publicidad

México ganará guerra al narco

México ganará guerra al narco

El presidente de México, Felipe Calderón, aseguró que tiene "la estrategia correcta" para hacer frente al crimen organizado.

Una larga batalla

MADRID - El presidente de México, Felipe Calderón, aseguró que México tiene "la estrategia correcta y ganará" la guerra que libran sus fuerzas de seguridad contra los carteles del narcotráfico y el crimen organizado.

En una entrevista que publica hoy el diario madrileño El País, el gobernante mexicano, que visita España desde el pasado día 11, reconoce que al llegar a la Presidencia el problema "era ya insostenible" y que ahora las muertes que ha generado la lucha contra el crimen -entre las fuerzas policiales- son "preocupantes".

Calderón recuerda cómo advirtió al comenzar su Gobierno que sería una "batalla larga" contra un problema "que se fue acumulando, anidando, tolerando, durante años, quizá décadas, y que tendría, por desgracia, el costo de pérdida de vidas humanas".

"Estamos enfrentando el problema; no lo estamos eludiendo, como pudo haber ocurrido en el pasado", dice el presidente al reconocer el hecho de que en los últimos meses hayan perdido la vida unos 450 miembros de las fuerzas de seguridad.

Con respecto a la ayuda de Estados Unidos enmarcada en la 'Iniciativa Mérida', aprobada en Washington el pasado día 10 para afrontar esa "guerra" y que supone el aporte de $1,600 millones, Calderón dice que en los borradores hubo "condiciones o elementos que eran inaceptables", aunque el documento aprobado ahora contiene "términos mucho más aceptables".

publicidad

El presidente considera que el combate del crimen "es un problema común que de hecho tiene su origen en el consumo del mercado más grande de droga, que es el de Estados Unidos, y que, en consecuencia, tiene una responsabilidad compartida y tiene que ser enfrentado de manera conjunta".

El futuro de Pemex

Acerca de la negativa de la justicia del estado de Quintana Roo a dictar órdenes de arresto contra los sospechosos de la detención arbitraria de la periodista Lydia Cacho, en 2005, el presidente dice que su gobierno seguirá "trabajando hasta el límite de los recursos legales del Gobierno federal para exigir justicia".

"La consideración de mi Gobierno y de la Procuraduría General de la República es que hay la presencia constitutiva de delitos, y los estamos persiguiendo", añade Calderón.

Consultado por el futuro de la petrolera Pemex, el gobernante asegura que ha propuesto una serie de reformas al Congreso que pretenden fortalecer la empresa en su "autonomía financiera y de gestión; transparencia, y consejeros independientes".

Felipe Calderón reconoce también que es "absurdo" que el 40 por ciento de la gasolina consumida en su país proceda de España, India o Estados Unidos, pero añade que su propuesta es la posibilidad de contratar la construcción de una refinería que opere para Pemex y que esta le pagara el refino de "el crudo maya".

publicidad

De esa forma, añade el presidente, "garantizaríamos el abasto nacional, produciríamos combustibles más limpios, crearíamos más empleo en México y fortaleceríamos la financiación de Pemex".

El presidente asegura también que le preocupa la "deriva proteccionista" de Estados Unidos porque considera que constituye "una seria amenaza, no sólo para países como México, que una buena actividad de nuestra economía depende del comercio con Estados Unidos, sino que es una seria amenaza para Estados Unidos mismo".

Calderón cree que "el dilema" de América Latina no es entre izquierda o derecha, sino "entre pasado y futuro, entre el pasado en términos económicos, con economías cerradas, centralizadas, o bien con mercado, competencia e inversión".

"El pasado en términos políticos -añade el presidente- son autoritarismos o personalismos, o el futuro, que es democracia y respeto a los derechos humanos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad