asesinar el pasado 22 de diciembre al que fuera responsable de la lucha antidrogas en el Gobierno de Vicente Fox (2000-2006), José Luis Santiago Vasconcelos, reconoció el propio funcionario.El ministro de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, dijo a la prensa que la institución investiga si los tres detenidos la semana pasada en el sur de la Ciudad de México intentaban "amedrentar o atentar contra un funcionario público".

En una entrevista a la emisora Radio Fórmula, Vasconcelos dijo que iba a ser blanco de ese plan criminal el pasado 22 de diciembre en una acción que podría atribuirse al cartel de Sinaloa, que dirige Joaquín "El Chapo" Guzmán, uno de cuyos lugartenientes, Alfredo Beltrán Leyva, fue detenido esta semana.

El ex responsable de la lucha antidrogas, que durante su mandato detuvo a varios capos del "narco", reveló que el grupo de sicarios intentó interceptar el pasado 22 de diciembre a sus escoltas y el automóvil en el que viajaba rumbo a su casa, en el sur de la capital mexicana.

"La delincuencia organizada lo que pretende es intimidarnos a todos como sociedad, no solamente a las autoridades que hemos estado comprometidas en esta lucha, no ahora, sino desde hace muchísimos años", dijo Luis Santiago Vasconcelos, quien ahora es vicefiscal jurídico y de asuntos internacionales.

publicidad

Los presuntos sicarios fueron detenidos la semana pasada cuando viajaban en un automóvil porque a la policía capitalina le pareció sospechosa su actitud y fue cuando se descubrió que poseían un arsenal, según explicó el ex zar antidrogas.

Aseguró que después de recibir esta información fue reforzada su seguridad y la de otros funcionarios.

México vive desde hace tres años una ola de violencia desatada por el crimen organizado y funcionarios de seguridad creen que esta se incrementará en la medida en la que las autoridades presionen con operativos a los narcotraficantes.

El año pasado fueron asesinadas 2,700 personas en hechos vinculados al crimen organizado, decenas de ellas eran autoridades municipales, policías regionales y federales y periodistas.

También el crimen organizado ha atentado contra jueces.

En 2006 sicarios mataron en la ciudad de Toluca al juez federal René Hilario Nieto que trabajaba en casos de prominentes narcotraficantes, y la semana pasada pistoleros asesinaron en la norteña ciudad de Monterrey al juez Ernesto Palacios López, quien llevó un caso sobre integrantes del cartel de Sinaloa.

Este jueves en el sureño estado de Oaxaca fuentes oficiales informaron que hombres armados mataron en su casa al suboficial de la Policía Federal Preventiva Jorge David Jiménez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad